Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Wang Sicong, el díscolo heredero del magnate chino Wang Jianlin

Vanitatis Vanitatis 29/01/2016 Eva Bárcena

Fiestas salvajes, dos Apple Watch de oro de 18 quilates para su perro, un iPad de regalo para todos aquellos que acudieron a su fiestón de cumpleaños en un resort que alquiló en exclusividad... Así se las gasta Wang Sicong, el extravagante hijo de Wang Jianlin, el magnate chino que tiene en vilo a las autoridades madrileñas por el proyecto del Edificio España.

Como hijo del hombre más rico de China, Wang Sicong se ha ganado a pulso formar parte de los 'fuerdai', término con el que se refieren a la 'segunda generación de ricos' en el país asiático. En general, se trata de hijos únicos nacidos a finales de los 80 y principios de los 90 que alardean de su riqueza. A sus 27 años, la última extravagancia realizada por el joven ha sido comprarle dos Apple Watch de oro de 18 quilates a Keke, su perro husky. Wang Sicong colgó la imagen en el perfil que el animal tiene en Weibo, la red social china, con el siguiente mensaje: "Debería tener cuatro relojes porque tengo cuatro patas, pero eso ya era demasiado. Me conformo con dos, lo que se adapta totalmente a mi estatus".

Keke, el husky de los Apple Watch © Proporcionado por Vanitatis Keke, el husky de los Apple Watch

En total, el heredero por excelencia se gastó 30.000 euros en su mascota, pero no es la primera vez que tira de Visa Oro para su perro, que ya ha posado durmiendo entre billetes, llevando bolsos Fendi del cuello e incluso bebiendo agua embotellada Fiji.

Pero no es el único escándalo que rodea al joven. Para su fiesta de cumpleaños, alquiló un resort exclusivo en la ciudad de Sanya y pagó el desplazamiento a todos sus invitados. La fiesta contó con la actuación del popular grupo surcoreano T-ara, formado por cinco mujeres. Además, cada asistente al evento se volvió a casa con un iPad de regalo.

Keke con su 'almohada' de dinero © Proporcionado por Vanitatis Keke con su 'almohada' de dinero

El soltero de oro que preocupa a la economía china

Si los desmanes de Wang Sicong preocupan a alguien más que a su padre es por lo que su figura significa en la economía del país asiático. Casi un 90% de las empresas privadas chinas pertecenen a las familias ricas de estos jóvenes, según la revista 'Forbes', y se esperaba que los 'fuerdai' heredasen esos negocios en la próxima década. Sin embargo, ni uno solo de ellos parece estar preparado para tal responsabilidad.

Tras enviarle a estudiar a los mejores internados de China, a la escuela privada Winchester College de Reino Unido e incluso pagarle la carrera de Filosofía en la Universidad Colegio de Londres, Wang Jianlin no tiene claro que vaya a legarle su conglomerado empresarial a su único hijo. "Si logra por sí mismo ser aceptado por todos en Wanda, me sucederá. Si no tiene esa capacidad, no lo hará", reconoció Wang en la revista 'Talents Magazine'.

Wang Jianlin durante el CCTV Financial Forum de Beijing (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Wang Jianlin durante el CCTV Financial Forum de Beijing (Gtres)

Precisamente su condición como heredero del imperio Wanda, formado por diversas empresas y dueño del 20% de las acciones del Atlético de Madrid, han convertido a Wang Jianlin en el soltero de oro chino. Sin embargo, y para avivar aún más la incertidumbre sobre su futuro, ni tiene novia ni prisa por tenerla. "Solo me gustan las mujeres de pechos grandes", comentó una vez en un medio de comunicación. Y eso que no es su declaración más controvertida, desde que soltó aquello de "no me importa hacer amigos ricos porque nunca serán más ricos que yo"

Una de sus entrevistas más conocidas la concedió a la BBC, donde afrontó la situación política china y afirmó que "antes o después, te acostumbras". "Escapar del sistema sería un suicidio y no hay forma de prosperar fuera de él -argumentó-. Por eso me gustan tanto los videojuegos, porque te presentan otras formas de afrontar la realidad". El joven disculpó su alto tren de vida asegurando que "es el Estado el que decide qué está bien, y si no sigues esos ideales, es que algo no funciona", por lo que "cada uno esconde sus propias ideas tras una máscara".

Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon