Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Beyoncé quiere cambiar el discurso

ELLE ELLE 06/04/2016 Tamar Gotterman/ Estilismo: Samira Nasr/ Foto: Paola Kudacki
Beyoncé quiere cambiar el discurso © Copyright © 2016 Hearst Magazines, S.L. Beyoncé quiere cambiar el discurso

Exactamente a las cinco de la mañana, Beyoncé Giselle Knowles - Carter llega a Mimoda , un estudio de baile forrado de espejos en las paredes en pleno centro de Los Ángeles. Su 'look' trasmite la imagen que quiere difundir: una chica ‘athleisure’, con un estilo sencillo de camiseta blanca, chaqueta de malla, sin complementos, ni siquiera zapatos, y el pelo lleno de rizos alborotados que nos recuerdan a cualquier bailarina de Flashdance.

Es una mujer que ha venido a trabajar, viene acompañada por tres de sus bailarines que siguen su ritmo donde vaya. Ensaya delante de la cámara, hasta las secuencias lentas, todo es parte del plan. Se pone en pie de un salto, nada se le escapa, incluso hasta un guiño que parece ser accidental está más que ensayado. Crea un ambiente lleno de risas y bromas, aunque tiene en mente un objetivo muy claro.

Ser una súper estrella y tu propia jefa vale mucho la pena, exactamente unos beneficios de 250 millones dólares al año, según Forbes. Las labores de la cantante no acaban únicamente en su carrera como solista, tiene muchos proyectos entre manos. Uno de ellos sale a través de una nueva rama de la empresa musical que lidera desde hace ocho años, Parkwood Entertainment. Desde esta compañía dará a conocer a un grupo de jóvenes talentos cuyo sonido e imagen se ha encargado de sacar adelante personalmente.

beyonce5 © Proporcionado por Elle ES beyonce5

También está Ivy Park, una marca textil que lidera y que se encarga de fabricar ropa junto a Topshop, donde se ha implicado hasta el final, dando forma y vida a cada paso de su colección deportiva. De la que, por cierto, se espera un impacto tremendo y no sólo a nivel de ventas, sino que cambie en cierto modo la manera de sentir la moda.

La intención va mucho más allá de producir sudaderas con frases, mallas de basket, bodies o leggins. Y no es otra que crear una forma de hacer que las mujeres se sientan bien con ellas mismas, que valoren su fuerza por encima de la belleza y, en definitiva; que trabajen con su cuerpo y no en contra de él. Que aprendan a quererse como son.

(@BeyHive, su inmensa comunidad de fans en Twitter, cuenta por qué el 4 es su número de la suerte: es el día de su cumpleaños, el de Jay Z, su aniversario de bodas, y la edad de su hija, Blue Ivy). 'Hasta que no vea a una mujer en el gimnasio o en el parque sudando una camiseta de Ivy Park, no me lo creeré', apunta la estrella.

Que el mito que rodea el icono de Beyoncé, y a su música, se infle con cada capítulo de su carrera se debe en gran parte a su gran destreza: ella es la mujer más nominada al Grammy en la historia, con 20 premios y 53 nominaciones. Ha vendido más de 120 millones de discos en solitario. Como ella dice en 'Formation', 'A veces salgo, voy dura / Consigo lo que es mío, soy una estrella / Porque yo mato'.

Pero la formación del mito también se debe, en parte, a su silencio. El profesor de Yale, Daphne A. Brooks, señaló en el New York Times el año pasado, 'Ella ha sido capaz de alcanzar este nivel de estrellato en la que el que ha aunado hiper-visibilidad y la inaccesibilidad al mismo tiempo. Durante tres años, la cantante ha sido una madre de cara a la prensa, dejando que el trabajo hable por sí solo para cultivar un sentido de misterio y, en esta era de acceso completo, es un símbolo de poder'.

Así que el hecho de que, dos semanas después de nuestro encuentro con ella, se desencadenase el éxito de 'Formation', sin un ápice de promoción, no es de extrañar en absoluto.

De todos modos, ¿quién necesita publicidad cuando se puede acumular 7 millones de visitas en YouTube en 24 horas? Unas imágenes de la cantante tendida en un coche de policía de Nueva Orleans que se hunde lentamente, un hombre, un niño de color bailando delante de una línea de agentes antidisturbios de raza blanca, Blue Ivy meciéndose al ritmo de ‘me gusta mi pelo de bebé afro, y mi nariz negra como la de los Jackson 5’…

El vídeo se convirtió en viral al instante por el discurso público acerca de la raza y la reforma de la justicia penal en Estados Unidos. Las críticas por parte de la policía de Tampa se hicieron públicas en Twitter al momento, pero al igual que la cantante escribe una canción de amor a su marido o habla sobre su pelo, ¿quién tiene que decir lo que Beyoncé debe o no hacer en las letras de sus canciones?

beyonce2 © Proporcionado por Elle ES beyonce2

Vamos a empezar con Ivy Park, ¿cuánto tiempo has estado trabajando en ello?

He ido de compras en Topshop durante probablemente 10 años. Es uno de los pocos lugares en el que realmente puedo comprar por mí misma. Me hace sentir como una adolescente. Cada vez que estaba en Londres, era como un ritual para mí.

Creo que tener un niño y envejecer me hizo centrarme más en la salud y en la forma física. Me di cuenta de que no había realmente una marca deportiva para las mujeres como yo, para mis bailarines o para mis amigos. Nada de lo que se espera para chicas como mi hija.

Pensé en Ivy Park como un lugar idóneo para las mujeres como nosotras. Me acerqué a Topshop y me reuní con Philip Green (director ejecutivo de su empresa matriz, Arcadia). Creo que él pensó en un primer momento que quería hacer un contrato de patrocinio, como lo habían hecho con otras 'celebrities', pero yo quería una empresa conjunta. Le presenté la idea, el propósito y la estrategia de toda la comercialización en la primera reunión.

Creo que se quedó muy impresionado, y estuvo de acuerdo con hacer una asociación 50-50.

Ya has hecho colecciones de moda antes, ¿qué has aprendido de ésta en concreto?

He aprendido que hay que estar preparado. Y cuando visualizas algo tienes que comprometerte y trabajar muchísimo. Hemos tenido un sinnúmero de reuniones y se han hecho entrevistas de diseñadores durante meses .

Yo sabía que la ingeniería del tejido y el ajuste tenían que ser la primera prioridad. Realmente nos tomamos nuestro tiempo, nos centramos en los tejidos técnicos, y tratamos de enfocarlos a un estilo 'athlethicwear'. Como me he pasado toda mi vida ensayando, sabía muy bien qué quería. Yo cuando sudo o salto, quiero que mis leggings tengan la cintura alta, por ejemplo.

¿Con qué detalles estás más entusiasmada?

Hay una banda invisible en nuestras prendas que se ajusta de manera que cuando estás en una bicicleta o saltando, no sientes ese doble rebote propio del movimiento, te sientes sujeta. Estoy tan centrada en lo que quiero, que necesito una prenda para mujeres con curvas que no sólo la haga sentir cubierta, sino también atractiva. Todo levanta, se ciñe a la cintura y realza la figura femenina.

Hemos mezclado en algunas piezas características que se encuentran en la ropa deportiva de los hombres y también en la ropa de niña. También hemos trabajado en los tirantes, haciéndolos más duraderos para lograr la máxima sujeción. Pero el fundamento para mí es la forma y la ingeniería de los tejidos transpirables, técnicamente avanzados.

¿Cómo fue de importante el espíritu de la marca, la idea del amor propio y la unión entre niñas y mujeres?

Es realmente la esencia. Una celebración de cada mujer con su cuerpo que se esfuerza siempre por ser mejor. Lo he llamado Ivy Park, porque es el sitio que todas tenemos en común. Todas las mujeres pueden ir allí y sentirse aceptadas. Es un lugar que hemos creado para nostras mismas, donde vamos cuando tenemos que luchar por algo, establecer nuestras metas y lograrlas.

En el pasado has hablado mucho acerca de la presión del perfeccionismo...

En realidad se trata de cambiar el discurso. No se trata de la perfección, sino de la intención. Tenemos que cuidar de nuestros cuerpos y lo que ponemos en ellos. Las mujeres tienen que emplear el tiempo en cuidar su salud mental y espiritual, tenerse en cuenta a ellas mismas sin sentirse culpables ni egoístas.

¿Cómo se siente siendo una mujer de negocios y llevando a cabo tu propia empresa?

Es emocionante, pero tener el poder de tomar cada decisión final y ser responsable de ellas es sin duda una carga y una bendición al mismo tiempo. En mi caso, el poder está haciendo que las cosas sucedan sin pedir permiso. Que la gente se sienta orgullosa.

¿El hecho de convertirte en madre ha aumentado tus deseos de hacer que el mundo sea un lugar mejor?

Por supuesto, creo que como cualquier madre. Sólo quiero que mi hija sea feliz, esté sana y que tenga la oportunidad de cumplir sus sueños.

¿Cómo quieres hacer que las cosas diferentes para su generación?

Me gustaría ayudar a eliminar esa presión de la sociedad que empuja a que las personas tengamos que encajar en un determinado molde.

¿Qué lecciones te enseñaron tus padres?

Tantas ... El don de ser generosa y cuidar de los demás. También he aprendido que su tiempo es el activo más valioso que tenemos, y hay que utilizarlo con sabiduría. Mis padres me enseñaron a trabajar duro y de manera inteligente. Ambos eran empresarios, les vi luchando y trabajando 18 horas al día. Me enseñaron que nada que valga la pena se consigue fácilmente.

Mi padre hizo hincapié en la disciplina y fue duro conmigo. Él me empujó a ser una líder y a pensar de manera independiente. Mi madre me amaba incondicionalmente, así que me sentí lo suficientemente segura como para soñar. Aprendí la importancia de honrar mi palabra y cumplir todo lo que prometía. Una de las mejores cosas de mi madre es su capacidad para detectar cuando estoy pasando por un momento difícil. Siempre estoy en su Wi-Fi emocional.

beyonce4 © Proporcionado por Elle ES beyonce4

Durante la gira de MR Carter Show, parecías a reivindicar la palabra 'Feminista' de una nueva manera, con aquellas letras rosas en las pantallas. ¿Por qué quisiste recuperar el término?

Explico la definición de feminista en mi canción [ 'Flawless'] y en mi gira no por propaganda o para anunciar al mundo que soy una feminista, sino para dar claridad al verdadero significado. Realmente no estoy segura de que la gente entienda lo que es una feminista, pero es muy simple. Es alguien que cree en la igualdad de derechos para hombres y mujeres.

No entiendo la connotación negativa de la palabra, o por qué debería excluir al sexo opuesto. Si eres un hombre que cree que su hija tiene que tener las mismas oportunidades y derechos que su hijo, entonces eres feminista. Necesitamos que hombres y las mujeres comprendan la doble moral que aún existe en este mundo de modo que podamos empezar a hacer cambios. Pregunte a cualquier persona, hombre o mujer: "¿Quieres que tu hija gane 75 centavos cuando ella merece 1 dólar?" ¿Qué crees que responderían? Cuando hablamos de igualdad de derechos, hay cuestiones que enfrentan las mujeres de forma desproporcionada. Es por eso que quería trabajar con las organizaciones Chime for Change y Global Citizen.

Ellos entienden cómo las cuestiones relacionadas con la educación, salud y sanidad en todo el mundo afectan a toda la existencia de una mujer y la de sus hijos. Están poniendo en marcha programas para ayudar a las chicas jóvenes que, literalmente, se enfrentan a la muerte porque quieren aprender, y ayudan a prevenir la mortalidad durante el parto porque un mal acceso a la salud. Trabajar para que esas desigualdades desaparezcan es ser una feminista, pero lo más importante, me hace un humanista. No me gusta enarbolar cualquier etiqueta.

No quiero llamarme a mí misma feminista para que parezca que es mi prioridad por encima del racismo o del sexismo o cualquier otra cosa. Estoy cansada de que me etiqueten. Si crees en la igualdad de derechos, de la misma manera que la sociedad permite a un hombre expresar su oscuridad, su dolor, su sexualidad, o su opinión, siento que las mujeres tienen ese mismo derecho.

¿Qué les dirías a los que dicen que no se puede ser feminista y femenina?

Todos sabemos que no es cierto. La elección de ser feminista no tiene nada que ver con la feminidad , o para el caso, de tu masculinidad. No todos somos una sola cosa. Todo el que cree en la igualdad de derechos para hombres y mujeres no habla igual, ni se viste igual o piensa lo mismo. Si un hombre puede hacerlo, una mujer también. Es así de simple. Si tu hijo puede hacerlo, tu hija debería poder hacerlo. Algunas de las cosas que enseñamos a nuestros hijas, por ejemplo permitirle expresar sus emociones, su dolor y vulnerabilidad, deberíamos también apoyar a los hombres y los chicos a que puedan hacerlo.

beyonce3 © Proporcionado por Elle ES beyonce3

¿Recuerdas el momento de tu vida en que te diste cuenta de que tenías un auténtico poder?

Creo que descubrí mi poder tras sacar el primer álbum con Destiny’s Child. El sello discográfico no creía en que fuéramos unas verdaderas estrellas del pop. Nos subestimaron y, por esa razón, nos permitieron escribir nuestros propios temas y vídeos. Acabó siendo lo mejor, porque es ahí cuando me convertí en una auténtica artista y aprendí a tener el control. No fue algo consciente, sino que a nadie le importaba la visión que teníamos de nosotras mismas. De modo que los creamos todo a nuestro propio criterio y ahí es cuando me di cuenta de que teníamos la posibilidad de hacer las cosas tal y como nosotras queríamos. No fue necesario enfrentarnos a otros escritores o dejar que el sello hiciera planes por nosotras; tuvimos el poder para hacerlo todo por nuestra cuenta.

¿Qué sientes cuando la gente no entiende quién eres en realidad, en particular con el mensaje que se desprende de la canción ‘Formation’?

Soy una artista y entiendo que, en ocasiones, el arte más poderoso termina siendo incomprendido. Pero aquellos que piensan que mi discurso es antipolicía están completamente equivocados. Tengo una gran admiración y respeto por los oficiales de policía y sus familias, que se sacrifican para mantenernos a salvo. Pero dejemos algo claro: estoy en contra de la brutalidad policial y de la injusticia. Son dos cosas diferentes.

Si celebrar mis raíces y cultura durante el Mes de la Historia Afroamericana hizo sentir a alguien incómodo, esos sentimientos ya existían en ellos antes de mi vídeo y antes de mi. Estoy orgullosa de lo que hemos creado y orgullosa de ser parte de una conversación que está generando avances de una manera positiva.

¿Qué es lo que quieres lograr en la siguiente fase de tu carrera?

Espero crear arte que "cure" a la gente. Música que haga que las personas se sientan orgullosas de su propia lucha. Todo el mundo sabe lo que es el dolor, pero a veces hay que sentirlo para cambiar, para transformarte en otra cosa. El dolor no es bonito, pero yo no puede tener a mi hija en brazos hasta que experimenté en dolor del parto.

Vía Elle.com

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Elle.es

image beaconimage beaconimage beacon