Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una visita a Elorrio, los orígenes de Anne Igartiburu

¡Hola! ¡Hola! 05/01/2016 hola

© Proporcionado por Hola

Anne Igartiburu está viviendo un momento excepcional. Recién casada con el director de orquesta Pablo Heras-Casado, y a la espera de su primer hijo juntos, la felicidad embriaga a la presentadora, que no se olvida de sus orígenes. Su localidad natal tiene mucho que enseñar y es perfecta para una visita de fin de semana. En la provincia de Vizcaya y a tan solo 39 kilómetros de Bilbao, el pueblo de Elorrio se mantiene monumental con el paso de los años. Palacios y casas señoriales que permanecen como muestra de la época de esplendor de esta ‘muy leal y muy noble villa’ vasca.

VER GALERÍA

EL CASCO VIEJO
Una de las maravillas de Elorrio es, sin duda, su casco viejo. Fundada en 1356, la localidad posee un patrimonio monumental extraordinario, repartido por la villa por el que hay que pasear. Como toda ciudad señorial que se precie, Elorrio tenía una muralla que circundaba el centro. Hoy quedan algunos restos de esta, entre los que destaca la puerta de Don Tello, una de las seis que poseía el muro fortificado. Con sus tres arcos, esta puerta recibe el nombre del fundador de la villa, que a su vez era Señor de Vizcaya.

VER GALERÍA

Las casas solariegas y palacios que datan del siglo XVII y XVIII son verdaderas obras de arte en piedra y sillería labrada. Uno de los mejores ejemplos es el palacio de Tola, con unas fachadas dignas de contemplar. También destaca el palacio de Arespakotxaga-Mendibil, uno de los primeros construidos en la localidad, que sirvió de ejemplo para la planificación y construcción de los demás, y muy cerca, el edificio del Ayuntamiento y la basílica de la Purísima Concepción, de desmesuradas dimensiones. Tampoco hay que dejar de visitar el monasterio de Santa Ana y la iglesia de San Agustín.

VER GALERÍA

A las afueras de Elorrio, en su verde entorno, se encuentra la necrópolis de Argiñeta, otro de los imprescindibles en tu visita. Su antigüedad, que se remonta hasta el siglo IX, hace que las sus 23 tumbas conformen uno de los monumentos funerarios más importantes de Euskadi, custodiado por la ermita de San Adrián. Tampoco puedes perderte la fuente de Berriozabaleta, construida por Manuel Plácido de Berriozabalbeitia para abastecer de agua a los paisanos. Tiene un claro estilo inca y rinde homenaje a la aventura que vivió su constructor en las Américas.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

UN MOMENTO PARA EL PALADAR
A la hora de comer te proponemos una serie de imprescindibles, como el Asador Lejarazu, con los pinchos más elaborados de la localidad, o Narru Jatetxea, donde disfrutar de una gastronomía sencilla sin prescindir de las nuevas tendencias culinarias. Para tomar pinchos, el restaurante Elorrio es una buena opción.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon