Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Adiós a las sábanas pegatinas

Victor @Solano 24/10/2014

¿A quién no se le pegan las sabanas más de una vez? ¿Por qué madrugar nos resulta tan difícil? ¿Somos perezosos? La respuesta es sencilla, nuestros ritmos biológicos van por un lado y los ritmos sociales van por otro.

En un estudio Internacional de Ikea realizado en ocho países, el 35% manifiesta que el mayor motivo de estrés por las mañanas es levantarse tarde y para la mayoría de los españoles ya es demasiado tarde cuando se levantan. ¿Y para ti? Pincha aquí empiezaeldia. ¿Sabías que los londinenses tardan casi una hora y media en salir de casa?


¿Gallos o búhos? Hay personas de los dos tipos: Los “de día”, son los que defienden “a quien madruga, Dios le ayuda”. Los “de noche” tienden a irse tarde a dormir y son los que contraatacan con “no por mucho madrugar, amanece más temprano”. 

Y tú, ¿eres Gallo o Búho?

Unos no son mejores ni peores que los otros. Los matutinos son más realistas, racionales, respetan más las normas, tradiciones y costumbres sociales. Los nocturnos, por el contrario, son más imaginativos, emocionales, creativos y discrepantes. El 56% de los berlineses se despiertan antes de las 7 de la mañana ¿A qué hora te levantas tú?

¡Búhos! madrugar tiene sus ventajas. Las personas madrugadoras son más felices: desayunan con más calma, hacen más ejercicio, aprovechan más el día, se sienten más eficaces lo que incrementa su autoestima y su felicidad. Y a ti, ¿te gusta madrugar?

¡Gallos!, los búhos no son holgazanes, se esfuerzan cada día en decir “adiós a las sábanas pegatinas”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon