Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un vestido de fiesta que puedes llevar a TODAS las bodas de la temporada

¡Hola! ¡Hola! 21/09/2016 hola

http://www.hola.com/imagenes/novias/2016092188500/vestido-perfecto-invitada-boda/0-391-526/novias-dress-02-z.jpg

http://www.hola.com/imagenes/novias/2016092188500/vestido-perfecto-invitada-boda/0-391-526/novias-dress-02-z.jpg
© Proporcionado por Hola

Imagina unvestido de fiesta que puedas llevar a diez bodas distintas porque, cada vez que te lo pones, es diferente. Y lo que es más, es tan versátil que sólo existe en una talla única, porque es capaz de adaptarse a todo tipo de siluetas y curvas. Parece un sueño hecho realidad, y lo cierto es que existe: se llama Roxy, es una creación de la diseñadora londinense Radhika Perera-Hernandez para firma Lois London, y está disponible a un precio en torno a los 280 € el modelo.

VER GALERÍA

Su secreto: la combinación de 'trucos' visuales y de costura, que permite al vestido adaptarse a diferentes largos, con distintos tipos de escotes gracias a las líneas drapeadas del tejido y a los tirantes que pueden llevarse lisos o cruzados; incluso la gama de colores (hasta seis colores diferentes) está pensada para ser lo más versátil posible: nudes, blancos, azules y negros, todos vienen en la gama de los neutros para hacer del diseño lo más neutral y camaleónico posible. Algunas maneras de llevar este vestido mágico: ceñido a la cintura con el escote en cruz sobre el pecho; suelto a los pies y con escote halter; recogido en la cadera estilo flapper, con largo a la rodilla y tirantes en paralelo; o directamente con estilo imperio. El diseño es tan adaptable que incluso las modelos de la firma aparecen con versiones en talla regular y plus-size: ambas llevan exactamente el mismo modelo y talla (el vestido promete valer a mujeres de la 34 hasta la 46), simplemente reajustando los elementos customizables del traje en cintura, cadera y hombros.

VER GALERÍA

LOS ACCESORIOS, PROTAGONISTAS

El styling en un vestido tan cambiante como este también nos permite ajustarnos a todos los escenarios de bodas millenial posible: un choker, una cazadora biker, un cinturón geométrico... Este tipo de variaciones sólo son posibles en diseños que buscan ser eso: adaptables, porque se transforman con facilidad (también lo hemos visto en el terreno de las novias, con diseños con falda que se convierten en pantalones, y con colas de quita y pon), con líneas amplias y drapeadas que dan cabida a todo tipo de siluetas, y con colores lisos, sin estampados, en tonos neutros que admiten complementos más llamativos. Este tipo de diseño es perfecto para cambiar de look mediante el buen uso de los accesorios: si estás buscando uno similar, céntrate en los que tengan tirantes adaptables (incluso si pueden convertirse en strapless), y que puedan llevarse tanto sueltos sobre las caderas como ceñidos con un cinturón-joya.

VER GALERÍA

Aunque en pasarela no hemos encontrado vestidos tan flexibles como este, la tendencia no es completamente nueva: las colecciones otoño-invierno 2016-2017 ya nos ponían en sobreaviso de la silueta dettached, un tipo de vestido de fiesta más holgado de lo habitual, con líneas rectas o directamente globo, que también se prestan a modificaciones mediante cinturones que ajusten la silueta o detalles en los hombros y mangas. Entre las celebs: triunfan los vestidos con triple truco visual que también podemos copiar si queremos repetir con un vestido en dos bodas distintas, como por ejemplo los diseños helénicos con tejido drapeado y tirantes enrollados, los vestidos t-shirt o tipo jumper, y los trajes de fiesta con múltiples aberturas, especialmente si son asimétricas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon