Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Toni Holt Kramer, la millonaria (y su club de amigas) que sí ama a Donald Trump

Vanitatis Vanitatis 08/11/2016 Mayka Paniagua

Conversar con Toni Holt Kramer estos días es difícil. Tiene la agenda propia de un candidato en una campaña política, aunque su papel se limite a ser el de la fundadora de un club social llamado Las Trumpettes (no confundir con la marca de ropa de bebés). Toni es la más veterana, la fundadora, la que hiló esta madeja de mujeres junto a Terry Lee Ebert Mendozza. “Tuve la idea mientras estaba en un crucero en algún lugar del Mediterráneo celebrando mi cumpleaños. De pronto escuché que Donald Trump se presentaba a la presidencia y se lo dije a Terry. Me emocioné tanto que me puse a pensar cómo podía atraer a las mujeres votantes. Pasamos dos meses discutiendo sobre ello”, relata a este medio. Sus cavilaciones tomaron forma el 19 de septiembre de 2015 cuando se formalizó el club con las primeras socias fundadoras: Toni, Terry y dos amigas, Janet Levy y Suzi Goldsmith, que vive con el objetivo de salvar animales de desastres naturales.

Las Trumpettes en una imagen del perfil de Toni Holt Kramer © Proporcionado por Vanitatis Las Trumpettes en una imagen del perfil de Toni Holt Kramer

Toni recuerda que lo primero que hizo al poner en marcha este club fue crear una red de mujeres: “Eso es algo que sabemos hacer muy bien y, la verdad, fue un éxito”, afirma. Lograron sumar a muchas. Entre ellas, la artista Gennifer Flowers, que dijo bajo juramento haber tenido una relación sexual con Bill Clinton. Ella se enganchó a Las Trumpettes tras leer un 'post' en el Facebook de Toni. También forman parte del círculo Kelly Day, la exmujer del mago de las finanzas Robert Day, o Nikki Haskell, una popular presentadora que alcanzó el pódium mediático con su programa 'The Nikki Haskell Show', precursor del famoso 'Estilos de vida de los ricos y famosos' y que organizó eventos para estrellas como Michael Jackson o Cher en clubs exclusivos como Estudio 54 o Xeon, por el que le dieron el título de la 'reina de la noche de Nueva York'.

Muchas de ellas tenían relación personal con Trump, fueron a su boda o compartían mesa y mantel en cenas y cócteles varios. Es su círculo de amigos reconvertido en su círculo de admiradores y militantes en el que Toni es el alma, hasta el punto que la web del club tiene un espacio en el que se visionan fotografías de su cumpleaños.

Toni Holt Kramer en una imagen de su perfil de Facebook © Proporcionado por Vanitatis Toni Holt Kramer en una imagen de su perfil de Facebook

De modelo a presentadora y filántropa

Toni ha tenido una vida personal tan agitada como la profesional. Nacida en Brooklyn, se curtió como modelo desde pequeña en la agencia Huntington, aunque su salto a la fama fue como periodista y presentadora de televisión en 'shows' como 'Good morning LA' y 'Mid-morning LA', el 'Tony Holt in Hollywood' o 'Toni’s Tips' en Latinoamérica y como autora de la columna 'Los sucesos de Toni Holt'. Dice que su afición a la política, en la que está volcada, le viene de su bisabuelo, asesor y amigo del zar Alejandro III de Rusia. Ella fue primero afín a Hillary Clinton. Incluso fue donante. No reniega de aquella etapa. Ahora dice encontrar en Trump “la perfección” y compara dicha virtud con la gestión que el magnate ha hecho de Mar-a-Lago, la mansión valorada en 200 millones de euros situada en Palm Beach que convirtió en su club privado de golf y en el que, según publicó la CNN, solo se contrataban trabajadores extranjeros ‘importados’.

Toni Holt Kramer en una imagen de su perfil de Facebook © Proporcionado por Vanitatis Toni Holt Kramer en una imagen de su perfil de Facebook

Al parecer su más fiel y millonaria seguidora ve en su modelo de gestión el espejo en el que mirar cuando llegue a la presidencia del país. Tampoco le importan sus polémicas declaraciones sobre las mujeres porque, asegura, “son propias del vestuario masculino”. Ella incluso se atreve a decir que es mucho más políticamente incorrecta que Trump. Su admiración es tan fuerte que en la entrada de su mansión de Los Ángeles tiene una gran foto del candidato republicano. Allí se celebran muchas reuniones de Las Trumpettes vigiladas de cerca por su escolta, un exmilitar que combatió en la guerra de Irak.

Uno de los últimos actos fue Adopta una Trumpette, una cena en el Café L’Europa a 76 euros el comensal en el que cada asistente debía llevar un votante indeciso. El club tiene 'trumpettes' en todo el mundo y, aunque la mayoría pertenece a esa élite social y empresarial, que no es más que una prolongación del mundo en el que se mueve Trump, también hay mujeres de otras esferas como María, el ama de llaves de Toni, que ha logrado ‘convertir’ a toda su iglesia. “Ella es latina, parte de la familia y vota a Trump por su oposición al aborto”, explica. Quien la acompaña en muchos de sus eventos es su actual marido, Robert Kramer, con el que reside en Palm Beach. Antes de Robert por su vida han desfilado otros seis hombres: Segal, Milton, Robert, Gaston, Juan, Arthur… Con todos pasó por la vicaría y con todos acabó en divorcio, hasta ahora. Kramer, de quien lleva su apellido, le ha dado estabilidad y una vida plácida dedicada a la filantropía, el golf, leer, dar largos paseos y ver a sus amigos, aunque sea al otro lado del mapa. De momento, el mérito de Toni Kramer es haber conseguido extender su red de mujeres a países de todo el mundo e, incluso, asegura “en aquellos en los que no pueden votar”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon