Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cuerpo de biquini

AR AR 27/04/2016 Esperanza Jiménez
Cuerpo-de-biquini © AR Revista Cuerpo-de-biquini

​Paciencia, ejercicio, tratamientos, cosmética y mentalizarse en llevar una vida sana son los pilares en los que se apoya cualquier plan para perder peso que nos dé los resultados esperados. Para Natalia de la Vega, propietaria del centro de estética Tacha, "no hay que desesperarse. Estamos a tiempo para llegar a tono al verano. Hay que ir con tranquilidad, planificando el perfecto plan de ataque para acabar con esos kilos que nos 'molestan' y remodelar la silueta". Alimentación, ejercicio y tratamientos estéticos –en cabina y cosmética para casa– han de ir de la mano. Pero, además, tan importante como esto es 'ponerle cabeza' al cuerpo: "Si no estás motivada para hacer dieta, no te fijes tanto en qué comes, porque te generará más ansiedad, y menos ganas de esforzarte. Mejor, céntrate en cómo comes. No pretendas hacer una dieta muy restrictiva, porque probablemente no la vas a cumplir. Es mucho mejor que te pongas otros objetivos, como comer solo cuando tengas hambre, hacerlo despacio y ser consciente de los alimentos que son buenos y malos".

Hasta aquí el frente de la comida, "pero restringir la alimentación no sirve de nada si no se inicia una actividad física que ayude a quemar grasa y activar el metabolismo", añade la experta. En definitiva, engordamos porque comemos más de lo que quemamos. Acostúmbrate aunque sea a caminar media hora al día a buen ritmo. También es muy efectivo para brazos, abdomen, pecho y trasero hacer ejercicio en casa con gomas. Son baratas, se enganchan a cualquier puerta y tonifican todo el cuerpo.

Enemigos públicos

Además, según te acercas al peso deseado, seguramente comience a preocuparte otra cuestión: el aspecto de tu piel, la aparición de la flacidez y la tan temida celulitis. Según la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), casi el 95 % de las mujeres, después de la pubertad, presentan piel de naranja en algún grado. Físicamente, la celulitis es una alteración de las células adiposas, las encargadas de acumular grasas, que engordan y se aprovechan de la debilidad del tejido que las recubre, lo cual provoca que esos nódulos se hagan visibles. E igualmente (o más) difícil de erradicar es la flacidez: "Cuando empieza la relajación cutánea, hay que atacarla con radiofrecuencia, ejercicios, nutricosmética, masajes y mesoterapia".

© Proporcionado por AR

Ayunos vigilados

En cuanto a los ayunos, tan de moda, "no los recomiendo más de tres días por la pérdida de masa muscular. Y no de forma frecuente. Un ayuno debe estar vigilado, y no sirve de nada si después nos ponemos a comer como antes. Creo que son una buena herramienta para depurar y desintoxicar, pero no son la solución para perder peso y ponerse a tono", continúa diciendo la experta.

Y para que nuestros esfuerzos lleguen a buen puerto, Natalia finaliza dándonos consejos tan cotidianos como beber agua, pero hacerlo bien: "Es mejor muchas veces poca cantidad que pocas mucha. La cultura oriental es muy sabia y beber de poquitos en poquitos tiene como finalidad mantener al organismo en equilibrio, sin llevarlo nunca a los extremos. Y, además, hay que escuchar al cuerpo, porque siendo verdad que beber es fundamental, hay veces que se necesitan más líquidos que otras y darle de más es tan malo como no darle".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AR

image beaconimage beaconimage beacon