Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ésta es la verdadera razón por la cual Edward Cullen nunca sonreía

Logotipo de Glamour Glamour 02/08/2017 Glamour
Bella Swan y Edward Cullen © Cordon Press Bella Swan y Edward Cullen

Robert Pattinson revela por fin por qué su personaje estaba constantemente deprimido en 'Crepúsculo'.

Hace tiempo nos preguntábamos cómo hubiera sido Crepúsculo sin Robert Pattinson, que estuvo a punto de ser despedido del rodaje. Ahora, el propio actor ha hecho volar nuestra imaginación de nuevo planteándonos un nuevo reto: ¿nos habría gustado igual la saga cinematográfica si el personaje de Edward Cullen hubiera sonreído más? Porque, tal y como ha revelado en una entrevista, su intención era que no estuviera permanentemente triste y deprimido, pero los propios productores se empeñaron en que hubiera una eterna nube gris de desolación sobre el personaje.

"Me acuerdo de que los productores me dieron una copia del libro, y cada vez que Edward estaba subrayado. A mí me dieron un subrayador distinto y marqué cada vez que fruncía el ceño" cuenta, revelando cómo los jefes y él ya comenzaron a tener una visión distinta del personaje desde el principio.

Incluso los representantes de Robert intentaron mediar por él para que su personaje estuviera un poco más alegre, aunque fuera en los momentos que pasaba con Bella, de quien estaba locamente enamorado. Pero la respuesta fue clara: debía seguir las indicaciones. Y con amenazas: "o haces lo que queremos o serás despedido", le dijeron.

1 © Proporcionado por Glamour 1

Hoy parece imposible imaginar al personaje de Edward Cullen sin su expresión taciturna. Apenas esbozó alguna sonrisa cuando vio a Bella llegar al altar o como recién casados. Pero lo habitual a lo largo de las 5 películas es que su rostro reflejara estar tan atormentado que daban ganas de darle un abrazo para que se animase. Aunque claro, parece que los productores no se equivocaban y las fans de Crepúsculo se enamoraron perdidamente del personaje de Robert. A pesar de sus deseos. Eso sí, podemos entender que terminase tan agotado de esta saga y de toda su promoción; al fin y al cabo, pasó meses interpretando a alguien con quien no se sentía cómodo en absoluto.

www.glamour.es

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Glamour

image beaconimage beaconimage beacon