Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una nerviosa Kate Middleton cambia de Guillermo en su primer viaje en solitario

Vanitatis Vanitatis 11/10/2016 Núria Tiburcio

Cinco años después de haber entrado en la familia real británica tras su boda con el príncipe Guillermo, y tras varios intentos fallidos, Kate Middletonha realizado este martes su primer viaje al extranjero en solitario. El lugar escogido para este debut internacional ha sido Holanda, concretamente La Haya, donde la duquesa de Cambridge ha contado con un anfitrión de excepción: el rey Guillermo Alejandro. A las 12:00 horas de la mañana, la nuera del príncipe de Gales se personaba en la puerta de Villa Eikenhorst, la lujosa residencia que los reyes de Holanda tienen en la ciudad de Wassenaar.

Allí le esperaba un caballeroso Guillermo Alejandro, quien en esta ocasión no estaba acompañado por su esposa.Máximase encuentra actualmente realizando una visita a Argentina en la que se reunirá con el presidente Mauricio Macri. Antes de viajar a su país natal, la reina pasó unos días en Washington para participar en varios eventos de la ONU. La ausencia de Máxima nos ha privado de vivir un gran duelo de estilo entre reina y duquesa. Pero no por ello Kate se ha relajado un poco más a la hora de escoger modelito, pues ha estado impresionante con un 'look' en azul celeste.

El rey de Holanda saluda a Kate (Reuters) © Proporcionado por Vanitatis El rey de Holanda saluda a Kate (Reuters)

Se trata de un dos piezas formado por chaqueta con cuello bebé y cinturón incorporado y una falda lisa. Lo firma Catherine Walker, la famosa diseñadora que también vestía con asiduidad a Lady Di. Como complementos, la duquesa se calzó sus salones de ante 'nude' de Gianvito Rossi y llevó una cartera de mano a juego de L.K Benett. Kate recogió su melena en un elaborado moño bajo que dejaba al descubierto unos pendientes de perlas y diamantes.

Guillermo Alejandro y la duquesa mantuvieron un encuentro privado en el interior de Villa Eikenhorst. Antes, posaron para los medios en el salón de la casa donde se podían ver algunas fotografías enmarcadas de las tres hijas de los reyes: Amalia, Alexia y Ariane. Aunque el soberano neerlandés intentaba darle conversación a su invitada, fue en ese momento cuando se pudo ver a una Kate algo tímida y nerviosa, aunque su actitud fue impecable como siempre.

En el interior de Villa Eikenhorst (Reuters) © Proporcionado por Vanitatis En el interior de Villa Eikenhorst (Reuters)

Tras su encuentro con el rey, la duquesa siguió con su agenda oficial que la llevó al Mauritshuis Art Museum, donde inauguró la exposición  'At Home in Holland: Vermeer and Contemporaries from the British Royal Collection'. La muestra, que se nutre de la Colección Real Británica, despliega pequeñas pinturas de Johannes Vermeer, Jan Steen, Gerrit Dou o Gerard ter Borch. A su llegada al museo, la duquesa fue recibida por un gran público que la esperaba desde hacía horas. Kate se acercó a ellos y les estuvo saludando con su eterna sonrisa.

La duquesa saluda al público (Reuters) © Proporcionado por Vanitatis La duquesa saluda al público (Reuters)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí

.. © Reuters ..
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon