Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Víctor Gutiérrez, jugador de la selección española de waterpolo, sale del armario

Vanitatis Vanitatis 26/05/2016 Vanitatis

Pongamos de ejemplo el deporte rey. ¿Cuántos jugadores de fútbol hay en el mundo? ¿Podrías decir al menos cinco que hayan reconocido públicamente su homosexualidad? Una de las reclamaciones que las asociaciones LGTB hacen con frecuencia es el temor de los gays a salir del armario en el mundo del deporte. Por eso, es de admirar el paso que ha dado Víctor Gutiérrez, jugador de la selección española que waterpolo, que ha decidido protagonizar la portada de la revista 'Shangay' antes de encerrarse a preparar los Juegos Olímpicos de Río

"Llevo pensando hacerlo bastante tiempo, pero no me veía con la madurez necesaria, ni deportiva ni personal. Estoy fuera del armario en mi entorno. Mi familia sabe que soy gay, mis amigos también. Y estoy viviendo de una manera tan positiva mi sexualidad que he sentido la responsabilidad de compartirlo con los demás", explica el deportista en la publicación.

Aunque Gutiérrez asegura que "jamás me he encontrado con nadie que me haya juzgado como deportista por mi condición", quiere que su caso sirva para dar visibilidad al colectivo. "Como deportista homosexual, siento la responsabilidad de dar la cara. Ha habido más de setenta agresiones homófobas en Madrid en lo que llevamos de año, y no hay casi deportistas que digan que son gays. Pero, según mi experiencia, la gente ha cambiado: como deportista, todo lo que he vivido es absolutamente positivo", comenta.

Víctor Gutiérrez para 'Shangay' © Proporcionado por Vanitatis Víctor Gutiérrez para 'Shangay'

En su entorno familiar, ha contado con el apoyo de todos sus seres queridos. "A los diecinueve años se lo conté a mi madre, y me dijo que me iba a poyar siempre. Con mi hermano, un año menor que yo, no tuve ni que sentarme a contárselo. Teniendo el respaldo de mi familia, estaba tranquilo. Los pilares de mi vida están bien firmes", explica. Y en lo deportivo, también ha tratado el tema con normalidad. "Nunca me he sentado con mis compañeros para decírselo. Al final, es mi vida y hago lo que quiero, y con ellos siempre he compartido mi vida. Pero sin ser nunca abanderado de nada", añade.

Un tabú en lo deportivo

"Espero que mi salida del armario sirva para romper un tabú dentro del deporte, y que haya cada vez más visibilidad. No se te tiene que juzgar por tu sexualidad, sino por tus méritos deportivos", explica. Reconoce que nunca ha tenido compañeros gays en los equipos de los que ha formado parte, aunque cree que "los habrá". "Las cosas serían más fáciles si grandes figuras del deporte dieran ese paso adelante, sobre todo en los deportes más mediáticos, fútbol o baloncesto. Ellos podrían influir en la opinión de millones de personas y cambiar las cosas de una manera mucho más rápida", reclama.

Para Gutiérrez, esta falta de visibilidad es culpa de "un mundo machista". "No debe de ser fácil escuchar en un campo de fútbol a muchas personas gritándote 'maricón", lamenta, y eso que a Víctor le ha tocado aguantar alguno. "Comentarios homófobos salidos de tono he escuchado. Y mis compañeros me miran enseguida para hacerme saber que lo ven patético y fuera de lugar. No pretendo que todo el mundo piense como yo, pero al menos que me respeten", termina.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon