Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Vas a empezar a entrenar duro? Necesitas hacerte antes una prueba de esfuerzo

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 21/03/2017 Inés Alonso

Si eres de los que no les van las medias tintas y has decidido este año ponerte a tope con el ejercicio y marcarte una rutina de entrenamiento a ‘full’ con el objetivo de marcar pectorales y no dejar pasar ni una sola carrera popular, párate un momento y piensa. Todo eso está muy bien, pero si vas a practicar deporte con intensidad y constancia, deberías tomar una precaución indispensable para evitar un susto gordo o algo peor. ¿Seguro que tu corazón puede soportar cinco, diez o más kilómetros del tirón o levantar 20 kilos? Sal de dudas haciéndote una ergometría.

¿Que qué es eso? No te asustes. Es solo una prueba de esfuerzo, ¡y no duele! Como explica la doctora Ana Alegría, cardióloga del hospital Vithas Nuestra Señora de América, “consiste en acelerar el corazón a través del ejercicio, normalmente, o de fármacos para observar después su funcionamiento en el electrocardiograma”. Ni siquiera necesitarás pedir un día libre en el trabajo; en lugar de escaparte al gimnasio a la hora de comer, pide cita en una clínica. Dependiendo de tu estado de forma, la prueba te llevará entre 5 y 25 minutos y luego unos 10 minutos más para valorar tu recuperación.

Y tampoco te vaciará el bolsillo. Suele costar uno 300 euros, aunque casi todos los seguros médicos la cubren; así que si eres un habitual de las mallas y nunca te has hecho este chequeo básico, ya estás tardando. Te quedarás más tranquilo, pues, como explica la cardióloga, “detecta problemas coronarios y también determina cuál es la respuesta de nuestra presión arterial en una situación de esfuerzo o ejercicio intenso. Si se presentan mareos, opresión o dolor en el pecho con el esfuerzo o palpitaciones raras con el ejercicio, está especialmente indicada”.

© Externa

Aviso para navegantes: no solo los 'pro' deben hacerse la ergometría de forma periódica: también los principiantes son candidatos. Según la doctora Alegría, “en personas que nunca han hecho ejercicio es especialmente importante, ya que permite, junto con un ecocardiograma, descartar problemas cardiacos antes de la práctica deportiva”.

Así que ya sabes: la próxima vez que te calces las zapatillas, hazlo con el corazón (sano).

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon