Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Quieres acariciar y ronronear? Visita un café para gatos y déjate llevar

Vanitatis Vanitatis 09/01/2016 Marta Villalba

Si buscas compañía felina, estarás feliz de saber que puedes acudir a los Neko Cafés, esos lugares en los que los gatos son quienes mandan y deciden si desean o no compañía, juegos, alimento o un regazo calentito. Estos establecimientos han conquistado ya muchas ciudades del mundo y, aunque el primer café de gatos del planeta se abrió en Taiwán en 1998, ha sido en Japón donde más han proliferado: desde la apertura del primero en 2004, ya se han creado alrededor de 200. Allí han triunfado porque mucha gente no dispone de espacio en sus minúsculas viviendas para tener una mascota, o porque están prohibidas por las molestias y alergias que puedan causar a los vecinos. Por eso también hay cafés de perros y conejos.

En Europa están en auge y ya podemos encontrar una treintena. El primero se inauguró en Viena en 2013; después llegarían Múnich, París y el cuarto, en Madrid en 2013, la Gatoteca (Argumosa, 28). "Es el único en España, aunque próximamente abrirán uno en Barcelona", explica Alexander Aznar, la directora del café de Lavapiés, pionero en el Viejo Continente en ofrecer la posibilidad de adoptar al minino. En este establecimiento nada corriente y sin ánimo de lucro se realizan muchas actividades (yoga con gatos, mercadillos, cursos de nutrición, talleres con niños...) y los felinos mandan. Por ejemplo, no se les puede coger en brazos si el gato no lo demanda, ni acariciarles si están dormidos, ni retenerles en contra de su voluntad, entre otras normas. 

Un café, una lectura y la compañía de un minino junto a ti © Proporcionado por Glamouratis Un café, una lectura y la compañía de un minino junto a ti

"En Japón, la mayoría de los Neko Cafés están dirigidos a la persona, mientras que en la Gatoteca, sede de la ONG ABRIGA, nuestra prioridad es el gato. Con la adopción cumplimos un fin social, dado el grave problema de abandono de animales que hay en España", señala su directora. No es un bar para llevar a tu propio minino, sino que vas para conocer a los que viven ahí y si surge el flechazo y te encariñas de alguno, puedes adoptarlo. La primera consumición es gratuita y por las siguientes se paga la voluntad, y también se cobra por el tiempo que pases con ellos. El precio se ajusta según los minutos, por 30 abonas 4 euros y por una hora 6 euros. Como el aforo es limitado, funciona con reservas. 

En La Gatoteca, si surge el flechazo puedes adoptar al gatito © Proporcionado por Glamouratis En La Gatoteca, si surge el flechazo puedes adoptar al gatito

"Los gatos provienen de refugios, asociaciones y protectoras de animales de España, y están identificados y desparasitados. Cuando quieres convivir con alguno, obligatoriamente tienes que darte de alta como socio en la Gatoteca y hacer un curso sobre el cuidado de los gatos de cuatro horas". Este año han abierto Cat Cafés en el continente americano, primero en Canadá y en México y varias ciudades de Estados Unidos como Nueva York y Oakland, y todos se han establecido con el sistema de adopciones. ¿Te apuntas a un café entre ronroneos?

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon