Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

10 razones gourmet para enamorarse de Buenos Aires

Logotipo de Harper's Bazaar Harper's Bazaar 15/03/2017 harpersbazaar.es

Es imposible resistirse a un buen asado argentino. En Buenos Aires no faltan rincones en los que deleitarse con la mejor carne de res (en el sur del país es más frecuente que los asados sean de cordero, o mixtos). Es importante conocer los diferentes cortes, distinguir entre entraña, tapa de bife ancho, ojo de bife, solomillo… pero, al final, da igual porque todo está rico. Las parrillas tradicionales siguen presentando braseritos en las mesas, con carne que se sirve en platos de acero. También las hay más modernas, integrando un diseño más conceptual y minimalista. La de Don Julio, en Palermo, es una parrilla familiar que tuvo el honor de ser elegida el año pasado uno de los Mejores 50 Restaurantes del continente (acompaña la carne con verduras a la brasa, ensalada de quinoa…; es la favorita de Gastón Acurio), pero también son recomendables El Ferroviario (perfecta para grupos a muy buen precio) o El Obrero, en el sur de la ciudad (La Boca), abierta desde 1910 y que es todo un templo para los amantes del fútbol.

Es imposible resistirse a un buen asado argentino. En Buenos Aires no faltan rincones en los que deleitarse con la mejor carne de res (en el sur del país es más frecuente que los asados sean de cordero, o mixtos). Es importante conocer los diferentes cortes, distinguir entre entraña, tapa de bife ancho, ojo de bife, solomillo… pero, al final, da igual porque todo está rico. Las parrillas tradicionales siguen presentando braseritos en las mesas, con carne que se sirve en platos de acero. También las hay más modernas, integrando un diseño más conceptual y minimalista. La de Don Julio, en Palermo, es una parrilla familiar que tuvo el honor de ser elegida el año pasado uno de los Mejores 50 Restaurantes del continente (acompaña la carne con verduras a la brasa, ensalada de quinoa…; es la favorita de Gastón Acurio), pero también son recomendables El Ferroviario (perfecta para grupos a muy buen precio) o El Obrero, en el sur de la ciudad (La Boca), abierta desde 1910 y que es todo un templo para los amantes del fútbol.
© Copyright © 2017 Hearst Magazines, S.L.

No todos los tópicos tienen por qué tener un componente peyorativo. En el caso de la comida argentina, decantarse por un buen asado, regado con vino andino, y coronar el almuerzo con una buena ración de dulce de leche es siempre una buena idea. La calidad de las terneras del país sudamericano y la de los postres elaborados con la crema acaramelada forman juntas un combo al que es difícil resistirse. Sin embargo, hay mucho más en Argentina que merece la pena y Buenos Aires, la capital, quiere poner el acento en una diversidad gastronómica casi desconocida fuera de sus fronteras.

La ciudad porteña es Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica 2017, un galardón de estreno con el que quiere llevar a cabo un cometido interesante: hacernos descubrir un Buenos Aires dinámico y sabroso, capaz de tutear a otras grandes ciudades del planeta en lo que a materia gourmet se refiere. Y lo consigue alternando en lo que son maestros desde hace décadas con innovaciones y tendencias que ya triunfan en Nueva York, Londres, París…

Querer ir a Buenos Aires y enamorarnos de sus muchos encantos es fácil. Pero si, además, añadimos estas 10 razones gourmet, lo realmente sencillo será querer quedarnos allí el doble de lo previsto.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Harper's Bazaar

image beaconimage beaconimage beacon