Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Álvaro Morata, el hombre detrás del fichaje más caro de un futbolista español

Logotipo de GQ GQ 20/07/2017 GQ

A uno de los futbolistas con mas proyección de su generación se le ha presentado un verano poco convencional, con boda y luna de miel incluidas. 1 © Proporcionado por Revista GQ 1

Arrancan la pretemporada con una gira americana o asiática y durante el curso viajan una y otra vez por la vieja y larga Europa (Lisboa y Moscú están separadas por 4.500 km) para disputar la Champions League con sus clubes o la fase de clasificación (para el Mundial o la Eurocopa, según toque) con la selección. Y todo esto sin contar los innumerables trayectos domésticos para jugar el campeonato local. El tiempo del futbolista de elite se reparte entre entrenamientos, partidos y viajes. Por desgracia, no siempre tienen margen para conocer esos destinos que visitan.

De hecho, lo raro es que puedan disfrutar de alguno de ellos. "Del avión vamos a la habitación del hotel, después tenemos unos diez minutos para dar un paseo con el equipo antes de ir al estadio y, tras el partido, regresamos rápido al aeropuerto. Supongo que cuando deje el fútbol me dedicaré a conocer en profundidad todos esos lugares", nos cuenta Álvaro Morata (Madrid, 1992), quien goza de un verano más relajado de lo habitual al no haber este año compromisos internacionales.

1 © Proporcionado por Revista GQ 1

El espigado delantero, campeón de Liga y de Europa con el Real Madrid, que ha fichado recientemente por el Chelsea en el traspaso más caro de un jugador español (80 millones de euros), ha disfrutado de unos días de vino y rosas, quizá los más felices de su vida. En diciembre de 2016 le pidió matrimonio a su novia (Álvaro hincó la rodilla en un espectáculo del Mago Pop; puedes ver el vídeo del momento en YouTube) y el pasado junio celebró la luna de miel por las islas Seychelles (aunque pensó también en un safari: "a ver si la convenzo, que no le hace mucha gracia…", nos confesó cuando quedamos con él).

Su chica, la guapísima modelo italiana Alice Campello, a quien conoció cuando defendía la camiseta bianconera de la Juventus, es incluso más joven que Álvaro (nació en 1995): "Algunos amigos me dicen que lo bueno de casarme con 24 años es que así voy a tener más tiempo para organizar el resto de mis bodas", bromea, y al momento añade: "Lo cierto es que sólo llevamos un año y medio, pero ya hemos superado la barrera de vivir juntos y estamos seguros de lo que hacemos". Tras la luna de miel, para rematar un estío de ensueño, Álvaro y Alice visitaron Cerdeña con los padres de ella.

Tras este largo y cálido verano, eso sí, el futbolista madrileño tendrá que quitarse la caraja de encima y ponerse a punto para un curso que puede cambiar su carrera, pues a final de temporada toca Mundial en Rusia y debe estar a la altura del listón del seleccionador Julen Lopetegui: "Para las nuevas generaciones es muy difícil, si no imposible, competir con el recuerdo de aquel equipo que ganó todo entre 2008 y 2012. No obstante, todos los futbolistas seleccionables tenemos la ilusión de hacer algo grande con España. Mi sueño de niño siempre fue acudir y ganar una Copa del Mundo, así que espero estar muy ocupado en junio y julio de 2018".

*Artículo publicado originalmente en el número 234 de GQ.

1 © Proporcionado por Revista GQ 1

www.revistagq.com

]]>

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de GQ

image beaconimage beaconimage beacon