Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Quieres hacer detox? Bebe aloe vera

Logotipo de Grazia Grazia 20/07/2017 Patricia Rodríguez

Lo de las bondades del aloe vera no es ningún secreto: lo sé yo, lo sabes tú, lo sabe (sobre todo) tu abuela y lo sabían hasta los sumerios en el siglo XXI a.C. Las propiedades calmantes y antiinflamatorias de esta planta la han convertido en el remedio natural al que acudir para mejorar quemaduras y cicatrices. Pero las cremas que incorporan este célebre vegetal originario de Arabia no son la única manera de sacarle todo el provecho; los beneficios del arbusto se multiplican exponencialmente si en vez de usarlo sobre la piel… nos lo tragamos.

“El aloe vera contiene sustancias capaces de ayudar a eliminar toxinas”, explica Patricia Cerón, Licenciada en Ciencia y Tecnología de los de los Alimentos y Product Manager en Forever Living. Una función que la convierte en un ingrediente fundamental para una dieta depurativa; pero no solo eso. Además, “es un regulador metabólico, del sistema inmune y tonificante general del organismo”, añade Cerón. Las virtudes naturales del aloe como antiinflamatorio, como analgésico, como cicatrizante y como regenerador de tejidos se mantienen también (y se multiplican) si en lugar de aplicarlo tópicamente, lo bebemos o lo incorporamos a la dieta. Bienestar que se notará por dentro ¡y por fuera!: mayor hidratación en la piel, reducción de manchas o brillo en el pelo son algunos de los efectos ‘colaterales’ de este superalimento.

Por ejemplo, en un chupito por las mañanas en ayunas para los más valientes, para que la absorción de sus nutrientes no se vea interferida por ningún otro alimento: “Yo suelo comprarlo a tomar limón (por ejemplo) tiene muchas propiedades, es muy rico en vitamina C, no hay límite y si dejamos de tomarlo no nos va a generar ni resistencia ni notaremos efectos secundarios”, recomienda Patricia Cerón, una de las mayores expertas en aloe vera en España.

© Proporcionado por Grazia

¿A QUÉ SABE?

Pues bien no sabe, para qué nos vamos a engañar. Por lo menos no la primera vez que te atreves con ello. Su sabor es muy característico y, aunque algunos digan que “sabe a planta o a jardín”, lo cierto es que no se parece a nada que hayas probado antes.

© Proporcionado por Grazia

El tequila tampoco es que sepa a gloria… y te lo bebes igualmente.

¿CÓMO ME LO TOMO?

Si el chupito en ayunas es demasiado intenso, puedes suavizarlo mezclándolo con miel o con zumos de frutas naturales. “Podemos añadirlo en cócteles, para que no se corten emulsiones, como aliño en ensaladas, en salmorejo… ¡Podemos ser tan creativos como queramos! Lo que sí tenemos que tener en cuenta es que no debemos calentar nunca el gel de aloe vera para evitar de este modo que los ingredientes activos pierdan sus propiedades de interés”, aconseja Cerón.

© Proporcionado por Grazia

¿ES APTO PARA TODOS LOS PÚBLICOS?

“Las personas con alergias conocidas a la familia del aloe (Liliáceas) como el ajo, la cebolla, tulipanes, u otras plantas pertenecientes a la misma podrían tener reacciones adversas”, señala la experta de Forever Living.

¿Y LOS CONTRAS?

“Su composición es extremadamente compleja, y varía mucho en función de la riqueza de la tierra donde se cultiva y la época de recolección de las hojas, así como su edad y su procesado”, apunta Cerón, así que tan importante como descubrir sus beneficios es saber que estamos tomando un producto de calidad, así que nada de cortar una rama de la maceta que tienes en el balcón. “Es importante siempre tomar aloe vera 100% libre de aloína”, la única manera de evitar cólicos u otros efecto indeseables.

Más en MSN:

Dieta laxante de verano

¿Qué hay que comer cuando hace calor?

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Grazia

image beaconimage beaconimage beacon