Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

5 trucos para evitar la caída del cabello en otoño

Logotipo de InStyle InStyle 12/10/2017 InStyle
Negin Mirsalehi © InStyle Negin Mirsalehi

Lo habrás notado, el otoño ha hecho que tu cabello pierda densidad. Pero, a priori, no hay que alarmarse, porque es la estación en la que nuestro ánimo y nuestro cuerpo sufre más cambios y, entre ellos, está el de renovar el cabello. En la cama, después de cada ducha o al cepillarnos veremos más pelos que en verano, pero este proceso es necesario para cambiarlos y dar paso a los nuevos.

Esto es debido a que esta es la estación en la que el pelo más se regenera y, por otro lado, después del verano, agentes como el cloro o el sol también hacen mella en él. Se debe tener claro que no se trata de una pérdida de cabello, sino de un dejar paso al nuevo. Pero, para evitar que se caiga más de la cuenta debemos hacer que el folículo no se debilite, ya que un folículo débil impide que los nutrientes pasen al resto del cabello, provocando la irremediable caída. Para ello debemos seguir las rutinas básicas de cuidado del cabello y una alimentación consciente llena de vitaminas y proteínas para fomentar su crecimiento y su voluminosidad. Y también poner a prueba estos 5 consejos que nos ayudarán a reducir la acusada perdida de pelo de esta estación:

1. No frotes en exceso. Cuando nos lavamos el pelo debemos aplicar el champú con masajes suaves, que no sean demasiado agresivos, ya que la fricción extrema causa daños en la estructura de las fibras. Realiza un suave masaje y delicado para aplicar el champú. Además te ayudará a relajarte.

2. El agua no demasiado caliente. Si nuestra pasión son duchas con el agua casi hirviendo, debes evitarlo. Es mejor una ducha templada ya que causará menos daño en el cuero cabelludo y evitarás destruir la capa protectora que este crea. Además conseguirás más brillo en el resultado final.

3. El cepillado es muy importante. El peine con el que desenredamos el pelo es crucial en el cuidado de nuestro cabello. Por eso este instrumento debe ser de calidad para evitar que se rompan más fibras capilares de las debidas. Además, el acto del cepillado debe comenzar primero por las puntas y luego, medios y raíz. Si no los nudos pueden ser peligrosos.

4. Evita secadores o artilugios que lo dañen en exceso. El pelo húmedo es el más frágil por eso no debemos usar demasiado secador o plancha cuando esté mojado. Es mejor secarlo al aire o por lo menos no usar temperaturas ni cepillos que lo machaquen más.

5. Ayúdate de tratamientos específicos. Usa champús anticaída o fortificantes para que tu preciosa melena no se vea demasiado afectada por los estragos del otoño. Verás como siguiendo estos consejos tan útiles, tu pelo brillará y no hará falta que recurras a cortarlo por lo sano este otoño.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de InStyle

image beaconimage beaconimage beacon