Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Teresa Campos y Ana Rosa Quintana hablan de 'sexo, mentiras y cintas de vídeo'

Vanitatis Vanitatis 29/08/2016 Marian Galv

Han pasado un año y diez meses desde la última vez que se dejaron ver juntas en un plató de televisión. Hoy lunes 29 de agosto de 2016 Ana Rosa ha recibido, a su vuelta de vacaciones, a la protagonista del verano, María Teresa Campos. La malagueña empezó un poco a la defensiva aunque bromeó a su llegada con su supuesta jubilación, para poco después lanzar bien alto un aviso a navegantes: “yo me iré a mi casa únicamente cuando el público ya no me vea, cuando no le sea rentable a la empresa o cuando la salud no me lo permita pero mientras tanto voy a seguir en televisión porque me distraigo”. Ana Rosa se mostró “a favor del reality” pero confesó que ella “no hubiera tenido ese valor”. Repasamos la jugosa entrevista a través de seis grandes titulares.

Teresa aseguró que “se había exagerado mucho el tema porque no era un 'reality' de tener todo el día las cámaras encima, sino de grabar las cosas que ella hace en su día a día” y que no había expuesto su vida “más que lo que lo han estado haciendo en numerosas ocasiones los medios de corazón con mejor o peor acierto, sacando libremente lo que querían”.

Ana Rosa Quintana, entrevistando a Maria Teresa Campos © Proporcionado por Vanitatis Ana Rosa Quintana, entrevistando a Maria Teresa Campos

"No me importan las críticas, sino los insultos y los bulos maliciosos"

Cuando Ana Rosa le preguntó si el programa lo había hecho por Terelu a la presentadora de 'Qué tiempo tan feliz' se le cambió la cara, porque según dijo es un comentario que “a su hija se le clava en el corazón”, y “ya está bien”, señaló: “Nos han llamado a las dos porque querían hacerlo con una familia conocida. Me hizo gracia y llega un momento de la vida en la que una debe permitirse estas cosas, después de llevar tantos años en la profesión”, explicó. Si se lo hubieran ofrecido hace quince años, Campos asegura que “conociéndose lo hubiera hecho igual” y que no le importan las críticas si vienen de personas que han visto su trabajo, pero sí le duelen “los insultos y los bulos maliciosos” que le hacen sacar la cara, sobre todo si son sobre alguna de las personas que quiere.

Sobre las críticas recibidas, Teresa afirmó que “desconoce las negativas” porque no es masoquista: “Le tengo prohibido a toda la gente que me quiere que me diga lo que yo no veo o no he leído porque todo va en el precio y es lógico que algunos no hablen bien”.

Teresa aseguró que “no había guión”, aunque sí organizaban las acciones que iban a grabar, y esa era la diferencia con un reality. “Yo siempre he sabido que había una cámara conmigo”, confesó y señaló que sabe que “se han convertido en personajes porque lo que han hecho profesionalmente”.

Mª Teresa con su hija Terelu en el 'personality show' titulado 'Las Campos' © Proporcionado por Vanitatis Mª Teresa con su hija Terelu en el 'personality show' titulado 'Las Campos'

“Quiero que Terelu sea feliz y que se lo piense antes de tener una relación”

Gran parte de la entrevista entre las dos grandes comunicadoras ha girado en torno a Terelu Campos que según Ana Rosa “en el primer programa se comió a su madre con patatas” quitándole parte del protagonismo, algo a lo que Teresa quiso quitarle importancia. Ambas coinciden en que Terelu “se ha expuesto más en el programa” y Campos asegura que “ha sido terapeútico para su hija” en algunas cosas como lo del test genético: “A ella le ha servido para darse cuenta… llega un momento en el que la vida te ha dado tantos palos que te empieza a dar todo igual y es lo que ha ella le ha pasado. Yo quiero que ella sea feliz, que recupere la tranquilidad y la estabilidad y que se lo piense antes de tener una relación”, afirmó la presentadora.

Quintana y Campos hablaron sobre la supuesta “sombra” que le hace a Terelu el éxito de su madre, algo que como ella misma dice “no ha podido evitar”: “Hay una lista larga de sagas como en cualquier profesión, y a nadie se le ha perseguido tanto como a ella por ser hija de ...”, algo de lo que Joaquín Pratt sabe mucho y con lo que se siente especialmente sensible. Teresa asegura que es verdad “que no se le ha reconocido a Terelu profesionalmente”, aunque “el público sí lo ha hecho” y aprovechó para repasar el curriculum de su hija destacando que las “audiencias que ella ha conseguido en Telemadrid, no las han vuelto a tener”.

María Teresa Campos y Bigote salen a cenar. © Proporcionado por Vanitatis María Teresa Campos y Bigote salen a cenar.

“Edmundo es el hombre con el que más horas he pasado en la cama”

En el segundo programa descubrimos a una María Teresa enamorada, y es que cuando habla de Edmundo, y no es la primera vez que lo hace con Ana Rosa Quintana, la felicidad se refleja en su cara: “Estoy con una persona maravillosa, al que quiere todo el mundo”. La malagueña confesó que tanto María como Leo, sus personas del servicio el otro día le comentaron que con la Bigote “había llegado la alegría a la casa”. Volvieron a comentar el por qué de dormir separados, algo que según la Campos es “de paletillos” que siga sorprendiendo. “Edmundo tiene horarios de artista y se acuesta tarde. Además tiene el horario cambiado porque viaja mucho a Chile y Méjico. No duerme con Teresa pero está con Teresa. Es el hombre con el que más tiempo he estado en la cama”, bromeó la presentadora ante Ana Rosa, y confesó que “en la cama hace muchas otras cosas más que dormir, ver la tele, leer...”. Campos y Ana Rosa dejaron claro que en vez de la noche “los hombres en la cama están mejor por la mañana”.

“No quiero casarme con Edmundo, ni me importaría”

Cuando le preguntaron por la boda la presentadora de 'Qué tiempo tan feliz' fue muy tajante: “No me gustaría casarme con Edmundo. Ni quiero ni me importaría. No me lo va a pedir, estoy tan segura de que no lo hará, porque lo hemos hablado. A no ser por unas conviciones religiosas, ya llega uno a una edad en la que no vas a formar una familia.”, señaló aunque luego hizo la broma sobre el embarazo tardío de Ana Rosa y la evolución en el campo médico. Lo único que no quiso compartir Maria Teresa es “si Edmundo era buen amante” y prefirió dejarlo en la duda.

“Me gustaría que hubiera más programas porque se me ocurren muchas cosas divertidas que hacer”

Teresa no confirmó si seguiría habiendo programas, porque es algo que "solo saben los jefes” pero aseguró que ella “sí quiere seguir“: “Se ha publicado que no quiero seguir y es mentira. Me he divertido y seguiría divirtiéndome más porque se me ocurren muchas cosas más que poder hacer”: “Me gustaría interactuar como hago yo con la televisión, porque es de verdad, me despierto y me quedo en la cama hasta que empiezas tú y veo el debate político y empiezo a hablar con la tele. La presentadora también tiene claro lo que no mostraría nunca ante las cámaras: “No enseñaría nunca lo que ya no está una en edad de enseñar”.

María, asistenta de Teresa Campos. © Proporcionado por Vanitatis María, asistenta de Teresa Campos.

“María es lo mejor que me ha pasado en la vida después de mi familia”

Campos habló también sobre cómo le ha cambiado la vida a su asistente María, una de las revelaciones del programa, que ahora le piden fotos por la calle. “Es lo mejor que me ha pasado en la vida después de mi familia”, aseguró y cuando Ana Rosa le bromeó con que se la iban a robar, Teresa saltó asegurando “me podrán quitar este programa o el otro pero a María no me la toca nadie”. Confiesa además que va mucho con ella a la playa y le ha tenido que pedir que “no la llame señora”, pero que esa es su coletilla.

© Externa

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon