Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Se te agrietan los labios? Tus hábitos cotidianos pueden tener la culpa

Vanitatis Vanitatis 03/12/2015 Vicky Vera

Si eres de las que tiene un tarrito de vaselina en la oficina, otro en el bolso y además llevas una barra de cacao en el bolsillo, seguramente perteneces al club de los labios agrietados. En invierno, el frío y los cambios bruscos de temperatura son dos de los factores que hacen que los labios se resequen, pero no son los únicos. 

Existen varios hábitos que puede estar resecando nuestros labios. El primero, y del que quizás no eres muy consciente, es el consumo de cafeína y té. Un estudio publicado por Livestrong afirma que consumir una taza de café o té caliente contribuye a resecar tus labios. Por un lado, el calor de la bebida es perjudicial, ya que daña la fina piel de los labios haciendo que se agrieten. Por otro, está el factor cafeína. 

© Proporcionado por Glamouratis

Los labios se agrietan cuando la piel está muy seca y el consumo de grandes cantidades de cafeína puede causar deshidratación. Cuando uno se deshidrata, la piel se vuelve más seca y, aunque no lo notes mucho en el resto del cuerpo, sí que se nota en la piel de los labios. Esto es así porque se trata de una piel muy fina y delicada que padece más este tipo de agresiones. ¿Pero por qué el consumo de cafeína resulta un factor de deshidratación? Pues porque la cafeína es un potente diurético, lo que significa que consumiéndola aumentamos la frecuencia con la que vamos al baño y perdemos líquidos más deprisa. 

© Proporcionado por Glamouratis

Otra de las las costumbres más perjudiciales para tus labios es, precisamente, la de chuparlos cuando los sentimos secos. Cuando hacemos esto, la saliva se evapora muy rápido dejando sobre la piel de los labios una enzima, necesaria para la digestión, que los irrita y los reseca. Así que lo mejor es llevar siempre una barra de cacao que sirva como sustituto de la saliva. Por este mismo motivo, evita también el morderte los pellejitos. Exfolia esta piel tan delicada al menos una vez a la semana para eliminar todas las células muertas.

© Proporcionado por Glamouratis

Aunque ¡cuidado con los que eliges! Apuesta siempre por lo que llevan factor de protección solar y, sobre todo, huye de los bálsamos con sabores. Al final están tan ricos que te pasarás el día relamiéndote, lo que los resecará más debido a la enzima de la saliva que comentábamos antes. ¿Los mejores? Los de cera de abejas y la vaselina pura. Inclúyelos en tu rutina de belleza, al igual que te hidratas la piel del rostro, aplica siempre un hidratante en los labios para que se mantengan siempre suaves.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon