Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Ha llegado el momento de confesar vuestro pasado sexual?

AR AR 10/03/2016 Ana Villarrubia
¿Ha llegado el momento de confesar vuestro pasado sexual? © AR Revista ¿Ha llegado el momento de confesar vuestro pasado sexual?

Pocos momentos generan tanta incomodidad y despiertan tantas dudas en el inicio de una relación como el momento en el que toca hablar del pasado, de relaciones anteriores, y de los antecedentes sexuales más concretamente.

Forman parte de tu historia de vida, pero es complicado hablar de ello sin ningún tipo de matiz circunstancial o marco contextual. Es evidente que no te has caído de un guindo y que él no es tu primer amor, pero no sabes cómo manejar esa información tan sensible.

Por un lado, no quieres parecer una ingenua santurrona pero, por otro lado, tampoco conoces sus referencias, no quieres que se haga una idea equivocada de ti, ni por asomo quieres que piense que él es uno mas en un largo camino de promiscuidad. ¿Cuántas parejas sexuales son muchas y cuántas son demasiado pocas?

Una vez más tenemos la respuesta gracias a las ingeniosas encuestas que llevan a cabo los portales de citas a través de internet. Esta vez ha sido la web IllicitEncounters.com que anima a las personas casadas que se sienten emocionalmente descuidadas a que le pongan algo de picaresca a su vida y tengan una aventura. Con el objetivo de ahondar en el comportamiento sexual de sus usuarios han llevado a cabo un estudio en Inglaterra el que 1.000 participantes, hombres y mujeres, eran interrogados acerca del número idóneo de parejas sexuales que uno debe confesar a su potencial pareja para no ser considerado ni un indecente libertino ni un inexperto mojigato. ¿Quieres saber la respuesta?

Sorprendentemente la media es unánime para ambos sexos: 10 es el número ideal de relaciones sexuales que es adecuado confesar cuando se está empezando a intimar con una nueva pareja. En su mayoría, los encuestados estaban de acuerdo en que más allá de ese número, el de enfrente parece un fantasmón (o fantasmona).

¿No percibes en estas conclusiones un poco de hipocresía? Yo no puedo evitar pensar que, sabiendo que se trataba de una encuesta que iba a publicarse, todos los participantes -y especialmente los hombres- respondieron de manera más políticamente correcta de lo que jamás confesarían en la intimidad.

Porque a la mujer con un largo historial sexual a sus espaldas todos hemos visto cómo la llamaban promiscua (por no decir otra cosa), pero al hombre con la misma trayectoria nunca he visto que le descalificaran de ese modo.

¿Y qué ocurre en la pareja? ¿Hay que ser verdaderamente sinceras o es mejor adecuarse a lo que este estudio nos dice para quedar bien? En mi humilde opinión como psicóloga, ni lo uno ni lo otro. En la vida pasamos por tantas circunstancias y cambiamos tanto a lo largo del tiempo que no parece ni necesario ni adecuado confesarse al pie de la letra, ni siquiera con la pareja.

Porque una cosa es no mentir y otra bien distinta es tener que narrar experiencias que ya no se sienten como propias. Ya sea por exceso o por defecto hay historias que pertenecen a épocas pasadas con las que no nos identificamos, que ya no nos definen.

Sólo cabe mantener el rigor de la verdad en cuanto a potenciales relaciones de riesgo. Ahora bien, si no quieres decir la verdad pero tampoco sabes qué decir, ya tienes una clave: el 10 es el número mágico.

www.anavillarrubia.com

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AR

image beaconimage beaconimage beacon