Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Adelgaza la ropa 'fit' de compresión?

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 29/11/2016 Inés Alonso

Si eres chica y te habías resistido, por una cuestión de feminismo o de comodidad, a ponerte debajo del vestido (y hasta de los vaqueros) la faja que lucen desde hace unos años con orgullo las ‘celebs’, pero habías caído en la tentación de embutirte en las mallas de compresión cuando salías a correr para perder un poco más de grasa y más rápido, ya estás tardando en quitártelas. Confirmado: ¡NO ayudan a adelgazar! Así que libérate y respira sin opresión. Para los machos alfa, la cosa va más de camisetas y calcetines, pero también conviene saber cuándo ponerse la camiseta que marca pectorales (o michelines, según el caso) y que te comprime cual salchicha.  

¿Cómo actúa la ropa de compresión en nuestro cuerpo? “Aumentando y mejorando el retorno venoso, lo que provoca el incremento también del gasto cardiaco y, por tanto, del rendimiento”, explica la doctora Ana Alegría, especialista en Cardiología del hospital Vithas Nuestra Señora de América.

¿Para qué sirve (y para qué no)? Volvemos al principio: “Las prendas de compresión sirven, sobre todo, para facilitar la oxigenación muscular. Pero no sirven, ni deben utilizarse, para sudar más, lo cual tampoco adelgaza, pues lo que provoca es únicamente una pérdida de agua que se repone de inmediato después”, aclara la médico.

¿Me la pongo? Así las cosas, te estarás preguntando si conviene ponérsela o no antes de la clase de ‘spinning’ o de salir a correr por la ciudad. Ana Alegría afirma que es especialmente útil en deportistas de competición, pues sus beneficios son más aprovechables para los que realizan ejercicio de forma más enérgica de lo habitual, ya sean profesionales o ‘amateurs’ de alto rendimiento. Y apostilla: “Aunque estas prendas no están contraindicadas en ningún deporte, sobre todo son recomendables en disciplinas aeróbicas de largas distancias. Y también las personas que tienen facilidad para las contracturas o calambres pueden beneficiarse”.

¿En qué se concretan estos beneficios?  “En un aumento ligero (5-10 %) como máximo) del rendimiento aeróbico y recuperación muscular más rápida, además de comodidad de uso y protección frente a las temperaturas extremas exteriores”, señala Alegría.

© Externa

Y como no todo es bueno para todos, una última advertencia de la doctora: “La ropa de compresión no sustituye a la forma física, sino que ayuda al ejercicio. En principio, no es necesaria (aunque nunca inconveniente) para realizar deporte diario de baja intensidad con el objetivo de mantenerse saludable”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon