Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Agudeza visual: ¿puedes distinguir entre Kylie Jenner y su réplica de cera?

Logotipo de Glamour Glamour 19/07/2017 Glamour

En realidad, no tiene mérito hacer una muñeca de cera de quien ya es una muñeca de cera.

Una de las mayores muestras de que una persona ya es una celebrity como Dios manda es cuando Madame Tussaud crea tu réplica de cera. Pasar a formar parte del paseo de la fama más grande del mundo -los museos están repartidos por todo el planeta- es un verdadero honor. Además, a diferencia de otros, las reproducciones suelen ser tan fieles que a veces cuesta distinguir entre la réplica y el famoso en cuestión. Y eso ha sucedido con Kylie Jenner; la estrella, a sus 19 años, ya forma parte de este Hall of Fame y ha compartido su primera foto con su doble de cera en Instagram.

Ahora llega lo complicado: diferenciar a la original de la copia. ¿Eres capaz? Observa la imagen con detenimiento y piensa bien tu respuesta.

La Kylie de carne y hueso es la del mini vestido negro mientras que la réplica lleva el look de Balmain que lució en la gala del Met de 2016. No dudamos de la pericia de los artistas de la cadena Madame Tussaud's pero, en el caso de Jenner, no podemos evitar restarles algo de mérito. Al fin y al cabo, no puede ser tan difícil hacer una muñeca de cera de quien ya parece una muñeca de cera.

 

I made her FaceTime my whole family .. fooled everyone 😫😍

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el 18 de Jul de 2017 a la(s) 9:04 PDT

Kylie Jenner se ha esforzado tanto en esculpir su rostro -con rellenos, contouring y tratamientos faciales- de una forma tan específica que ha conseguido parecer una reproducción de cera en sí misma. Así que, cuando llegó el momento de desvelar a su maniquí en este museo, el parecido es tan espectacular que casi asusta. Sí, incluso más que aquel busto de Cristiano Ronaldo en Madeira que parecía sacado del pasaje del terror.

La empresaria estaba tan orgullosa de su muñeca de cera que incluso compartió momentos en Snapchat con ella y logró engañar a toda su familia. Y a todo el planeta. De hecho, en Glamour aún no terminamos de diferenciar quién es quién.

www.glamour.es

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Glamour

image beaconimage beaconimage beacon