Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Trucos para hacer más fácil la noche de Reyes

¡Hola! ¡Hola! 04/01/2016 hola
© Proporcionado por Hola

Los Reyes Magos de Oriente ya están de camino a España para entregar a los niños los regalos que han ido pidiendo en sus cartas en los último días (o semanas, para los 'peques' más avispados). La cabalgata, el roscón, el agua de los camellos, son tradiciones casi obligatorias en la que es sin lugar a dudas la noche más mágica para los auténticos 'reyes' de la casa. Para los padres la dosis de magia no se queda corta, especialmente una vez los niños son lo bastante mayores como para disfrutar plenamente de la sorpresa de que vengan los Reyes Magos a casa: una mezcla de excitación y a veces incluso un poco de miedo (¿vendrán o no vendrán? ¿qué pasa si me despierto en mitad de la noche? ¿me encontraré un paje Real en el pasillo?), para la que hay que prepararse con antelación. ¿Sabes cuáles son los mejores trucos para hacer más fácil la noche de Reyes? Este es el checklist de último minuto de Sus Majestades.

VER GALERÍA

1. Juguetes que llevan pilas incluidas. ¿Quién no ha pasado la mañana de Reyes buscando una tienda abierta donde comprar las pilas que le faltan a éste o aquél juguete? Con tantas cosas que hacer, muchas veces los Reyes olvidan incluir este pequeño detalle en las cajas con juegos electrónicos, y hay que esperar un día entero (¡un día entero!) a que las tiendas estén abiertas para poder estrenar un juguete. Podemos echarles una mano a Sus Majestades teniendo listas pilas en casa, o recordándoles en la carta que no se olviden de incluir pilas con nuestro juguete favorito. Lo mismo si algún juguete necesita herramientas, o unas buenas tijeras para cortar una caja muy dura o un envase de plástico.

2. Juguetes con montaje. Los Reyes muchas veces dejan algunos juguetes montados en el salón de casa, listos para que los niños jueguen con ellos nada más levantarse sin tener que esperar a que los papás los monten. Esta tarea suele llevar bastante tiempo y es mejor hacerla antes del 5 de enero, preferiblemente durante el día: la noche de Reyes es una noche llena de actividad, y los Reyes saben que es mejor no hacer ruido y evitar que se despierten los niños. Lo mismo sucede con el papel de regalo: nada de hacer envoltorios en el último momento cuando los 'peques' ya están en la cama. Reyes Magos prevenidos valen por dos (o por seis en este caso).

3. Juguetes online. Un truco 2.0 que los Reyes Magos suelen sacarse de la manga especialmente con las cartas que llegan tarde es el de las compras de juguetes online, que no sólo permiten acceder a catálogos más amplios y encontrar juguetes que en las tiendas llevan días agotados, sino que a veces incluso son más baratos. Importante buscar tiendas que ofrezcan garantías de seguridad, y comprobar que se admiten devoluciones o si los gastos de envío están incluídos en el precio.

¿CÓMO SON LOS JUGUETES QUE ESTÁN 'ARRASANDO' ESTA NAVIDAD?

4. No repetir juguetes. Muchas veces los Reyes dejan cosas diferentes en casa de los tíos o los abuelos, pero a veces puede pasar, sobre todo si les enviamos varias cartas, que los regalos se repitan. Para evitar este problema es mejor poner las peticiones en común, y cerciorarse de que no hacemos trabajar a Sus Majestades por duplicado. También es importante establecer límites en la carta a los Reyes Magos: los niños se lo piden todo, así que es conveniente marcar un número máximo de juguetes, y de paso enseñarles a tomar decisiones por sí mismos.

6. Esperarse si los Reyes han sido muy generosos. Pasa algunos años que los Reyes traen un montón de cosas a los niños, especialmente si se reparten entre varias casas, hasta el punto que ni siquiera los 'peques' saben por dónde empezar a jugar, que ya es decir. Cuando esto suceda, una buena idea es reservar algunos de los regalos y aprovechar para entregárselos a los niños en un día especial, ya pasadas las Navidades, o bien hacer hueco en casa donando algunos de los juguetes que se hayan quedado demasiado pequeños para los niños.

7. No olvidarse del agua de los camellos. Ni de dejar un snack para Sus Majestades, que tienen una noche muy larga por delante: con tantos niños que visitar, los Reyes Magos siempre agradecen una bandeja con turrón o polvorones, unos vasos de agua y un recipiente para los camellos. Seguro que por la mañana han desaparecido: una pista de que realmente estuvieron allí mientras los demás dormíamos...

8. Ni de irse a dormir. La mañana de Reyes está llena de emociones para lo más 'peques' pero también para los mayores: irse a la cama temprano (o lo más temprano posible) también vale para papá y mamá; después de que vengan los Reyes aún queda levantarse pronto -a menudo más pronto incluso que en los días de 'cole'-, abrir todos los regalos, probarlos y merendar roscón de Reyes. Mejor cargar las 'pilas' la noche antes, aunque los mayores estén tan nerviosos como los niños.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon