Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Anatomía de un 'primer': ¿qué es y para qué sirve?

Harper's Bazaar Harper's Bazaar 12/02/2016 harpersbazaar.es

O cómo reproducir el aspecto de una piel perfecta antes de empezar a maquillar. Para fijar, asegurar la duración, borrar arruguitas o mejorar la textura. Hay tantos primers como necesidades. Elige el tuyo:

O cómo reproducir el aspecto de una piel perfecta antes de empezar a maquillar. Para fijar, asegurar la duración, borrar arruguitas o mejorar la textura. Hay tantos primers como necesidades. Elige el tuyo:
© Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L.

Los primers, en español "prebases", son cremas o fluidos que acondicionan la piel para recibir el maquillaje. En un momento en que la piel es el foco de los looks de belleza, parece obligado pasar por uno para esconder las imperfecciones y sublimar el aspecto y textura del cutis. Existen primers que reducen ópticamente el tamaño de los poros y la profundidad de las arrugas; otros aportan un extra de luminosidad o contrarrestan los brillos de la piel y también existen los que garantizan un maquillaje duradero. Aunque suponen un gasto añadido, también pueden ser una forma de ahorrar: "Están formulados para tratan la piel y mejoran su aspecto, por lo que permiten utilizar menos cantidad de fondo de maquillaje", argumenta Maite Tuset, senior artist de M•A•C.

La cantidad importa

Hay que aplicar una capa fina y sólo donde sea realmente necesario. Si se pone por todo el rostro, éste se puede quedar como sin vida. Son fundamentales en la zona T, donde el poro está más dilatado y hay más brillos. También favorecen mucho en el contorno de ojos y labios, para disimular patas de gallo y códigos de barras.

¿Cuál elegir?

Existen para usar en cualquier zona del rostro y otros específicos para los ojos y labios. Su uso parece reservado a los expertos, sin embargo son de gran ayuda a pinceles amateurs. Sacan mayor partido a sombras, lápices y barras de labios. "Unos preparan el párpado para que las sombras se adhieran mejor y duren más, otros se usan para bajar la hinchazón de los ojos, también existen los que sirven para neutralizar el tono del párpado, para gente que los tiene oscuros o enrojecidos", explica Maite Tuset, senior artist de M•A•C. En cuanto a las prebases para labios, básicamente se usan para suavizar la superficie, rellenar líneas y fijar el labial.

Una polémica llamada silicona

De un lado están los que creen que no tiene competencia en sus virtudes alisadoras y que ese es el motivo por el que la mayoría de los primers las contienen. Frente a ellos, los que la consideran un tóxico innecesario. En realidad, salvo que no quieras usarlas por convicciones personales, la inclusión o no de la silicona en un primer depende de la función que desempeñe; no siempre es necesario. Por ejemplo, viene muy bien en fluidos preparadores que buscan aliviar la piel o absorber la grasa antes de maquillar. El uso de este activo, relativamente reciente, se ha disparado en la elaboración de cosméticos, sobre todo de preparadores de la piel. ¿Sus propiedades positivas? "Que son emolientes que no permiten la pérdida de hidratación natural de la piel. Consiguen suavidad y tersura para la piel, garantizan una distribución uniforme de los pigmentos y una absorción rápida del maquillaje", aclara la maquilladora. Claro que no todo son ventajas. Sus detractores la consideran un veneno que no hace más que ensuciar la piel. La marca Korres, famosa por ser pionera en eliminar los tóxicos de sus cosméticos, prescinde de las siliconas en su prebase Face Primer y en su argumentario lo justifica por ser "componentes sintéticos no biodegradables que obstruyen los poros, impidiendo que la piel respire y dando lugar a comedones y puntos negros", informan desde la firma. Los maquilladores que se muestran abiertos a estas sustancias piensan que, si se retira en el día, no hay problema. Es porque la silicona forma una película protectora sobre la piel y la deja respirar libremente, salvo que no la retires. En todo caso, dañina no es y hay que tener en cuenta que se usa en mínimas cantidades.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Harper's Bazaar

image beaconimage beaconimage beacon