Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un misterioso cuento en los Jardines Perdidos de Heligan

Logotipo de ¡Hola! ¡Hola! 28/10/2016 hola

http://www.hola.com/imagenes/viajes/2016102889348/jardines-perdidos-Heligan-Cornualles-Inglaterra/0-399-910/jardines-perdidos-heligan-inglaterra-d.jpg

http://www.hola.com/imagenes/viajes/2016102889348/jardines-perdidos-Heligan-Cornualles-Inglaterra/0-399-910/jardines-perdidos-heligan-inglaterra-d.jpg
© Proporcionado por Hola

No venga aquí para dormir o reposar”, así rezaba un lema escrito a lápiz firmado con el año 1914 que Tim Smit y John Willis, descendientes de la familia Tremayne, que habitó estas tierras durante más de 400 años, tuvieron a bien descubrir. Bastó encontrar aquella frase para comenzar una restauración que hoy es uno de los jardines botánicos más espectaculares de Inglaterra.

PERDIDOS EN LA JUNGLA
Los secretos que esconden los Jardines Perdidos de Heligan son impresionantes y parecen no tener fin. Puedes adentrarte en su propia Jungla, donde plantas exóticas cubren cada centímetro del suelo, caminar entre los senderos que rodean sus cuatro estanques, abrazados por palmeras y árboles plataneros, o aventurarte a cruzar su puente colgante, uno de los más grandes de toda Gran Bretaña.

VER GALERÍA

Este lugar te hará creer que estás en otro mundo dentro del mismo espacio, con un microclima diferente –5º menos de temperatura que en el resto de los jardines– y unos túneles hechos de bambú que llevan a descubrir un sinfín de especies vegetales singulares traídas de todo el mundo, como el new zealand yew, árbol de hoja perenne típico de Nueva Zeland, o el pino australiano.

BOSQUES PARA LA IMAGINACIÓN
El cuento viviente continúa atravesando su Valle Perdido y bosques antiguos, donde se encuentran espectaculares figuras echas de tierra y hojas, como La Cabeza del Gigante, La Criada de Barro y Lady Grey. La imaginación se dispara en los caminos de estos gigantescos bosques, creados hace más de 200 años, con sorpresas como la Escultura de Carbón de Leña, que representa el crecimiento y la decadencia, y los Hornos de Carbón de Leña, donde hoy se produce este material de manera totalmente sostenible que luego utilizan jardineros y artistas, o puedes comprar para hacer tus propias barbacoas.

VER GALERÍA

LA VIDA ANIMAL
La vida salvaje de estos jardines es de lo más rica, pues aquí habitan tejones, martín pescador, colibríes. Además también se puede presenciar en directo, a través de unas pantallas, la actividad en las madrigueras y en los nidos de las lechuzas. También existe un hotel para abejas, donde se observa la evolución de sus colmenas, y una granja, en la que no faltan vacas, ovejas, cerdos, patos, pavos...

VER GALERÍA

CAMINATAS PLACENTERAS
En busca de ambientes de leyenda, uno de los jardines más misteriosos es el llamado The Witches´Broom, la escoba de la bruja, donde la vegetación de un intimidante color verde oscuro se sustenta en troncos con formas inimaginables que dan la sensación de ser una verdadera escoba mágica.

Por su puesto, hay jardines para el paseo que proporcionan una caminata placentera donde sentirse protagonista de un cuento: desde un jardín italiano hasta árboles de helechos tallados por maoríes de Nueva Zelanda, pasando por una colección de camelias y rododendros que llenan el espacio de color.

VER GALERÍA

DEL ÁRBOL A LA MESA
Una parte de los jardines son productivos y están considerados entre los más importantes de Gran Bretaña, por la gran cantidad de frutas y verduras frescas que se producen durante todo el año y que se pueden probar en un menú a la hora de comer. También se pueden comprar sus semillas y hacerse una foto junto Diggory, el espantapájaros que cuida cada día de estos jardines.

Y acabar la visita en lugares como The Northern Summerhouse y The Sundial Garden, cuyas vistas –a la bahía de St. Austell y a la frontera boscosa, respectivamente– son realmente memorables.

VER GALERÍA

GUÍA PRÁCTICA

Cómo llegar
El aeropuerto Newquay de Cornualles no tiene ninguna conexión directa con las ciudades españolas, pero sí con Londres. Por tanto, lo más recomendable será volar de forma directa a la capital de Inglaterra, que numerosas compañías como Vueling, Ryanair o British Airways operan desde gran parte de las capitales españolas, y una vez allí, volar hasta Cornualles. Los jardines se encuentran en St. Austel, a una media hora en coche del aeropuerto por la A-3058.

VER GALERÍA

La visita
Los jardines abren en esta temporada (de octubre a marzo) de 10 a 17 horas. Lo ideal es pasar un día entero y aún así no se podrá ver todo. La entrada para adultos son £13.50 (15 €), niños £6 (6,69 €) y menores de 5 años gratis. Hay un precio especial para familias (2 adultos y hasta 3 niños) de £35.00 (39 €).

Más información
Jardines Perdidos de Heligan, heligan.com

Otros reportajes sobre Inglaterra:

Lake District, un paraíso de lagos y encantadoras aldeas en Inglaterra

Diez pueblos muy (pero que muy) bonitos de Inglaterra

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon