Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cinco trucos infalibles para mantener la cabeza fría durante las rebajas

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 09/01/2017 Carmen Olalla

Ya estamos metidos de pleno en las rebajas, después de un maratón de casi dos meses de compras enloquecidas. Del Black Friday a las rebajas de enero, se abre el periodo más comercial del año y, seguramente, tus tarjetas y tu cuenta corriente ya han sufrido uno o varios ataques organizados. Pues bien, intentar ponerle puertas al campo es bastante difícil, pero al menos limitar los daños, colaterales o directos, es posible y hasta deseable. Te proponemos cinco trucos que te pueden ayudar a mantener la cabeza fría y calculadora, y que te harán más llevadero el último zarpazo a tu tarjeta de crédito.

La lista de la compra

Sí. Es imprescindible. Tienes que ser inflexible o casi. Lo primero es revisar tu armario. Saber exactamente con lo que cuentas y lo que necesitas te ayudará a preparar la 'wish list' y a evitar caer en posibles tentaciones. Eso y preparar un presupuesto realista de tus posibilidades y del dinero que quieres destinar a las rebajas te ayudará a no dejarte llevar por la tentación. Salvo que quieras, claro. En ese caso, permítete tan solo un capricho al margen del listado. Y luego, sigue siendo ‘inflexible’…

© Proporcionado por Glamouratis

El uniforme

Puede parecer una tontería, pero evitará que te dé pereza pasar por el probador y la posterior acumulación de bolsas y prendas para probar en casa. Esto suele acarrear varios problemas. Entre ellos, que es muy probable que superes el presupuesto pensando ‘seguro que luego lo devuelvo’ y que te lo acabes quedando todo. O que se queden para siempre en la bolsa pendiente de ser devueltos. Prepárate a conciencia. Lo fundamental es que lleves ropa interior que te siente especialmente bien y que sea en color nude, para que resulte lo más neutra posible con cualquier cosa que te pruebes. Después, un vestido amplio y unos botines, fáciles de quitar y poner, serán las prendas perfectas para que todo resulte mucho más fácil y llevadero.

© Proporcionado por Glamouratis

Básicos y para el trabajo

Sí, lo sabemos. Te puede dar pereza pensar en comprarte ropa para ir a trabajar, pero después de todo es donde pasas más tiempo, y piensa que la mayor parte de las prendas, si compras básicos y neutros, te servirán para el resto de la semana. ¿El mejor consejo? Que, aprovechando las rebajas, compres prendas de calidad, después de todo, con el descuento quedarán a un precio seguramente asequible. Así que prendas de cashmere, abrigos o blazers serán una buena elección. Y no te decantes por prendas de excesiva tendencia o llamativas que solo llevarás un par de veces. En vez de eso, apuesta por piezas de tendencia pero que tengan un poco más de vida: blusas con lazada, prendas de cuadros, etc. Y recuerda la regla del tres: cualquier cosa que compres, que combine con al menos otras tres prendas que tengas ya en el armario.

© Proporcionado por Glamouratis

Cuidado con la talla

Sí, puede parecer una obviedad, pero en época de saldos y descuentos conviene no olvidarlo… Evita los ‘seguro que pierdo un par de kilos y me quedará mejor en un mes’, 'el zapato me aprieta un poco, pero para llevarlo de vez en cuando vale' o 'si le pongo una plantilla, irá perfecto…'. No es tu talla y nunca lo será, admítelo.Déjalo en el perchero y sigue con la búsqueda. Hay algo para ti seguro, así que no te precipites y no compres algo que no te queda bien y que, mentalízate, nunca te vas a poner.

© Proporcionado por Glamouratis

Mejor sola

Sí, es posible que consideres las rebajas como un encuentro social, pero para aprovecharlas bien, lo mejor es ir sola: por supuesto, sin niños, sin novio o marido y sin amigas. O si quedas con alguna amiga, que sea de ‘libre disposición’ para ambas; es decir, que podáis empezar juntas el día, pero que según los intereses de cada una podáis separaros, incluso mandar fotos desde los respectivos probadores, y volver a quedar al final de la jornada. Es la mejor forma de pasarlo bien sin tener la sensación de que están esperando a que salgas del probador para seguir de ruta. Evitará que te precipites.

© Proporcionado por Glamouratis

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon