Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Aldo Comas te enseña cómo vestirte esta Nochevieja

Vanitatis Vanitatis 17/12/2015 Juanjo Madrigal
© Externa

Apenas acaba de llegar a la boutique madrileña Yusty cuando recibe una llamada de teléfono. “Así que me has visto en televisión; ¿y qué te ha parecido tu sobrino? ¿He salido guapo?”, pregunta a quien está al otro lado del teléfono. La respuesta solo la escucha él ya que, al tiempo que se carcajea, se mueve con destreza por la tienda oteando y tocando prendas. Mientras sostiene su teléfono móvil con el hombro, el polifacético Aldo Comas (Gerona, 1985) prueba a perderse entre jerséis de Valentino, zapatillas Converse reeditadas por la firma francesa Comme Des Garçons o unas gafas de sol de Mykita. 

Durante la breve charla telefónica, también tiene tiempo para hablar de lo guapa que apareció en esa fiesta su mujer, la actriz Macarena Gómez, y de lo tranquilo y dormilón que es Dante, su primogénito, nacido el pasado abril. Ver a Comas a su aire, hablando de dos de sus motores vitales, ofrece una panorámica de su personalidad muy diferente de la imagen que proyecta ante los medios de comunicación: la de un hombre transgresor, atrevido, estilísticamente hablando. 

En menos de lo que dura su conversación, este instructor de vuelo, empresario, realizador y vocalista del grupo San Leon –que acaba de editar su último disco, ‘Revolution’– ya ha paseado por la tienda hasta dos y tres veces su ‘blazer’ de lino en blanco y rojo de la firma Avellaneda. Desde hace un tiempo, la marca con la que logra acaparar todos los flashes en cualquier alfombra roja, entrega de premios o presentación a las que acude como invitado del brazo de su amada e inseparable ‘partenaire’. 

Aldo Comas escoge una camisa, una cazadora y un pantalón de Neil Barrett y un pañuelo de Valentino. Disponible en Yusty Madrid © Proporcionado por Glamouratis Aldo Comas escoge una camisa, una cazadora y un pantalón de Neil Barrett y un pañuelo de Valentino. Disponible en Yusty Madrid

Comas es un hombre culto. Probablemente, fruto de la singular educación que recibió en el internado suizo Saint George’s School. Lugar donde trabó amistad con los hermanos Pierre y Andrea Casiraghi, los hijos de Carolina de Mónaco. Además, se declara seguidor de las tendencias y conoce (casi) al dedillo firmas y diseñadores de moda. Aunque en su día a día asegura no seguir ninguna pauta de estilo: “Solo busco que me quede bien, sentirme a gusto con lo que llevo puesto y que me pueda mover con facilidad”, también se considera un hombre de contrastes. “Me gusta dar una nota de color a mis estilismos con mis zapatos”, dice a Vanitatis.

Declara no saber cuántos atesora en su ropero. “Aunque tampoco son tantos”, puntualiza. Además, los considera una pieza fundamental que define el estilo de un hombre: “A veces me gustaría ser mujer solo por vestirme y calzarme como ellas lo hacen; y los zapatos son la clave para saber cómo es una persona”, argumenta. 

¿Sus referentes? Desde Belmondo a Antonioni​

Estas y otras pautas que rigen sus rutinas ‘fashion’ lo han encumbrado como el último ‘it boy’ patrio. Y Comas ha pasado a convertirse así en la quintaesencia del hombre joven que busca no pasar desapercibido por sus estilismos. Gran parte de la culpa la tiene su mujer: “Maca no influye de forma directa en mis gustos por la ropa, aunque he de confesar que el amor que le profeso me hace lucir así de bien”. 

Estilismo elegido por Comas para la fiesta de Año Nuevo: Galactic Tuxedo de Avellaneda y gafas de Mykita. Disponibles en Yusty Madrid © Proporcionado por Glamouratis Estilismo elegido por Comas para la fiesta de Año Nuevo: Galactic Tuxedo de Avellaneda y gafas de Mykita. Disponibles en Yusty Madrid

La frescura que aporta en todas sus apariciones públicas no es consecuencia directa de su matrimonio con la actriz. “Yo siempre he tenido un estilo raro porque me encanta vestir con muchos colores”, puntualiza. Aunque de la conjunción de todos ellos resulta una mezcla perfecta. Motivo por el cual, Vanitatis se ha citado con él para elegir dos ‘looks’. Uno para una cena de Navidad con amigos y otro para una Nochevieja “donde estemos dispuestos a brillar”, redondea.

Y con la inspiración que proyectan en su estilo figuras clásicas como Belmondo, Hemingway o Antonioni, Aldo Comas se mete en el probador para salir y ratificar de nuevo su tesis. La de que la ropa “no hace a la persona, sino al revés”, finaliza. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon