Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sus correrías con Don Juan Carlos y su gran gesto con Cela, Joan Miró visto por su nieto

Vanitatis Vanitatis 15/05/2016 Amparo de la Gama
Joan Punyet, nieto de Joan Miró (Vanitatis) © Proporcionado por Vanitatis Joan Punyet, nieto de Joan Miró (Vanitatis)

Es una de las fortunas más importantes de España. Se llama Joan Punyet, nieto de Joan Miró, venerado por todas las generaciones del arte modernista. Ha querido seguir los pasos de su extravagante antepasado, aunque, aburrido del concepto de museo puro y duro, ha creado hace unos meses en Palma de Mallorca el primer hotel museo del mundo. A pesar de ser uno de los hombres más ricos de España, no da tregua al ocio, su hiperactividad le lleva a inventar cualquier excusa con tal de dar vida al genio del pintor.

El hotel Joan Miro Museum, de 4 estrellas, con 97 habitaciones y dos salas para eventos, cuenta con una importante colección del artista. “Aquí tenemos 28 Mirós”, nos revela su nieto. Joan nos recibe en su “santa sanctórum” y nos cuenta que está muy orgulloso de su nuevo concepto hotelero, una inversión que ha hecho con la familia de empresarios Vich. “He invitado al nieto de Picasso que haga lo mismo en Málaga con obras de Pablo”. Su abuelo y Picasso eran muy amigos, aunque no parece que salieran juntos a ligar. Mientras que el artista catalán era austero en mujeres –solo se le conoció su gran amor por Pilar, su esposa–, Picasso era todo “un faldero”. “Fíjate –nos puntualiza Joan–, Picasso recibió en el sur de Francia a mi abuelo y cuando llegó con mi abuela le soltó: 'Pero bueno ¿tú siempre vienes con la misma?'. Mi abuela se puso nerviosa y dijo: 'Qué mal educado es este Picasso”.

Imagen de una habitación del hotel Joan Miró Museum © Proporcionado por Vanitatis Imagen de una habitación del hotel Joan Miró Museum

Casado con una periodista

Poco se sabe de la vida del heredero de Miró. Joan aún visita a los mismos sastres que su abuelo y se hace los sombreros a medida como un lord. Se casó con una periodista mallorquina de origen manchego, Marisol Ramírez, y tienen dos varones que no han heredado la maestría de su bisabuelo con los pinceles. “Solo se hereda el dinero y las deudas, pero el genio no. Ni mis hijos ni yo lo hemos hecho”. Tampoco tienen el concepto de ser niños ricos. “Mis hijos se educan plantando árboles en la finca, poco a poco van entiendo que su bisabuelo es un estandarte de arte y les inculco que tienen que defender el legado de la familia, pero solo tienen 13 y 6 años”.

El artista Joan Miró en una imagen de archivo (EFE) © Proporcionado por Vanitatis El artista Joan Miró en una imagen de archivo (EFE)

Joan es el mayor de los cuatros nietos de Miró. Dos murieron, David y Emilio, y el pequeño Teo tiene síndrome de down. Así que le ha tocado asumir la responsabilidad de guiar el imperio. “Hemos creado ya la tercera fundación Miro, sus herederos”. Joan define a su abuelo como un hombre elegante, siempre a la moda, utilizando los sombreros más modernos y “nunca se me olvida ver en su mano el enorme anillo que Alexander Calder le hizo a mi abuela Pilar. Le relumbraba cuando comía su paella, que le apasionaba”. Amó a su mujer toda una vida y solo tuvo una niña, Dolor, la madre de Joan.

Los amigos de Miró: del Rey Juan Carlos a Cela

Joan recuerda miles de anécdotas de su abuelo, que murió a los noventa años. Siempre le recuerda entre pinceles y oliendo a aguarrás, “menos cuando se ponía el casco y se cogía la moto para perderse por la isla. Eso le encantaba”. Nos cuenta Joan que uno de los mejores amigos de su abuelo era el Rey Juan Carlos: “Miró y Don Juan Carlos tenían mucha complicidad. Mi abuelo iba a recogerle y se perdían los dos por la isla en grandes paseos en motos. Le llegó a conocer tan bien que le hizo un autorretrato de regalo. Lo pintó en 1978. Ahora está en el Palacio de La Zarzuela. Es una cabeza y un fondo azul. Así veía a nuestro monarca metafóricamente”.

Siempre ha sido buena su relación con la Casa Real y ahora Letizia recoge el testigo de los Miró. “Si mi abuelo hubiera conocido a Doña Letizia le hubiera encantado. La Reina se involucra mucho en el mundo del arte y entiende la importancia que tiene la obra de Miró. ¿Qué como la hubiera pintado? Pues seguro que con un fondo azul esperanza y grafismos vigorosos de compromiso y valentía con colores rojos amarillo y verde. De fondo negro brillante”.

El lienzo acuchillado de Joan Miró © Proporcionado por Vanitatis El lienzo acuchillado de Joan Miró

Otras de las anécdotas más humanas que Joan nos cuenta es la de Camilo José Cela. “El escritor y él también eran muy colegas. Un día Camilo le enseño un cuadro que había comprado de Miró. Y mira por donde resultó ser falso. ¡Pero bueno esto no lo he pintado yo es falso!, le dijo. Al escritor le dio tanto coraje que cogió un cuchillo y lo hizo pedazos. A mi abuelo se le partió el corazón, cogió los trozos del suelo, los construyó, lo repintó de nuevo y en menos de seis meses Cela tenia un cuadro autentico. Luego le escribió: 'Esta obra falsa dio luz a una verdadera'. Ahora lo tiene un coleccionista en Venecia”.

Joan no se cansa de hablar del mito que tuvo como antepasado. Ahora solo quiere consolidar esta nueva andadura de su hotel museo. “Este va a ser único en el mundo. No queremos franquicias. Se ha hecho en territorio Miró, al lado de la fundación y donde él pasó los últimos años de su vida. El barrio es fantástico, con el palacio de Marivent presidiendo. Empaque cultural cien por cien”.

Y mientras nos cuenta todo esto apura el “cóctel Miro” compuesto por mojito caipiriña y sangría: “Tres colores que definían al cazador de estrellas, como le llamaba Picasso”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon