Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tensión veraniega en el clan Aznar

Vanitatis Vanitatis 15/08/2016 A.S.

La casa familiar de la familia Aznar en Marbella este año no estará al completo. O al menos de momento. Por sus cerca de 2.000 metros de parcela y sus 346 de casa corretearán sus queridos cuatro nietos Agag-Aznar  y los dos menos mediáticos de Jose María Jr y su mujer, Mónica Abascal, que residen en Madrid el resto del año. Pero no sabemos aún si el benjamín de la familia jugará con sus sobrinos y compartirá techo (y fechas) con su cuñado Alejandro Agag y su hermana. De momento, solo se sabe que el mayor de sus hijos ya está en Gudalmina, ya que los vecinos han visto al nieto mayor de los Aznar de paseo con sus abuelos por una playa afectada por un fuerte levante, como toda la zona. 

El matrimonio Aznar y su nieto mayor, hijo de su hija Ana y Alejandro Agag. © Proporcionado por Vanitatis El matrimonio Aznar y su nieto mayor, hijo de su hija Ana y Alejandro Agag.

Ana lleva ya dos años instalada en Madrid después de una década residiendo en Londres, donde terminó un postgrado en Psicología y habitualmente es la que más tiempo pasa en la casa de la urbanización de Guadalmina, mientras que su esposo Alejandro Agag va y viene para no desatender sus negocios. Este año, Ana ha tardado más que nunca en dejarse ver por Marbella. Al parecer el motivo es la tensa relación de Alejandro Agag con el benjamín de los Aznar, Alonso, por motivos laborales. El empresario Agag, que está asentado como CEO de la Fórmula E, no comparte la misma visión de los negocios que su joven cuñado.

Ana Agag con su marido Alejandro Agag (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Ana Agag con su marido Alejandro Agag (Gtres)

Los Agag, muy aficionados a la playa y a navegar, también son habituales de las costas ibicencias y más de un año se han dejado ver en Cerdeña, donde han veraneado con Flavio Briatore, exdirector de la escudería Renault, y de su esposa, Elisabetta Gregoraci, y otros capos de la automoción, el hábitat natural de Alejandro Agag, del que nadie discute (sobre todo internacionalmente) su visión en este sector.

Mientras tanto la vida (social) sigue para los progenitores del clan, que se dejan ver en los eventos de postín de Marbella, donde les reciben como verdaderas estrellas. Ocurrió la semana pasada en la cena de gala de la Asociación Nacional contra el Cáncer, organizada por la empresaria Maika Pérez de Cobas, donde el matrimonio acaparó todos los flashes, como contamos en Vanitatis. Allí relató a los asistentes que una de sus mayores ilusiones es pasar los veranos con sus nietos

El benjamín Aznar y su fiestas

Alonso Aznar dejó esta primavera cinco años en Londres para regresar a Madrid. Allí acudió fichado por la inversora Rhône Group. Aunque siempre se le ha puesto el apellido de empresario, el único negocio más mediático de Alonso fue Wibi, una divertida App para encontrar amigos y amor que fundó con sus inseparables Pablo Nicolás y Fernando Trapote. Con la gorra corporativa de Wibi se paseó un tiempo por las redes sociales, donde sí da cuenta de una vida de fiestas (todavía tenemos en la memoria su paso por el festival Coachella) y rodeada de amigos con apellidos ilustres, otros cachorros de 'jet' como él: Felipe y Carlos Cortina, Álvaro Falcó, Paloma Corsini, Isabel Eulate Gómez-Acebo, Adriana Zurita o Pino Gil de Biedma, entre otros.

Alonso Azar en Coachella © Proporcionado por Vanitatis Alonso Azar en Coachella

El benjamín del líder emérito del Partido Popular es devoto de Marbella, que elige cada año junto con Ibiza (y este año también Bahamas) para pasar sus vacaciones. Es habitual verle cada verano en Puro Beach, el local que tiene su amigo Rosauro Varo, marido de Amaya Salamanca, en las vecinas playas de Estepona. Hace dos años le vimos saltar la valla de su casa después de una noche de juerga.

Los paparazzis esperan este verano que Alonso recale en Marbella y repita la hazaña, aunque el muro de dos metros de la nueva residencia de los Aznar en Guadalmina no se lo ponga fácil ni a unos ni a otro. En cuanto a las desavenencias familiares, la buena mediación de Aznar progenitor y la mano izquierda de Agag solventarán las cosas. De momento, las redes sociales de Alonso Aznar le situan en Bahamas.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon