Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

7 consejos para lucir una piel saludable tras el verano (y durante todo el año)

Logotipo de YoDona YoDona 22/08/2017 elmundo.es
Cuida tu piel todo el año. / Foto: SHUTTERSTOC © SHUTTERSTOC Cuida tu piel todo el año. / Foto: SHUTTERSTOC

Dependiendo de la época del año en que nos encontremos nuestra piel tiene necesidades distintas. Si en verano el problema es la deshidratación y la falta de nutrientes, en invierno, las calefacciones y los cambios de temperatura son sus enemigos, dejándola envejecida y ajada. "Por eso en cada estación deberíamos tener una rutina de limpieza diferente para la piel, tanto de limpieza como de hidratación", nos explica Paz Torralba, directora de los centros médicos de belleza The Beauty Concept. Texturas ligeras en verano, algo más untuosas en invierno, y con diferentes aportes de vitaminas para que nuestro rostro luzca nutrido y radiante. Paz Torralba nos desvela los mejores trucos para lucir una piel perfecta después del verano... y durante todo el año.

  1. La limpieza es el paso fundamental para que tu piel esté sana y joven tanto en verano como en invierno. Lo mejor es empezar con una leche de tratamiento que, además de limpiar al piel aporte algunos nutrientes. Este paso el fundamental porque de él dependerá que los productos que apliquemos después penetren correctamente.
  2. Debemos aplicar la leche hidratante sobre el rostro, el cuello y el escote, pero nunca con un algodón. Es mejor aplicarlo directamente en el piel o en la mano. Debemos extenderlo hasta que haya penetrado por completo en la piel y luego podemos emulsionarlo con un poco de agua.
  3. Cuando retiremos el agua y el exceso debemos hacerlo con una toalla que debe ser solo para la limpieza de la cara. Es importante que utilicemos una solo para el rostro y que sea personal. Tras retirar el exceso es interesante aplicar un tónico y, en verano es mejor hacerlo solo por la noche -algunos contienen sustancias que se oxidan con el sol-.
  4. Aunque la piel se regenera cada 28 días de forma natural, con el paso del tiempo, este proceso se ralentiza. Utilizar exfoliantes para eliminar las células muertas, cada 10 o 15 días, es esencial para una limpieza en profundidad.
  5. Nutrir la piel es un paso fundamental. Las texturas ligeras y fluidas, en suero, que además están enriquecidos con vitaminas, son imprescindibles para el verano. Este tipo de productos, al no ser untuosos, penetran rápido. Utilizar sueros personalizados es una buena opción para tratar las necesidades de nuestra piel.
  6. Los concentrados de ácido hialurónico y colágeno son bueno para reparar los daños que sufre la piel cada día. Podemos utilizar uno por el día y otro por la noche y, de ese modo, ayudaremos a reparar el rostro.
  7. En verano protegemos la piel con cremas solares, pero no debemos olvidar que, en invierno, también tenemos que hacerlo para evitar la aparición de manchas. Eso sí, hay que buscar una protección que se adapte a las necesidades de nuestra piel y que no produzcan exceso de grasa para evitar que salgan granitos.

OTRAS NOTICIAS

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de YoDona

image beaconimage beaconimage beacon