Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vuelven los rumores de crisis entre los Middleton mientras Kate vive su 'peor' momento

Vanitatis Vanitatis 05/04/2016 Núria Tiburcio

Problemas en la familia Middleton. Según publican varios medios británicos, el matrimonio formado por Michael y Carole, padres de la duquesa de Cambridge, vuelve a atravesar una grave crisis. Los consuegros del príncipe Carlos de Inglaterra están viviendo un momento muy duro en su relación matrimonial y, tal como aseguran sus allegados, ya habrían barajado la opción de un posible divorcio. El motivo principal del distanciamiento entre los Middleton es el fuerte carácter de Carole. A Michael no le gustan demasiado las últimas decisiones tomadas por su esposa y eso habría provocado una brecha en su relación.

Lo cierto es que desde que Kate se casó con Guillermo en abril de 2011, son muchas las ocasiones en las que se ha hablado de una crisis matrimonial entre Michael y Carole. La más grave se produjo hace unos meses y se habló de que incluso el padre de la duquesa había abandonado el domicilio conyugal por desaveniencias con su esposa. Y es que tras el nacimiento de su nieta Charlotte, Carole se volcó por completo en ella. Tanto es así que, según aseguró el 'Daily Mail', pensó en vender su casa en Blackerbury para mudarse a una mansión de Anmer Hall y estar más cerca de los futuros reyes de Inglaterra y sus hijos. 

Carole y Michael Middleton (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Carole y Michael Middleton (Gtres)

Y es que para la madre de la duquesa de Cambridgeuna niñera, un ama de llaves, una enfermera de noche, un cocinero y un surtido de oficiales de seguridad no eran suficientes para asegurar la comodidad de su nieta recién nacida en Anmer Hall. Por ello, Carole decidió tomar las riendas de la mansión para organizar al milímetro cada detalle de la vida de su familia, y asegurarse de que William y Kate y sus dos hijos puedan llevar una vida lo más cómoda posible. Tras la publicación de esta información, Carole volvió a demostrar que es una mujer con carácter y envió un comunicado a varios medios de comunicación en el que exigía que rectificasen las informaciones proporcionadas sobre ella.

Un mal momento para la duquesaHace escasas semanas, la duquesa se convertía en el blanco de todas las críticas al no asistir a un acto relacionado con la celebración de St. Patrick. Tradicionalmente, este evento estaba reservado a las mujeres y desde 2012 era la duquesa quien, acompañada por su marido, repartía los clásicos tréboles. Sin embargo, este año prefirió quedarse en su residencia y la única excusa que proporcionó Kensington Palace fue que quiere pasar más tiempo con sus hijos, ya que el 10 de abril empieza un viaje oficial junto al príncipe Guillermo que los llevará a la India y a Bután.

Los duques de Cambridge en una imagen de archivo (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Los duques de Cambridge en una imagen de archivo (Gtres)

Desde que empezó el 2016, la imagen de los duques de Cambridge se ha visto empañada por varias polémicas. El primero en recibir críticas fue Guillermo, a quien se calificó de "workshy" (algo parecido a vago). Y es que se reveló que el duque tan solo trabaja 80 horas mensuales como piloto de helicóptero y que su agenda institucional es casi inexistente. Su abuelo, el duque de Edimburgo, quien tiene 94 años, atiende casi el doble de compromisos que él. Tras este escándalo, los encargados de la Corona se pusieron las pilas para 'lavar' la imagen del primogénito de Lady Di. Y qué mejor que utilizar a George y Charlotte para mostrar la cara más amable de la familia Cambridge y olvidar cualquier escándalo. Para ello, decidieron publicar varias imágenes de los pequeños jugando en la nieve por primera vez. Sin embargo, lejos de calmar a los británicos, estos retratos avivaron la controversia. 

Los duques pensaron que sería interesante mostrar algunas fotografías de sus hijos en la nieve y llamaron al fotógrafo Max Cisotti, de la agencia AP, para que les realizase un improvisado posado durante sus vacaciones. Como era de suponer, los demás reporteros gráficos que cubren habitualmente informaciones de la casa real se sintieron "apartados". Desde la casa real tampoco quisieron dar detalles sobre el destino elegido por los duques de Cambridge, tan solo que se encontraban en "un punto de los Alpes franceses". Esto se produce porque quieren evitar que la prensa descubra en qué hotel se hospedaron y publicar cuánto han costado las vacaciones de Guillermo y Kate. Finalmente, la prensa descubrió que habían estado en la exclusiva estación de Courchevel y que llegarón allí en el avión privado del duque de Westminster.

La princesa Charlotte junto a sus padres (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis La princesa Charlotte junto a sus padres (Gtres)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon