Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

8 actores por los que nadie daba un duro y han callado bocas

Logotipo de Harper's Bazaar Harper's Bazaar 27/06/2017 harpersbazaar.es

Apostar contra uno mismo nunca es un buen negocio. A Diane Kruger, por ejemplo, su infravaloración le va a costar una acumulación de tinta en algún rincón de su piel. La actriz alemana, cuyo talento siempre se ha subestimado en pos de su evidente belleza, no se creía con las posibilidades suficientes para convertirse en la primera actriz celebrada de este 2017. Durante el rodaje de la película In the fade, del premiado cineasta Fatih Akin (Contra la pared), Kruger apostó a que jamás seleccionarían la película para el festival de Cannes ni, mucho menos, se llevaría un galardón. Si resultaba equivocada tendría que tatuarse un ancla, el símbolo tradicional de la ciudad de nacimiento de su director, Hamburgo. Unos meses después, no solo se ha ido de Cannes con el premio a la mejor actriz, también con la tarjeta de un buen tatuador para cumplir su promesa.

Pero Diane Kruger no es la única intérprete infravalorada en el mundo del cine. Desde estrellas consolidadas a ídolos del cine juvenil, son varios los que tuvieron que acallar las críticas que los acompañaban durante buena parte de su carrera. Estos son algunos ejemplos:

Ella se refiere a ese papel como aquel que casi acaba con su carrera antes incluso de que esta comenzara. “Fue la última vez que leí críticas. Según ellos, mi trayectoria estaba casi finiquitada. ¿A dónde iba a ir?”. Porque la Helena que inició toda una guerra en el péplum Troya casi le cuesta el futuro a Diane Kruger. La intérprete alemana apenas llevaba un par de años en el mundo del cine cuando su intervención en la superproducción de Brad Pitt la condenó a ‘mujer objeto por excelencia’ en el cine de aventuras (La búsqueda) o thrillers con alma de sobremesa.Gracias a la falta de prejuicios del cine europeo y la confianza de un resucitador de actores como Tarantino (Malditos Bastardos), Kruger ha demostrado un talento incontestable mientras se definía como un icono de estilo y elegancia. Su premio a mejor actriz en el festival de Cannes por In the fade ya la sitúa como favorita en la próxima carrera hacia los Oscar.

Ella se refiere a ese papel como aquel que casi acaba con su carrera antes incluso de que esta comenzara. “Fue la última vez que leí críticas. Según ellos, mi trayectoria estaba casi finiquitada. ¿A dónde iba a ir?”. Porque la Helena que inició toda una guerra en el péplum Troya casi le cuesta el futuro a Diane Kruger. La intérprete alemana apenas llevaba un par de años en el mundo del cine cuando su intervención en la superproducción de Brad Pitt la condenó a ‘mujer objeto por excelencia’ en el cine de aventuras (La búsqueda) o thrillers con alma de sobremesa.Gracias a la falta de prejuicios del cine europeo y la confianza de un resucitador de actores como Tarantino (Malditos Bastardos), Kruger ha demostrado un talento incontestable mientras se definía como un icono de estilo y elegancia. Su premio a mejor actriz en el festival de Cannes por In the fade ya la sitúa como favorita en la próxima carrera hacia los Oscar.
© Copyright © 2017 Hearst Magazines, S.L.

MAS EN MSN:

Errores de cine

‘Selfie’ y otros 15 falsos documentales imprescindibles

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Harper's Bazaar

image beaconimage beaconimage beacon