Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

'The Crown' pone en jaque al duque de Edimburgo: sus exabruptos más polémicos

Vanitatis Vanitatis 07/11/2016 Núria Tiburcio

Este viernes, Netflix estrenaba por todo lo alto la serie 'The Crown', una superproducción que narra la juventud de lareina Isabel IIy los problemas que tuvo para legitimarse como reina de Inglaterra en un mundo dominado por hombres. La ficción, que ha recibido muy buenas críticas por su fidelidad a la realidad, deja en bastante mal lugar al duque de Edimburgo. El marido de Isabel II se presenta al público como un hombre engreído, un tanto egocéntrico y con un sentido del humor muy peculiar. Esto ha provocado que los espectadores hayan sentido especial inquina por el personaje interpretado por Matt Smith. 

Lo cierto es que el verdadero Felipe, nacido príncipe de Grecia y primo hermano de la Reina Sofía, siempre ha sido noticia por sus polémicas salidas de tono. Desde que se casó con la entonces princesa heredera Isabel, el duque de Edimburgo se ha permitido ciertas licencias en los eventos oficiales que han molestado a los allí presentes y a la propia Isabel II, quien, en los primeros años de su matrimonio, solía recriminar a su marido su incontinencia verbal. Actualmente, y tras más de cuarenta décadas casados, la soberana no sólo apoya el toque irónico de su esposo, sino que le rie las gracias en público. Hoy en Vanitatis repasamos algunas de los exabruptos del duque.

Fotograma de 'The Crown' © Proporcionado por Vanitatis Fotograma de 'The Crown'

Los diez exabruptos más polémicos del duque de Edimburgo:

1. Perdiendo la paciencia

Durante un acto para celebrar el aniversario de la Batalla de Inglaterra, se le pidió a Felipe que posara con los asistentes. El fotógrafo tardó unos minutos en sacar la imagen, lo que provocó que el duque perdiera los nervios. "Saca ya la jodida foto", le dijo señalando amenazante con el dedo índice.

El duque de Edimburgo señalando al fotógrafo © Proporcionado por Vanitatis El duque de Edimburgo señalando al fotógrafo

2. Recuerdos familiares

En una ocasión, la prensa le preguntó si tenía pensado visitar la Unión Soviética. Él respondió: "Me encantaría ir a Rusia, a pesar de que esos bastardos mataron a la mitad de mi familia".

3. Contra Madonna

La cantante fue la escogida para interpretar la canción 'Die antoher day' de la película de James Bond. Cuando se enteró en un evento público, el duque de Edimburgo preguntó "¿Necesitaremos tapones para las oídos?.

4. Misógino

El duque de Edimburgo se encontró en un acto con una abogada y le espetó en la cara que él creía que "las mujeres no pueden dedicarse a trabajos relacionados con las leyes.

5. Denigrando el arte étnico

En una visita que realizó a Etiopia, Isabel II y su marido visitaron una exposición de arte primitivo. Al duque no le gustó demasiado lo que allí se exhibía y no dudo en decirlo en alto asegurando que lo que allí estaba expuesto "parece la típica manualidad que traería mi hija de la escuela de sus clases de arte". Por aquel entonces Ana tenía sólo 4 años. 

El duque de Edimburgo junto a su familia © Proporcionado por Vanitatis El duque de Edimburgo junto a su familia

6. Maniático

Durante una visita de Estado a Australia, la reina y el duque visitaron un zoo y se les presentó un koala para que lo acariciaran. Mientras Isabel hizo lo que se le pedía y posó para los fotógrafos, su marido se limitó a asegurar: "Yo no lo toco que me puede transmitir una enfermedad".

7. El coche dorado de Elton John

En uno de los encuentros que mantuvo con el cantante Elton John, no dudó en preguntarle: "¿Usted es el dueño de ese horrible coche?, refiriéndose a su Aston Martin dorado.

8. Poco tacto

"¿Sordos? Si estáis aquí ya me imagino porque estáis sordos", les dijo a un grupo de niños sordos que estaban al lado de una orquesta de tambores en el Caribe.

9. El niño astronauta

A sus 13 años, el joven Andrew Adams soñaba con ser astronauta y así se lo contó a la reina y a su marido en un acto. El duque le dijo: "Deberías perder peso para ser astronauta."

10. "¿Suelen tropezarse contigo?", le preguntó a una mujer que iba en silla de ruedas

 ¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon