Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

10 atardeceres de playa en España que quieres que duren para siempre

Harper's Bazaar Harper's Bazaar 20/07/2016 harpersbazaar.es

Apenas un par de segundos. Eso es lo que dura ese fogonazo carmesí del último rayo de sol antes de ponerse por el horizonte. Y, a pesar de su carácter efímero, merece la pena planificar toda la tarde en torno a ese momento mágico. Especialmente si nos encontramos en alguno de los rincones más privilegiados de España en los que despedir a Astro Rey, que ahora en verano están a la orilla del mar. De norte a sur, de este a, sobre todo, oeste (cosas de la rotación), en ellos siempre hay un deseo: que esos dos segundos duren para siempre.

Faro de Cavalleria – Menorca

No es un punto más de la isla balear. Se trata del faro que marca el punto más septentrional de Menorca, en un cabo al que se puede llegar en coche tras atravesar una carretera muy estrecha, y aparcar a sus pies. La puesta de sol es espectacular, más si se hace desde los acantilados que rodean al propio faro, de 15 metros de altura y que exigen cuidado. Hay una vista perfecta de la isla Des Porros, que se torna de mil tonalidades rojas y amarillas al atardecer.Foto: Instagram @menorcadiferente © Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L. No es un punto más de la isla balear. Se trata del faro que marca el punto más septentrional de Menorca, en un cabo al que se puede llegar en coche tras atravesar una carretera muy estrecha, y aparcar a sus pies. La puesta de sol es espectacular, más si se hace desde los acantilados que rodean al propio faro, de 15 metros de altura y que exigen cuidado. Hay una vista perfecta de la isla Des Porros, que se torna de mil tonalidades rojas y amarillas al atardecer.Foto: Instagram @menorcadiferente

No es un punto más de la isla balear. Se trata del faro que marca el punto más septentrional de Menorca, en un cabo al que se puede llegar en coche tras atravesar una carretera muy estrecha, y aparcar a sus pies. La puesta de sol es espectacular, más si se hace desde los acantilados que rodean al propio faro, de 15 metros de altura y que exigen cuidado. Hay una vista perfecta de la isla Des Porros, que se torna de mil tonalidades rojas y amarillas al atardecer.

Monte Louro – Muros-Noia (A Coruña)

Con el imponente monte Louro como testigo –dice la tradición marinera de la zona que ‘calma las aguas’- y el azul más intenso, que se torna violáceo, el atardecer en Muros es impresionante. Algunos prefieren verlo directamente desde el monte, por la perspectiva que permite de toda la cosa. En la playa de Arealonga, a los pies del mismo, se obtienen muy buenos atardeceres. Y más urbanos, desde la costa de Porto do Son.Foto: Instagram @rosasanjuan © Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L. Con el imponente monte Louro como testigo –dice la tradición marinera de la zona que ‘calma las aguas’- y el azul más intenso, que se torna violáceo, el atardecer en Muros es impresionante. Algunos prefieren verlo directamente desde el monte, por la perspectiva que permite de toda la cosa. En la playa de Arealonga, a los pies del mismo, se obtienen muy buenos atardeceres. Y más urbanos, desde la costa de Porto do Son.Foto: Instagram @rosasanjuan

Con el imponente monte Louro como testigo –dice la tradición marinera de la zona que ‘calma las aguas’- y el azul más intenso, que se torna violáceo, el atardecer en Muros es impresionante. Algunos prefieren verlo directamente desde el monte, por la perspectiva que permite de toda la cosa. En la playa de Arealonga, a los pies del mismo, se obtienen muy buenos atardeceres. Y más urbanos, desde la costa de Porto do Son.

Liencres – Cantabria

La playa del Parque Natural de las dunas de Liencres, a apenas 20 kilómetros de Santander y junto a la desembocadura del río Pas, es, para muchos, el mejor lugar de Cantabria en el que ver el atardecer. Sobre todo para los fotógrafos, ya que el juego de acantilados y rocas de la zona permite un buen contraste de colores al tiempo que el propio cielo se enciende como el fuego.Foto: Instagram @vitoandwilly © Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L. La playa del Parque Natural de las dunas de Liencres, a apenas 20 kilómetros de Santander y junto a la desembocadura del río Pas, es, para muchos, el mejor lugar de Cantabria en el que ver el atardecer. Sobre todo para los fotógrafos, ya que el juego de acantilados y rocas de la zona permite un buen contraste de colores al tiempo que el propio cielo se enciende como el fuego.Foto: Instagram @vitoandwilly

La playa del Parque Natural de las dunas de Liencres, a apenas 20 kilómetros de Santander y junto a la desembocadura del río Pas, es, para muchos, el mejor lugar de Cantabria en el que ver el atardecer. Sobre todo para los fotógrafos, ya que el juego de acantilados y rocas de la zona permite un buen contraste de colores al tiempo que el propio cielo se enciende como el fuego.

Valle Gran Rey – La Gomera

No es casualidad que el municipio más al oeste de La Gomera, el de Valle Gran Rey, tenga unos atardeceres espectaculares. Sus playas, de finísima arena negra, son famosas por su belleza. La del Charco del Conde es una bahía natural, perfecta para ir en familia. Contrasta con la playa del Inglés, donde las aguas son muy bravas, con riscos. Al poniente, la de La Puntilla, es increíble a la hora de la puesta de sol.Foto: Instagram @miguemr6 © Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L. No es casualidad que el municipio más al oeste de La Gomera, el de Valle Gran Rey, tenga unos atardeceres espectaculares. Sus playas, de finísima arena negra, son famosas por su belleza. La del Charco del Conde es una bahía natural, perfecta para ir en familia. Contrasta con la playa del Inglés, donde las aguas son muy bravas, con riscos. Al poniente, la de La Puntilla, es increíble a la hora de la puesta de sol.Foto: Instagram @miguemr6

No es casualidad que el municipio más al oeste de La Gomera, el de Valle Gran Rey, tenga unos atardeceres espectaculares. Sus playas, de finísima arena negra, son famosas por su belleza. La del Charco del Conde es una bahía natural, perfecta para ir en familia. Contrasta con la playa del Inglés, donde las aguas son muy bravas, con riscos. Al poniente, la de La Puntilla, es increíble a la hora de la puesta de sol.

Arrietara – Sopelana (Vizcaya)

La playa de Sopelana destaca por muchas razones. Una de ellas es el surf, ya que tiene un oleaje y una forma, alargada y amplia, que permite practicarlo con mucha comodidad. Pero es el atardecer por la que muchos acuden cada tarde a su arenal, frente al mar abierto. La playa de Arrietara permite, además, degustar pintxos mientras, plácidamente, vemos cómo el sol se pone por el horizonte. No podía faltar la nota gastronómica en Euskadi.Foto: Instagram @anasus337 © Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L. La playa de Sopelana destaca por muchas razones. Una de ellas es el surf, ya que tiene un oleaje y una forma, alargada y amplia, que permite practicarlo con mucha comodidad. Pero es el atardecer por la que muchos acuden cada tarde a su arenal, frente al mar abierto. La playa de Arrietara permite, además, degustar pintxos mientras, plácidamente, vemos cómo el sol se pone por el horizonte. No podía faltar la nota gastronómica en Euskadi.Foto: Instagram @anasus337

La playa de Sopelana destaca por muchas razones. Una de ellas es el surf, ya que tiene un oleaje y una forma, alargada y amplia, que permite practicarlo con mucha comodidad. Pero es el atardecer por la que muchos acuden cada tarde a su arenal, frente al mar abierto. La playa de Arrietara permite, además, degustar pintxos mientras, plácidamente, vemos cómo el sol se pone por el horizonte. No podía faltar la nota gastronómica en Euskadi.

Cap de Barbaria – Formentera

Es el lugar de uno de los tres faros de la isla de Formentera y uno de los puntos emblemáticos de la isla (se puede aprovechar que vamos a ver el atardecer para visitar el faro). Es el punto más al sur de las Baleares y corona un acantilado de 100 metros de caída vertical hacia el Mediterráneo. Los días más claros, incluso durante el atardecer, se puede vislumbrar la península Ibérica al fondo, que está a unos 100 km. de allí. Sí, es el famoso faro de 'Lucía y el sexo'.Foto: Instagram @jody.vescovi © Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L. Es el lugar de uno de los tres faros de la isla de Formentera y uno de los puntos emblemáticos de la isla (se puede aprovechar que vamos a ver el atardecer para visitar el faro). Es el punto más al sur de las Baleares y corona un acantilado de 100 metros de caída vertical hacia el Mediterráneo. Los días más claros, incluso durante el atardecer, se puede vislumbrar la península Ibérica al fondo, que está a unos 100 km. de allí. Sí, es el famoso faro de 'Lucía y el sexo'.Foto: Instagram @jody.vescovi

Es el lugar de uno de los tres faros de la isla de Formentera y uno de los puntos emblemáticos de la isla (se puede aprovechar que vamos a ver el atardecer para visitar el faro). Es el punto más al sur de las Baleares y corona un acantilado de 100 metros de caída vertical hacia el Mediterráneo. Los días más claros, incluso durante el atardecer, se puede vislumbrar la península Ibérica al fondo, que está a unos 100 km. de allí. Sí, es el famoso faro de 'Lucía y el sexo'.

Matalascañas – Almonte (Huelva)

Rodeada por el Parque Nacional de Doñana, que ya es por sí uno de los mejores lugares de España para ver el atardecer, concretamente la playa de Matalascañas, con sus más de 5 km. de arenal, es un lugar perfecto para sentarse y, cómodamente, esperar que llegue el momento de la puesta de sol. Torre de la Higuera es el lugar preferido de los que acuden a este rincón de Huelva al caer la tarde, donde la torre vigía derruida.Foto: Instagram @mj_just_me © Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L. Rodeada por el Parque Nacional de Doñana, que ya es por sí uno de los mejores lugares de España para ver el atardecer, concretamente la playa de Matalascañas, con sus más de 5 km. de arenal, es un lugar perfecto para sentarse y, cómodamente, esperar que llegue el momento de la puesta de sol. Torre de la Higuera es el lugar preferido de los que acuden a este rincón de Huelva al caer la tarde, donde la torre vigía derruida.Foto: Instagram @mj_just_me

Rodeada por el Parque Nacional de Doñana, que ya es por sí uno de los mejores lugares de España para ver el atardecer, concretamente la playa de Matalascañas, con sus más de 5 km. de arenal, es un lugar perfecto para sentarse y, cómodamente, esperar que llegue el momento de la puesta de sol. Torre de la Higuera es el lugar preferido de los que acuden a este rincón de Huelva al caer la tarde, donde la torre vigía derruida.

Cabo de Gata –Almería

Las bondades de Cabo de Gata son muchas, y disfrutar de un atardecer perfecto no iba a ser menos. Cuanto más cerca del propio cabo en sí es donde se consiguen las mejores instantáneas del atardecer, al poder verse con claridad cómo el sol se va poniendo por el horizonte, camino del Estrecho. Rincones como Cala Arena está entre ellos, entre acantilados y protegida del viento.Foto: Instagram @sonialovely25 © Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L. Las bondades de Cabo de Gata son muchas, y disfrutar de un atardecer perfecto no iba a ser menos. Cuanto más cerca del propio cabo en sí es donde se consiguen las mejores instantáneas del atardecer, al poder verse con claridad cómo el sol se va poniendo por el horizonte, camino del Estrecho. Rincones como Cala Arena está entre ellos, entre acantilados y protegida del viento.Foto: Instagram @sonialovely25

Las bondades de Cabo de Gata son muchas, y disfrutar de un atardecer perfecto no iba a ser menos. Cuanto más cerca del propio cabo en sí es donde se consiguen las mejores instantáneas del atardecer, al poder verse con claridad cómo el sol se va poniendo por el horizonte, camino del Estrecho. Rincones como Cala Arena está entre ellos, entre acantilados y protegida del viento.

Playa de Verdicio – Gozón (Asturias)

Con un muy fácil acceso a pie y en coche, la playa de Verdicio, en el centro de Asturias, es una delicia a cualquier hora, pero al atardecer se vuelve mágica. No está muy lejos de Cabo Peñas, que remata la pequeña bahía en la que esta se encuentra, y cuenta con todo tipo de servicios, por lo que bien podemos disfrutar de todo un día de playa y rematarlo viendo allí la puesta de sol. Además, es posible hacer allí nudismo.Foto: Instagram @ttatini © Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L. Con un muy fácil acceso a pie y en coche, la playa de Verdicio, en el centro de Asturias, es una delicia a cualquier hora, pero al atardecer se vuelve mágica. No está muy lejos de Cabo Peñas, que remata la pequeña bahía en la que esta se encuentra, y cuenta con todo tipo de servicios, por lo que bien podemos disfrutar de todo un día de playa y rematarlo viendo allí la puesta de sol. Además, es posible hacer allí nudismo.Foto: Instagram @ttatini

Con un muy fácil acceso a pie y en coche, la playa de Verdicio, en el centro de Asturias, es una delicia a cualquier hora, pero al atardecer se vuelve mágica. No está muy lejos de Cabo Peñas, que remata la pequeña bahía en la que esta se encuentra, y cuenta con todo tipo de servicios, por lo que bien podemos disfrutar de todo un día de playa y rematarlo viendo allí la puesta de sol. Además, es posible hacer allí nudismo.

Bolonia – Tarifa (Cádiz)

Que la costa gaditana esté prácticamente al completo de cara a Poniente permite que no haya playa sin su atardecer. Cada uno a cuál más mágico. En la mítica playa de Bolonia, gracias a sus gigantescas dunas, su condición de zona virgen completamente protegida, incluso el encanto de los restos de Baelo Claudia, el atardecer es asombroso. No se considera a este rincón de Andalucía un paraíso por nada. Lo mejor, verlo desde lo alto de la Gran Duna.Foto: Instagram @cynpp © Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L. Que la costa gaditana esté prácticamente al completo de cara a Poniente permite que no haya playa sin su atardecer. Cada uno a cuál más mágico. En la mítica playa de Bolonia, gracias a sus gigantescas dunas, su condición de zona virgen completamente protegida, incluso el encanto de los restos de Baelo Claudia, el atardecer es asombroso. No se considera a este rincón de Andalucía un paraíso por nada. Lo mejor, verlo desde lo alto de la Gran Duna.Foto: Instagram @cynpp

Que la costa gaditana esté prácticamente al completo de cara a Poniente permite que no haya playa sin su atardecer. Cada uno a cuál más mágico. En la mítica playa de Bolonia, gracias a sus gigantescas dunas, su condición de zona virgen completamente protegida, incluso el encanto de los restos de Baelo Claudia, el atardecer es asombroso. No se considera a este rincón de Andalucía un paraíso por nada. Lo mejor, verlo desde lo alto de la Gran Duna.











Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Harper's Bazaar

image beaconimage beaconimage beacon