Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¡Su primer cumple! ¿Conviene celebrarlo?

Crecer Feliz Crecer Feliz 08/03/2016 María Castrillón
¡Su primer cumple! ¿Conviene celebrarlo? © Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L. ¡Su primer cumple! ¿Conviene celebrarlo?

Han pasado ya 12 meses desde que vuestro hijo llegó al mundo... ¡Parece mentira que aquel pequeñajo se haya convertido en este personajillo que no para de moverse y trastear por la casa! Ahora ya está totalmente integrado en el entorno que le rodea y participa de cualquier acontecimiento. Por eso, aunque aún no sea consciente de lo que significa su cumpleaños, le vendrá muy bien que hagáis una fiesta para celebrar este día tan especial.

Le viene bien ser el protagonista Y es que este acontecimiento es la ocasión ideal para organizar una pequeña celebración familiar en la que él se sentirá protagonista (genial para su autoestima), intuirá que es parte de un grupo que le quiere (lo que le dará seguridad) y se lo pasará muy bien jugando y apagando la vela de la tarta (lo que hará que se sienta feliz).

Ahora que ya sabéis cuánto le beneficia, poneos manos a la obra para prepararla. Pero tened presentes las características que debe tener esta fiesta para que vuestro hijo la disfrute de verdad.

La fiesta idealAl organizarla, tened en cuenta:

La hora. Para el niño de 1 año la rutina sigue siendo esencial. Por eso conviene que la alteréis lo menos posible. Empezad la fiesta a media tarde para que le dé tiempo a dormir una siesta y esté más descansado. Y terminadla hacia las ocho: así podréis bañarle con calma y darle la cena a su hora o un poquito más tarde, algo importante para que duerma bien después de un día tan ajetreado.

Los invitados. Es mejor que sean pocos y bien elegidos: vosotros, los abuelos, algún tío, algún bebé amigo... Las personas con las que tiene contacto habitualmente.

La merienda. Lo ideal es que le deis la que suele tomar y le dejéis picar de algún aperitivo que hayáis preparado para los invitados (los que sean adecuados para él). Y en cuanto a la tarta, lo mejor es que hagáis una casera, de fruta, para que él pueda comerla. Servid la comida en platos de papel de colores y poned cubiertos de plástico y mantel y servilletas infantiles. Nada más terminar, recoged todo para que no queden restos que puedan ser peligrosos.

Los regalos. Si cada invitado trae uno, se abrumará y no los disfrutará. Pedidles que se pongan de acuerdo para regalarle dos o tres juguetes, como mucho. Le encantará soplar la vela de la tarta, pero no le dejéis cogerla luego o se la comerá. Y no apaguéis las luces al llevar la tarta a la mesa: el niño puede asustarse.

¿Y la decoración?A la hora de decorar la casa para fiesta, hay adornos convenientes y otros que es necesario evitar. Podéis poner guirnaldas de papel, un cartel de su personaje favorito de los dibujos animados, unas tiras de serpentina... Evitad los globos. Si se explotan se llevará un buen susto y no disfrutará más de la fiesta. Y además, los restos que quedan cuando se rompen son muy peligrosos (si el bebé los coge y se los lleva a la boca es muy fácil que se atragante con ellos). 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Crecer Feliz

image beaconimage beaconimage beacon