Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Consejos para cuidar tu piel después del verano

Vanitatis Vanitatis 30/08/2016 Blanca Arias
© Externa

Uno de los grandes enigmas con los que nos encontramos año tras año es el de que cómo es posible que, tras las vacaciones, la piel se reseque tanto. Nos embadurnamos de crema, nos damos aceites y pontingues... y nada, siempre hay alguna zona que comienza a descamarse y termina apareciendo la temida piel de lagarto. Pero esta sequedad es solo la parte visible, nos explica la doctora Paloma Cornejo, directora de la clínica que lleva su nombre: "La piel se deshidrata y además se engruesa para defenderse de las radiaciones solares. Esto produce cambios en la textura, falta de luminosidad y una piel de aspecto áspero. ¿Por qué se descama? Porque dejamos el clima húmedo de la playa. Es en este momento cuando es importante realizar una buena exfoliación e hidratar a tope. Las cremas con acido láctico y urea, aunque tengan una textura pringosa al principio, son ideales. También existen 'peelings' corporales superficiales que ayudan a esta renovación y devuelven la luz a la piel".

En la cara aún es peor, señala la experta: "El engrosamiento del que hemos hablado anteriormente y el uso de fotoprotectores que producen un exceso de grasa en la piel hace que la aparición de comedones y de granitos de acné sea la norma. Por tanto hay que tratar la piel a nivel domiciliario y en consulta".

En casa, el dermatólogo te aconsejara el tratamiento médico más adecuado y te orientará acerca de qué cosméticos debes utilizar para limpiar, exfoliar, hidratar y tratar. "Nosotros solemos usar los retinoides a altas concentraciones porque hemos visto cambios espectaculares con ellos. De hecho es la molécula antienvejecimiento y antiacneica por excelencia", apunta la doctora Cornejo.

Si necesitas pasar por tratamiento en consulta, lo habitual será que te hagan un 'peeling' adecuado a tu problema concreto: despigmentantes si hay melasma, con salicílico si hay acné, antioxidantes si hay envejecimiento... "Si les asociamos mesoterapia, le aportaremos el hialurónico y las vitaminas que necesitamos. Una vez más, lo importante es individualizar y dejarse aconsejar acerca de cuáles son los cuidados que necesita tu piel en cada momento del año". 

Y no olvidemos la piel del escote: esta zona es muy fina y de escasa secreción sebácea, por lo que en ella el daño solar se amplifica. Es muy típico encontrar escotes llenos de venitas o muy rojos que contrastan con la piel menos soleada de la cara anterior del cuello o de las mamas. "La combinación de luz pulsada y mesoterapia es ideal para actuar desde fuera y desde dentro. Así podremos reforzar esta piel, prevenir las arrugas en V y atenuar ese contraste de color tan inestético".

MÁS EN MSN

- Trucos para mantener el bronceado

- Cómo maquillarse contra el calor

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon