Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cinco consejos y tres tratamientos para cuidar en verano tu cabello y tu piel

Vanitatis Vanitatis 05/08/2016 Amor Sáez

Huele a aceite de coco… Sí, durante el verano, tus rituales y tratamientos de belleza deben adaptarse a otras circunstancias: viento, sol, salitre, cloro. Debes evitar el secador, las planchas, las limpiezas excesivas, los 'peelings' profundos y los protocolos con láser, porque dejan la fibra y la piel sensibilizada y mucho más expuesta a los rayos UV, lo que se traduce en alopecia estacional, manchas, arrugas finas y flacidez prematura. Por el contrario, hay otros gestos y tratamientos que sí deberías incorporar porque te ayudan tanto a preparar como a proteger tu cabello y tu piel del sol, y también a evitar la deshidratación o el envejecimiento prematuro. Toma nota.

En cinco tips

Para proteger el cabello. El sol, el cloro, el salitre y el viento queman el cabello, lo vuelven poroso, lo decoloran y deshidratan. Lo idóneo es que en esta época del año utilices una línea solar capilar, al igual que lo haces para proteger tu piel. En el mercado tienes champú, acondicionador y mascarilla anticloro y antisal, para reparar la fibra capilar, hidratar y recuperar el brillo después de una jornada de sol, y lociones en spray con SPF para aplicarte mientras tomas el sol y así protegerlo de los rayos UV. Aunque deberías utilizar sombrero y evitar al máximo la exposición directa. Apuesta por productos que contengan aceites preciosos, como el de Monoï, sésamo, oliva, lavanda y germen de trigo, ingredientes superhidratantes y nutritivos, como la manteca de palma y la queratina, y que sean resistentes al agua. “Dejan un velo inapreciable sobre el cabello mientras lo mantienen protegido”, asegura la estilista Yolanda Aberasturi (Bilbao, tel. 944 24 72 85). 

Prepara y protege tu cabello © Proporcionado por Glamouratis Prepara y protege tu cabello

Corte y color. Antes de la primera exposición al sol, hazte un corte para deshacerte de las puntas abiertas. Y aplícate el tinte entre 8 y 15 días antes de tu salida, o bien opta por unos sutiles reflejos o mechones alrededor de la cara, porque el sol se encargará de aclarar el resto. Y olvídate de planchas y secadores, con el buen tiempo deja que tu cabello se seque al aire, recomienda Izaskun Francos Fanjul, estilista de de Chi Spa (Madrid, tel. 915 78 13 40. Barcelona, tel. 934 47 23 19). 

Exfoliación ligera. Un 'peeling' muy ligero antes del verano prepara la piel. “Las exfoliaciones ligeras no sobreactivan; sin embargo, los 'peelings' más profundos hay que evitarlos porque sensibilizan y sobreexponen la piel. Una exfoliación ligera una vez por semana mantiene la luminosidad. Después hay que utilizar siempre SPF con filtros minerales –óxido de zinc o dióxido de titanio-, que hacen una película protectora sobre el rostro y su efecto es comparable al de cientos de pequeñas sombrillas frente al rostro”, aconseja el dermatólogo Dr. Colbert. 

Limpieza justa. Debes limpiar la piel del rostro, mañana y noche, con limpiadora y tónico, para eliminar la suciedad, el cloro, el salitre o los restos de protector solar. “Guarda los cosméticos en la nevera para que tengan un efecto tonificante y refrescante en la piel”, aconseja la esteticista Maribel Yébenes. Eso sí, añade, "evita la limpieza excesiva y agresiva del cuerpo, ya que el sol, la sal y el cloro son grandes agresores de su equilibrio hídrico y la pueden debilitar”. Recurre a geles limpiadores sin detergente

Antioxidantes, Humectantes y Reparadores. Tanto de día como de noche, aplícate sérums y cremas energizantes, así como aceites ligeros, tanto faciales como corporales. Hazte con fórmulas a base de ingredientes antioxidantes, como las vitaminas C y E o el té verde; humectantes como la glicerina, la urea y el bisabolol, y reparadores como el colágeno, la elastina, la soja y los aceites botánicos. “Todos ellos ayudan a contrarrestar las agresiones del sol, el cloro y el salitre, y mantienen el equilibrio hídrico de la piel”, asegura la experta. 

Tres pistas seguras

Cabello: Royal Glacial White Caviar

Te realizan un relajante masaje craneal, lavado y 'styling' con los nuevos productos capilares de Miriam Quevedo a base de caviar blanco, agua de glacial suiza encapsulada, aceite de baobab y aloe vera ecológicos, ácido hialurónico, colágeno y elastina para oxigenar, reestructurar y proteger el cuero cabelludo y la fibra capilar. “Tiene propiedades ultrarreparadoras, calmantes y regeneradoras”, asegura la esteticista Natalia Vega. 

Precio: 300 €. ¿Dónde? Tacha (Madrid, tel. 913 97 68 29).  

Cara:Mesoterapia con vitaminas

Se trata de infiltrar en la piel un cóctel de vitaminas antioxidantes, oligoelementos, DMAE reafirmante, aminoácidos y ácido hialurónico hidratante “para que la piel esté más sana, homogénea y jugosa desde el interior.  Los resultados son inmediatos, pero al cabo de 7 días la piel está más turgente y radiante que nunca”, asegura la médico estético Purificación Espallargas. 

Precio. Desde 250 €/sesión. ¿Dónde? Purificación Espallargas (Madrid y Zaragoza, tel. 646 341 759).

Cuerpo: Dios Ra Pre-Sun

Este ritual se hace en dos fases: primero, una exfoliación corporal con Naturally Pure Body Scrub, un producto exfoliante que contiene semillas de coco, se aplica con suaves movimientos circulares y se retira en la ducha; segundo, un masaje por todo el cuerpo, a base de aceite de zanahoria, y un preparado antiedad -también de aceites esenciales-, que deja el cuerpo superhidratado. Con este tratamiento, la piel queda sana, nutrida y lista para el verano. Y, además, se prolonga el bronceado. 

Precio: 50 €. ¿Dónde? Alquimia (Centros de belleza y spas en toda España). 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon