Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

7 escapadas en busca de la edelweiss

Logotipo de Harper's Bazaar Harper's Bazaar 01/03/2017

El Parque Nacional Ordesa y Monte Perdido es el rincón de nuestro país donde mejor podremos encontrar la flor de edelweiss. Al igual que en los Alpes, hay tomadas medidas de protección para que no desaparezca de las montañas por recolectarla sin permiso (sobre todo si tenemos en cuenta que apenas dura ocho días, de julio a septiembre). Se pueden ver sobre todo desde la falda del Monte perdido, a 2.560 metros sobre el nivel del mar hasta cotas bajas, tanto en Pineta como en Ordesa, e incluso en Añisclo, a 1.030 metros. El parque cuenta con cuatro rutas de diferentes intensidades y empresas como Miradores de Ordesa nos acercan a las flores.

El Parque Nacional Ordesa y Monte Perdido es el rincón de nuestro país donde mejor podremos encontrar la flor de edelweiss. Al igual que en los Alpes, hay tomadas medidas de protección para que no desaparezca de las montañas por recolectarla sin permiso (sobre todo si tenemos en cuenta que apenas dura ocho días, de julio a septiembre). Se pueden ver sobre todo desde la falda del Monte perdido, a 2.560 metros sobre el nivel del mar hasta cotas bajas, tanto en Pineta como en Ordesa, e incluso en Añisclo, a 1.030 metros. El parque cuenta con cuatro rutas de diferentes intensidades y empresas como Miradores de Ordesa nos acercan a las flores.
© Copyright © 2017 Hearst Magazines, S.L.

Es imposible hablar de la flor de nieve, la famosa edelweiss, sin que nuestro cerebro active un hilo musical con la banda sonora de Sonrisas y Lágrimas. La canción, compuesta para el filme en 1959, se creó como un mensaje de despedida de la familia y un símbolo de lealtad a Austria. Sin embargo, son los vecinos suizos los que primero la utilizaron, hasta el punto de ser parte de su identidad.

Y no solo ellos, también el ejército nazi, que creó en 1935 una unidad de la Wehrmacht para misiones alpinas. Se dio el hecho de que, durante la Segunda Guerra Mundial, tanto la Resistencia como los soldados alemanes usaban la flor en sus uniformes y pancartas. Una historia que inspiró a Richard Rodgers y Oscar Hammerstein para crear la canción de la película.

Pero, más allá de su valor histórico, la edelweiss brilla por sí misma. Su belleza y fragilidad, que crezca en medio de los paisajes de montaña más impactantes de Europa, asombra y maravilla al mismo tiempo. Y eso de que, realmente, no es una única flor, sino un conjunto de entre 500 y 1.000 subespecies de pequeñas flores silvestres, con entre 5 y 15 pétalos cada una.

La última glaciación permitió que se expandiera de la zona del Himalaya a la actual Europa. Los Alpes, los Balcanes y varias regiones de España presumen de edelweiss en sus montañas. Seguirle la pista en su época de floración se convierte en la excusa para hacer las rutas más románticas, con paisajes únicos y la posibilidad de ver un milagro de la naturaleza: la flor más hermosa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Harper's Bazaar

image beaconimage beaconimage beacon