Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

7 trucos para seguir en forma (y no morir en el intento) en Navidad

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 27/12/2016 Inés Alonso

Sí, ya has empezado con el calentamiento. Y no nos referimos, justamente, al de tus músculos, sino al preámbulo que anuncia el empacho de las Navidades: comida con los amigos, cena del trabajo, despedida de los colegas de la clase de inglés… Lo malo no es solo que te estás metiendo entre pecho y espalda un festín de calorías, sino que, además, te vuelves sedentario por unos días. Si no quieres arrepentirte (y mucho) después, baja la ingesta desde ahora mismo y empieza a quemar grasa, en lugar de acumularla, poniendo en práctica unos sencillos trucos

Frío © Proporcionado por Glamouratis Frío

1. Fuera excusas. Si no entrenas, es porque no quieres, que te quede claro. Siempre tenemos un motivo que explique por qué no hicimos algo, pero querer es poder y todos sabemos que si buscas tiempo (¡y estamos hablando de 30 minutos, cinco días a la semana!, según recomienda la OMS , lo encuentras. No te engañes, es cuestión de que le pongas voluntad.

2. Tira de memoria. Acuérdate de todo lo que te costó conseguir perder esos tres kilos que no has vuelto a coger o que los abdominales empezaran a intuirse en tu cuerpo. Visualiza ese momento antes de regar la comida de empresa con todo tipo de caldos (de los permitidos solo para mayores de 18) y licores varios y de pedir postre después de un menú donde sobraban los últimos tres platos. Recuerda: perder peso requiere semanas (en el supuesto más optimista) de ejercicios y privaciones gastronómicas, y ganarlo es tan sencillo como abandonarse un par de días en la mesa y en el gimnasio. ¿De verdad te merece la pena?

3. Busca inspiración… y toma ejemplo. Lo tuyo es seguir una rutina y si no te dan la pauta, eres incapaz de arrancar. Pues si necesitas una guía que te anime y tienes un smartphone, ya lo tienes todo. Puedes descargarte una app con una sesión de trabajo, según tu estado de forma y tus preferencias. Existen cientos de ellas.

4. Cárgate de motivación. Si te falta, aquí va un consejo: ¿por qué no aprovechas estos momentos de vacaciones para iniciarte en una nueva disciplina fit? Si no quieres machacarte mucho, el yoga o pilates son dos buenas opciones que no abandonarás a las primeras de cambio. Empieza desde ahora y en enero ya no podrás dejarlo.

Yoga © Proporcionado por Glamouratis Yoga

5. Plantéate un reto. Piensa que las fiestas del calendario no tienen por qué determinar tu actividad cotidiana; si tampoco los fines de semana ni los puentes (aunque sean kilométricos) te abandonas como si no hubiera un mañana..., ¿por qué hacerlo en esta ocasión? Si te fijas una meta fit, te será más fácil no caer en tentaciones nocivas.

6. Explora nuevos lugares. Como mucha gente, pasas Nochebuena en casa de tus suegros, y allí no puedes ir a tu gimnasio. Vale, pero ¿qué te impide salir a correr, buscar compañero/a y alquilar una cancha de pádel o, sencillamente, hacer powerwalking (lo que viene siendo, con más o menos técnica, andar a paso rápido) aunque sea una ruta por los belenes más vistosos del pueblo o una ruta –larga– de shopping?

7. Tira de imaginación. No te has llevado las mallas ni el pantalón corto y el cortavientos y sin eso difícilmente podrás salir al exterior… o al interior de un gimnasio. Y, claro, para dos días que estás fuera no estás dispuesto a comprártela. De acuerdo, te entendemos. Seguro has metido en la maleta un par de pijamas. Bien, pues usa uno de ellos para sudar la camiseta sin salir de la cocina, del salón o del dormitorio.

Solo tienes que hacer burpees sin parar, un ejercicio perfecto porque trabaja todos los músculos del cuerpo; sentadillas (para lo que, como mucho, necesitas una silla), que mejora la postura y fortalece glúteos; o ejercicios isométricos… y ya verás que ‘abs’ consigues. Y si te atreves, sal al descansillo y ponte a hacer step –uno de los mejores ejercicios de cardio– bajando y subiendo un escalón a buen ritmo.

Vamos, que no tienes escapatoria.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon