Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vargas Llosa, de incógnito en uno de los hoteles más lujosos de España

Vanitatis Vanitatis 22/02/2016 Amparo de la Gama

Fin de semana de auténtico lujo de Mario Vargas Llosa en Marbella. El premio Nobel ha disfrutado de varios días de relax en la Costa del Sol, refugiado en la guarida de las grandes celebrities, en el hotel Finca Cortesín, un establecimiento de lujo donde dormir en una de sus suites una noche cuesta la friolera de 2.000 euros, según precisa a este portal su subdirector Alberto Peláez.

El novio de Isabel Preysler ha querido pasar estos días de incógnito, y aunque su paso por Marbella ha sido bajo una total discreción, Vanitatis se encontró con él. Jersey beige, pantalón chino de color gris y libro en mano, el Nobel se encontraba sentado en uno de los bancos de los espléndidos jardines de los que goza el hotel. Se encontraba solo. Al menos en ese momento no le acompañaba Isabel Preysler. Este establecimiento de la costa malagueña es elegido por celebrities que no desean ser encontrados y quieren que ningún flash asalte su sosiego. Pero este fin de semana no era el mejor para pasar desapercibido en él, pues en su campo mítico campo de golf diseñado por Cabell Robinson, tenía lugar un torneo y la privacidad que el escritor pretendía conseguir se vio frustrada.

De 2.000 euros a los 672

En medio de los enclaves más exclusivos de España: Sotogrande (San Roque, Cádiz) y Puerto Banús (Marbella, Málaga), el lugar elegido para este fin de semana de relax por el escritor peruano es envidiable. Finca Cortesín es la urbanización de alto standing más lujosa de España, propiedad de la inmobiliaria Single Home, cuyos titulares son la familia López Granados. Aunque este complejo inmobiliario combina villas privadas a 4.000 euros por noche, Vargas Llosa prefirió el hotel palaciego: el mejor de España, según publicaciones especializadas, y cuyo precio por noche en esta temporada invernal oscila, según Alberto Peláez, de los 2.000 euros de las suites a los 672 euros la habitación estándar.

Así es Finca Cortesín, el hotel marbellí donde descansa (Ver galería) © Proporcionado por Vanitatis Así es Finca Cortesín, el hotel marbellí donde descansa (Ver galería)

Estos días de invierno son especiales para poder practicar golf y disfrutar de alta astronomía española en El Jardin, el único restaurante, de los cinco de lujo que tiene el complejo, que se encuentra abierto esta temporada. El hotel cuenta con un helipuerto, lo que hace que muchas celebridades lo elijan como destino. Precisamente una de las asiduas a este restaurante es la hija de Isabel Preysler, Tamara Falco, así como Luis Alfonso de Borbón, los Villar Mir o los Mora-Figueroa.

Discreción como el lema

Para los directivos de Finca Cortesín, la discreción es el lema de este complejo de súperlujo. Así, aunque este medio intentó confirmar si Isabel Preysler acompañaba al premio Nobel en su estancia, no pudimos obtener información. Es por esto que este lugar es destino de la aristocracia española y europea de banqueros, actores y miembros de casas reales, como es el caso de la familia real griega. Predominan entre sus clientela casi un treinta por ciento de británicos y solo un diez por ciento de españoles. Eso sí, como denominador común el de un altísimo poder adquisitivo. Las villas por ejemplo cuestan 4.000 euros al día, precio que se justifica tan alto porque ofrecen un servicio de atención las 24 horas del día con solución para cualquier necesidad: desde un simple arreglo de fontanería o montarles un show cooking privado a llenarles el armario o la nevera antes de su llegada. Incluso a los propietarios se les da la opción de alquilar sus villas cuando no estén, desde 4.000 euros el día. Además, indican que en el hotel hay tres empleados de servicio por habitación.

Los paseos de Vargas por Marbella

Mario Vargas Llosa y su exmujer por las calles de Marbella en 2003 (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Mario Vargas Llosa y su exmujer por las calles de Marbella en 2003 (Gtres)

A Mario Vargas Llosa no se le vio por Marbella este fin de semana. Atrás quedaron sus paseos por el casco antiguo cuando no se ocultaba de nada ni de nadie. Muchos le recuerdan por su afabilidad y como se paraba en la calle para hablar con cualquier vecino de la ciudad, como si tal cosa. Tal era su naturalidad, que la ciudad le otorgó el título de Hijo Adoptivo en un homenaje solemne. El nombre del escritor peruano se convirtió en toda una institución en el municipio; de hecho, cuenta en Marbella con una avenida, un colegio de Educación Infantil y Primaria y hasta de una estrella en el Bulevar de la Fama de Puerto Banús. Eso sí, todo ello antes de ser el novio de Isabel Preysler.

Desde que es pareja de la filipina, nada ha querido saber de esta ciudad. La relación entre el escritor y Marbella se remonta a casi tres décadas atrás, concretamente al año 1986, cuando Vargas Llosa descubrió Marbella como sitio de relajación y descanso. De ser un lugar vacacional lo convirtió en un centro para su salud. Su paso anualmente por la Clínica Buchinger era una cita anual sagrada y una obligación ineludible de ayuno y desintoxicación. Luego venían las corridas de toros y sus noches de Starlite siempre acompañado por su esposa. Pero todo eso es parte de ya la historia de un premio Nobel que ahora solo elige el anonimato en lugares donde pasar desapercibido.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

Piscina, amplios jardines, terrazas con vistas indescriptibles, habitaciones amplias y decoradas con gusto... Finca Cortesín se encuentra en Marbella y es el lugar elegido por la jet set patria para descansar de sus quehaceres. Entre ellos se encuentra Mario Vargas Llosa, quien ha encontrado en este resort el lugar ideal para desconectar. © Externa Piscina, amplios jardines, terrazas con vistas indescriptibles, habitaciones amplias y decoradas con gusto... Finca Cortesín se encuentra en Marbella y es el lugar elegido por la jet set patria para descansar de sus quehaceres. Entre ellos se encuentra Mario Vargas Llosa, quien ha encontrado en este resort el lugar ideal para desconectar.
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon