Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Azores: viaje al corazón del Atlántico para descubrir el edén portugués

Logotipo de Harper's Bazaar Harper's Bazaar 05/07/2017 harpersbazaar.es

Nueve islas conforman el archipiélago de las Azores, uno de los secretos mejor guardados del país luso que ha sabido escapar de hoteles masivos y aglomeraciones de turistas. Y es que este enclave de origen volcánico salpica de verde espesor y pintoresca arquitectura el corazón del océano Atlántico, convirtiéndose en un oasis singular dispuesto a ofrecerle una aventura única e inolvidable a todo aquel que se atreva a visitarlo. Viajamos hasta São Miguel, también conocida como isla verde y la más grande de todas ellas, para descubrir de primera mano el paraíso entre frondosos bosques, enigmáticas lagunas, callejuelas estrechas y playas de arena negra.

Casi 2.000 kilómetros separan Madrid de la capital de la isla, un remanso de tranquilidad con olor a mar que invita a perderse entre sus laberínticas callejuelas. Y es que su casco antiguo es un reflejo de la belleza de lo imperfecto gracias a las coloridas y desconchadas fachadas que desafían, de forma armoniosa, la homogeneidad estilística que suele ser costumbre para transportarnos, a ratos, hasta Lisboa. Nos dejamos seducir por los mosaicos que se van intuyendo en sus aceras gracias al baile de serpenteantes adoquines que desembocan en puntos tan emblemáticos como las Portas da Cidade o la Iglesia de San Sebastián. Sus pequeños comercios de moda y complementos y sus cafés te sorprenderán a cada paso.

Casi 2.000 kilómetros separan Madrid de la capital de la isla, un remanso de tranquilidad con olor a mar que invita a perderse entre sus laberínticas callejuelas. Y es que su casco antiguo es un reflejo de la belleza de lo imperfecto gracias a las coloridas y desconchadas fachadas que desafían, de forma armoniosa, la homogeneidad estilística que suele ser costumbre para transportarnos, a ratos, hasta Lisboa. Nos dejamos seducir por los mosaicos que se van intuyendo en sus aceras gracias al baile de serpenteantes adoquines que desembocan en puntos tan emblemáticos como las Portas da Cidade o la Iglesia de San Sebastián. Sus pequeños comercios de moda y complementos y sus cafés te sorprenderán a cada paso.
© Copyright © 2017 Hearst Magazines, S.L.


Fotografía: Tamara Lancis/ Getty Images.

Más en MSN:

-Cascais, la niña bonita portuguesa

-Viaja a Portugal: cinco quintas de ensueño para enamorarte más del país vecino

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Harper's Bazaar

image beaconimage beaconimage beacon