Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Culo perfecto: cinco ejercicios básicos y cinco cuentas de Instagram que debes seguir

Vanitatis Vanitatis 23/03/2016 Marita Alonso
Arrupé, arrupé, sentadita me quedé © Proporcionado por Glamouratis Arrupé, arrupé, sentadita me quedé

Desde hace un par de años, la alfombra roja nos avisa de que la obsesión por los escotes voluminosos que lleva décadas persiguiéndonos ha dejado paso a los diseños que enfatizan unas potentes posaderas.

Los pechos hiperbólicos de antaño pasan a un segundo plano en aras de unos glúteos de grandes proporciones que no son fruto de una alimentación rica en grasas y calorías, sino de unas tablas de ejercicios muy específicas y de una dieta meticulosamente medida y controlada. Mientras que antes nos matábamos en el gimnasio para conseguir empequeñecer nuestro trasero, la moda dicta que hay que esforzarse por lograr exactamente lo contrario. 

Era el año 2000 cuando Jennifer Lopez se rebelaba contra los cánones de belleza y presumía de (un señor) trasero en los Grammy con un vestido semitransparente de Versace. Por aquel entonces, el mundo se dividía entre los que envidiaban el volumen de su 'derrière' y los que lo consideraban excesivo.

Kim Kardashian tuvo que aguantar que Paris Hilton se riera durante años de su culo, ese capaz de “romper internet”, y el pop le ha cogido el gusto a dedicar la letra de sus canciones a algo más divertido y desde luego más tangible que el amor y el desamor. Sí: ahora son los traseros XL los protagonistas de las canciones. Pero ¿cuáles son las claves para lograr un culo voluminoso y turgente sin pasar por el quirófano?

Guillermo López, 'personal trainer' en Holmes Place Urquinaona, crea para Vanitatis una tabla de cinco ejercicios específicos para emular el trasero de Kim Kardashian:

Peso Muerto: “Tan solo has de pensar en agacharte a coger algo con la espalda lo más alineada posible y las rodillas un poquito flexionadas. Intenta que prácticamente todo el movimiento venga desde la cadera”.

Squats: “Seguramente el más conocido y el más fácil de aprender. Céntrate en bajar tu cuerpo mientras tu cadera va hacia atrás como si fueras a sentarte en una silla imaginaria”.

Desplazamiento lateral con gomas: “Sujeta una goma con las dos manos, písala con los dos pies, mira al frente y camina de lado hacia izquierda y derecha”.

Lunges: “Colócate de pie, da un paso hacia atrás y comienza a subir y bajar tu cuerpo”.

Hip Thrust: “La joya de la corona, el ejercicio que más va a hacer crecer el glúteo. Con los dos pies apoyados en el suelo y las escápulas sobre un banco como únicos apoyos, sube tu cadera hasta que tu cuerpo quede horizontal”.

“Puedes realizar estos ejercicios en circuito, intentando completarlo entre 2 y 3 veces haciendo entre 15 y 20 repeticiones por ejercicio y enseguida comenzarás a ver resultados. Cuando el circuito te sepa a poco, puedes repetirlo más veces o aumentar la intensidad de cada uno de los ejercicios. Es importante no tener miedo a aumentar los pesos que utilizaremos al entrenar. Si tu cuerpo lo puede mover sin sacrificar la técnica, significa que puedes con este peso”, explica Guillermo.

El entrenador personal Peter Martín nos da algunas especificaciones para que el entrenamiento desemboque en unos resultados óptimos: “Si tuviera que mencionar como profesional la parte del cuerpo que más preocupa a mis clientas, sin duda citaría piernas y glúteos: son las zonas más propensas a acumular grasa en la mujer, por lo que es más fácil la presencia de la temida celulitis"

Por ello, continúa, "debemos hacer un entrenamiento localizado mínimo tres veces por semana para que el músculo crezca, se tonifique y adquiera el aspecto deseado. También es clave seguir una alimentación sana con un adecuado equilibrio entre la ingesta proteica y de carbohidratos. Incluso en los días en los que se entrenen las piernas, es buena idea comenzar trabajando los glúteos.

Esta idea se aplica mucho en el ámbito del 'fitness', donde se entrena primero lo que se quiere hacer crecer más. "El día de glúteos no se trata de destruirlos, sino de introducir ejercicios que le den un trabajo extra, que lo bombee y mantenga activo. Hay que recordar calentarlo antes de empezar a trabajar con ejercicios compuestos, ya que tus glúteos tienen especial importancia y trabajarlos de forma correcta es vital para mejorarlos”, concluye Peter. 

Si la cercanía de la operación bikini no es suficiente motivación para contratar a un entrenador personal (Alessandra Ambrosio tiene uno encargado de forma específica en su culo; sí, problemas del primer mundo, queridos lectores) o si tu presupuesto está bajo mínimos, te recomendamos cinco cuentas de Instagram para conseguir un culo perfecto y como fuente de 'fitspiration'. 

Jen Selter. Conocida como el mejor culo de Instagram, puedes usar sus imágenes como inspiración y sus vídeos como guía

Homesquat. Un sinfín de vídeos para entrenar tus glúteos en el gimnasio o en tu propia casa. 

Leandro Fitness. La cuenta del entrenador de culo de Ambrosio, creador del popular Brazilian Butt Lift

Squatguide. Una librería casi infinita de vídeos específicos 

Body Formnation. Conocido como The Glutes Whisperer, todas hablan maravillas del entrenador Ryan Anthony. Por algo será. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon