Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Última tendencia: llegan las parejas que viajan... por separado

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 11/08/2017 Claudia del Águila

El mercado de los 'singles' tiene una competencia que se parece en la forma pero no en el fondo. Se trata de personas que también viajan sin compañía, pero la diferencia es que tienen pareja. Muchos son los que se apuntan a esta tendencia. Y lo de "muchos" no es un decir. Según el portal de viajes Yporquénosolo,esta opción se ha incrementado un 500% desde 2003. A este paso, y exagerando un poco, el raro será aquel que quiera sostener la mano de su amado o amada mientras contempla una romántica puesta de sol. Y razones no faltan, ya que no todas las parejas sobreviven al periodo estival. La mayoría de separaciones se producen justo después del verano, cuando la convivencia más estrecha pone de manifiesto las desavenencias que el día a día disimula. Descubre las claves para que tu relación sobreviva a unas vacaciones impares.

Por qué viajar sin pareja

Las razones son muchas, pero se podrían distinguir dos grandes grupos: quienes lo hacen por necesidad y quienes escogen esta opción porque les resulta más atractiva. En el primero, situaríamos a las parejas que por razones ajenas a ellos han tenido que separarse para no quedarse en casa pasando calor. Por ejemplo: los que, por trabajo, no han logrado que sus vacaciones coincidan; o los que, al tener hijos o familiares a su cargo, optan por hacer turnos.

En el segundo grupo encontramos a parejas que tienen gustos dispares. Pongamos un caso extremo: uno sueña con hacer paracaidismo y el otro tiene vértigo. Para que ninguno de los dos tenga que renunciar a nada, cada uno se va por su cuenta y aquí paz y después gloria. Y, por último, hay quienes piensan que viajar por separado fortalece la relación, fomenta las ganas de verse y disfrutar contando su experiencia en ausencia del otro. Sea como fuere, existen algunos trucos para que esta opción funcione.

De mutuo acuerdo y de forma igualitaria

Lo fundamental es que los dos estén de acuerdo de verdad y que no sea uno el que quiera hacerlo y el otro que diga que sí sin estar convencido del todo. Para ello, como para casi todo en la pareja, es necesaria una buena comunicación. Y el otro punto importante es que los dos disfruten de la experiencia. Por ejemplo, si uno se queda cuidando de hijos o familiares mientras el otro realiza su sueño de hacer la ruta 66, habrá un desequilibrio que tarde o temprano pasará factura. Y es que aunque el que se queda aquí diga: "si a mí no me importa", existen bastantes papeletas para que en la primera discusión emplee las vacaciones como arma arrojadiza. Por eso, todo tiene que quedar bien claro.

Elección del destino

Debería ser un enclave al que el otro no tenga especiales ganas de ir. Es una ocasión ideal para no tener que "pactar" y, por ende, renunciar a lo que uno quiere hacer para llegar a un acuerdo. Ese es uno de los alicientes que tiene este tipo de viaje. Por ello, se ha de respetar que el destino escogido no sea uno que la otra persona le interese visitar. También se puede aprovechar para hacer un viaje diferente del que se haría en pareja: por ejemplo si uno quiere acampar y el otro busca hoteles rurales, por una vez, cada uno escogerá su alojamiento ideal.

Pactos previos

Una de las razones que pone en peligro esta opción son los celos. Si uno de los dos teme que la otra persona aproveche sus días de asueto para echar una canita al aire, se tendrá que hablar largo y tendido del tema. Una buena relación debe basarse en la confianza para que funcione. En cambio, si por ejemplo se tiene una relación abierta, esta cuestión no será tan importante. Se trata de nuevo de pactar y ser capaz de comunicarse.

Comunicación en la distancia

© Externa

Es importante dejar clara comunicación que se mantendrá en vacaciones. Si uno quiere desconectar realmente de todo (incluyendo de su pareja) y dejar el móvil tirado en el hotel, es mejor que deje claras sus intenciones antes de que el otro paranoie por no recibir respuesta a sus mensajes. La clave está en pactar y respetar los acuerdos.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon