Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¡Sorpresa! Madonna publica en Instagram la primera foto de todos sus hijos juntos

Logotipo de Glamour Glamour 22/08/2017 Glamour

Y aunque podría ser simple amor de madre, algo nos dice que detrás de esta rara imagen familiar se esconde algo más....

Después de haber celebrar su 59 cumpleaños protagonizando la mejor fiesta gitana que haya visto Italia en las últimas décadas, Madonna ya está de vuelta en Nueva York para retomar las aburridas rutinas del mundo real.

Y aunque somos conscientes de que si hay alguien en este mundo que ame cumplir a rajatabla el horario de una agenda repleta de tareas y compromisos es ella; también hay algo en esta vuelta que nos hace sospechar que nada más pisar su casa de Manhattan la depresión postvacacional hará acto de presencia. Sí, Madonna, antes que reina del pop, es humana.

Para empezar, la cantante notará mucho la ausencia de la mayoría de sus hijos. En su llegada hoy al aeropuerto JFK vestida con la codiciada sudadera de Louis Vuitton para Supreme,la cantante solo se ha dejado fotografiar llevando a sus gemelas adoptadas Esther y Stella de la mano.

1 © Proporcionado por Glamour 1

Unos pasos por detrás también se ha podido ver a Mercy intentando pasar desapercibida ante tanto flash. Pero ya. Hasta aquí la procesión de hijos. De David Banda y de Rocco, que posiblemente se hayan quedado unos días en Londres para pasar algún tiempo con su padre Guy Ritchie; ni rastro. Tampoco de Lola, aunque a ella lo raro sí que sería verla al lado de su madre. Desde que cumplió la mayoría de edad hace casi tres años, Lourdes disfruta de esa libertad de movimientos que cuando vivía bajo el mismo techo de Madonna era toda una utopía.

Pero no es en esas ausencias físicas en el aeropuerto en lo que se basan nuestras sospechas del bajón que sentirá Madonna cuando abra la puerta de casa, sino en algo muy raro que ha publicado en su Instagram. Para ser más exactos, en algo que ha publicado que no habíamos visto nunca: su primera foto con todos sus retoños a su lado.

 

Birthday 🎉🎂🎈🇮🇹♥️

Una publicación compartida de Madonna (@madonna) el 18 de Ago de 2017 a la(s) 7:20 PDT

Una imagen tomada en la fiesta de cumpleaños italiana que, según el sentido común, debería haber sido lo primero que mostrara a sus seguidores de aquel evento. Pero por algún motivo, Madonna se ha guardado hasta el final obligándonos a ser testigos antes de delirantes bailes entre matas de tomates, triunfales entradas a lomos de un caballo erecto y otro alto número de excentricidades.

Que estaban muy bien todas y nos han divertido mucho, pero estaremos todos de acuerdo que ver a Madonna con Lourdes, Rocco, David, Mercy, Esther y Stella es la verdadera noticia. ¿Por qué esperar tanto a hacerla pública?

Casualidad, pensarán algunos. El problema es que esa es una palabra que no entra en el vocabulario de Madonna. Ella sabe mejor que nadie que si está donde está ahora es porque ha planificado con antelación hasta el más pequeño detalle. Una carrera como la suya no es fruto de la casualidad. Nada en su vida lo es. Y por eso esta foto en este preciso momento tiene que significar algo. Algo más que una madre presumiendo de descendencia ante el mundo y a la vez triste por tener que separarse de su prole.

¿No será, por ejemplo, que Madonna quiere así desviar la atención mediática del juicio del que, casualmente, tiene que hacer hoy mismo una declaración previa frente al juez?¿La misma declaración para la que ha pedido que, dada su fama, no se permita grabar ni una sola imagen para no dañar su reputación?

El objetivo de esta declaración es conocer la versión de la artista sobre el origen de los objetos privados que una examiga suya, Darlen Lutz, había sacado a subasta en julio (entre ellos, varias cartas personales en las que insultaba a Whitney Houston) y que según Madonna eran objetos robados. De ahí que la subasta se haya suspendido por petición judicial hasta que todo se aclare.

La denunciada, por su parte, insiste en que ella no robó nada, que son todo regalos que le hizo Madonna y además pide que no le den tratamiento de celebrity en el juzgado ya que ante la ley todas las personas son iguales. De momento, no se sabe si Madonna será finalmente grabada dando su declaración. Tampoco si Darlen podrá vender esos recuerdos, ya que hasta septiembre no se espera una sentencia firme.

Habrá que estar pendiente del Instagram de Madonna para saber cómo evoluciona el caso. Ardua tarea porque la cantante es adicta a esta red social. Aunque si veis algo fuera de lo normal, ya puedes imaginar por dónde van los tiros…

www.glamour.es

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Glamour

image beaconimage beaconimage beacon