Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cinco consejos para combatir la resaca (y volver a ser persona tras una juerga)

Vanitatis Vanitatis 10/05/2016 Claudia del Águila

El hombre ha llegado a la luna y se ha clonado a un ser vivo, pero ningún científico ha hallado, todavía, un antídoto contra la resaca. ¿Tan difícil sería dar con un mágico elixir que acabara con ese mosquito zumbante en nuestro cerebro, esa apatía pijamera y esa centrifugadora en el estómago? Bueno, ese elixir ya existe: se llama no empinar el codo. Pero vivimos en la cultura de Baco y quien más y quien menos se ha puesto alguna vez en este brete (o tiene un muy buen amigo que lo ha hecho, dejémoslo ahí). Así que hemos recopilado algunos de los remedios que pueden ayudarte en tan nada sorprendente situación. 

1. Hidratación

Deberías alternar las copas con vasos de agua. Así, por una parte beberás menos. Y por otra irás hidratando tu cuerpo. No estaría mal que antes de meterte en la cama te bebieras otro par de vasos (si encuentras la nevera, claro). ¿Borrará este acto los efectos de tus fechorías noctámbulas? Totalmente no, pero aliviarás algunos síntomas. Al día siguiente, sigue dándole a la botella ¡de agua! y prepárate un té. Es mucho mejor que tomarte un café, pese a la creencia arraigada de que la cafeína es mano de santo para el embotamiento causado por las cosas del beber. Es cierto que el café es un estimulante, pero también lo es gástrico, por lo que si tienes un tanto revuelto el estómago, mejor no darle demasiada marcha. Además, la cafeína puede incrementar la deshidratación. En cuanto al té, opta por el rojo. Es muy hidratante y además ayuda al hígado a metabolizar. Y justo ahora tu hígado necesita más que nunca que le echen una mano. 

2. Vitaminas

Anoche, además de gastar dinero, te puliste vitaminas y minerales y el déficit presupuestario te está pasando factura en forma de todo tipo de molestias. Puedes aplacarlos intentando restituir alguna de ellas. Un complejo vitamínico muy empleado para ello es Berocca, de Bayer. Se trata de unas tabletas efervescentes que mejoran el rendimiento intelectual. Es muy popular entre los estudiantes, pero ahora no estamos buscando un remedio para ser más listos, ni para aprender más rápido la lista de reyes godos, simplemente nos conformamos con sobrevivir. Pues resulta que en Australia se empezó a emplear este medicamento, que lleva medio siglo en el mercado, para paliar los desmanes de las noches locas. Y esa creencia se ha extendido mediante el boca-oreja.

Bayer no ha negado ni afirmado tal beneficio de su producto, pero no parece muy preocupada porque sus compradores tengan ojeras de oso panda. Lo cierto es que el medicamento contiene vitaminas del complejo B (las más necesarias en estas lides, sobre todo la B12), vitamina C, calcio, magnesio y zinc, que son parte de lo que perdimos la noche pasada. Seguramente, junto a la vergüenza. También puedes hacerte un batido multivitamínico para aportar los mismos ingredientes. 

3. ¿Aspirina, paracetamol o ibuprofeno?

© Externa

El síntoma más evidente y más molesto es el dolor de cabeza. Parece como si tu cerebro se hubiera embutido en unos pantalones pitillo cuatro tallas menores. Los sonidos del mundo exterior te llegan amplificados por diabólicos megáfonos. Y la luz puede llegar a parecerte la espada láser de Darth Vader machacando tus pupilas. Quieres recuperar tu testa como sea y no es de extrañar que te precipites sobre el botiquín para encontrar cualquier remedio que acabe con el dolor. Pero, cuidado. No todo sirve. De momento, apártate del paracetamol, ya que si tu hígado no está pasando un buen momento, no le hará ningún bien. La aspirina tampoco es lo más recomendable, aunque si no tienes nada más a mano, puedes tomarla. Lo mejor en estos casos es el ibuprofeno. De hecho, su descubridor, el doctor Stewart Adams, se dio cuenta de que había dado con un potente analgésico cuando se lo tomó después de una noche de parranda.

De todos modos, no te pases de listo: ni se te ocurra tomártelo antes de ir a dormir con la esperanza de librarte de los desagradables síntomas que te visitarán al abrir los ojos. Por la noche, con el alcohol corriendo por tus venas, será contraproducente. Te lo puedes dejar en la mesita de noche, eso sí. 

4. Ni se te ocurra

Olvídate de tomarte una cervecita. Tal vez un clavo quite a otro clavo, pero una cerveza no quita diez. El alcohol es justamente lo contrario a lo que necesitas ahora. Lo mismo se aplica al Bloody Mary. Sustitúyelo por un zumo de tomate, pero olvídate del alcohol por el momento. 

Tampoco sirve eso de 'come una hamburguesa bien marrana, una buena ración de fritanga o una pizza picante'. No te lo creas: todo ello va a cargar aún más a tu aparato digestivo, que ya tiene bastante trabajo deshaciéndose como puede, el pobre, de tus excesos. En vez de eso, puedes tomar, por ejemplo un kebab o pasta, lácteos, arroz, pasta… Los plátanos y la miel también te ayudarán, pues contienen potasio y ayer te dejaste el que tenías en el bar.  

5. Incomunicación

Este punto no es para que te encuentres físicamente mejor, sino para minimizar los daños colaterales de tu juerga flamenca. En ese momento en el que te encuentras débil, se te puede pasar por la cabeza llamar a tu ex para que te traiga un caldito y te haga muchos mimos. ¡Ni se te ocurra! Si es tu ex, es porque ya no tiene un contrato de cuidador/a de resacas. Y al día siguiente podrías añadir más problemas a los que ya tienes. Esto es aplicable a madres, que correrán a tu casa y al día siguiente te enviarán contactos de clínicas de desintoxicación. Tampoco intentes arreglar los desaguisados de la noche anterior. Mañana verás las cosas con más claridad y podrás proceder a pedir disculpas o enfadarte con quien sea. Y el 'email' y el Facebook, ¡ni tocarlos!

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon