Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tensión y lágrimas, Rafa Nadal detiene un partido para buscar a una niña perdida

¡Hola! ¡Hola! 27/09/2016 hola

http://www.hola.com/imagenes/actualidad/2016092788636/rafa-nadal-nina-perdida/0-392-806/rafanadal-d.jpg

http://www.hola.com/imagenes/actualidad/2016092788636/rafa-nadal-nina-perdida/0-392-806/rafanadal-d.jpg
© Proporcionado por Hola

Silencio, concentración y todos los ojos puestos en Rafa Nadal, que se dispone a realizar el saque. No se juega nada, ya que es un partido de exhibición en la jornada de puertas abiertas de su centro deportivo, pero está dispuesto a dar lo mejor de sí en su Manacor natal. Sin embargo, algo llama su atención y detiene el partido, una niña se ha perdido entre el público.

Los momentos de tensión habituales durante un partido esta vez tuvieron su epicentro en la grada. Los gritos de una madre que había perdido a su hija entre el público y pedía ayuda a un miembro del equipo de seguridad hicieron que Rafa Nadal se percatara de la situación y que detuviera el juego que estaba disputando con el ídolo del tenis John McEnroe.

Xisca Perelló recorre medio mundo para ver triunfar a Rafa Nadal

Rafa Nadal estrena su lujoso yate junto a su novia Xisca Perelló

Don Juan Carlos y Rafa Nadal cenaron juntos en el restaurante del tenista

Con el partido detenido, los ojos del público puestos en la búsqueda de la pequeña y las cámaras de televisión recogiendo el contratiempo, en cuestión de segundos Clara, que se encontraba perdida llorando, regresaba a los brazos de su madre, que la abrazaba emocionaba y con un gesto agradecía al ídolo local que hubiera interrumpido el encuentro hasta que apareciera su hija.

La mezcla de alivio y emoción traspasaron las gradas y se pudo ver como Rafa Nadal sonreía emocionado y al tenista estadounidense –también uno de los mejores deportistas de todos los tiempos-, se le escapaba alguna lágrima. Esta historia con final feliz fue la anécdota de una jornada en la que el mallorquín abría las puertas del Rafa Nadal Sports Centre para unas jornadas en las que se participaron también Carlos Moyá y Simón Solbas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon