Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

De Ámsterdam a Japón: seis tendencias de futuro en hoteles de hoy

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 23/09/2016 Isidre Estévez

La competencia en el sector hotelero es feroz. A la avalancha de novedades en el negocio se ha sumadoel 'boom' de portales como Airbnb que ofrecen alojamiento en apartamentos privados con sustanciales ventajas de precio sobre el alojamiento tradicional. Ante los nuevos competidores, la industria hotelera reacciona con fórmulas cada vez más llamativas y sorprendentes, desde hoteles que funcionan como clubes hasta otros que apuestan por la robotización.

Soho House, hotel y club privado

Este "club privado con habitaciones" abrirá sus puertas en Barcelona a mediados de octubre, frente al mar y en pleno barrio Gótico. Dispondrá de dos restaurantes, gimnasio, spa y piscina en la azotea. Pertenece a una cadena nacida en Londres hace 21 años, cuando a Nick Jones se le ocurrió transformar el concepto del club de caballeros británico y trasladarlo al entonces emergente Soho. Por supuesto, cambiaron algunas normas: no era requisito ser hombre blanco, 'viejuno' y con mucho pedigrí, sino simplemente formar parte de lo que los dueños consideran una "comunidad creativa". Es decir, es un club privado al que no se puede pertenecer sin más, sino que hay que superar la aprobación de un comité de selección.

Soho House tiene ya establecimientos en Estados Unidos, Estambul, Berlín y pronto en Bombay. Los mil socios iniciales del Soho House de Barcelona pagan 120 euros al mes por el privilegio de pertenecer a este selecto club, lo que les permite también acceder al resto de establecimientos de la cadena y alojarse en ellos con descuento. No está permitido hacer fotos ni usar el móvil en las zonas privadas del establecimiento, cuya restrictiva política de admisión lo convierte en un espacio tan codiciado como cuestionado por algunos por su elitismo.

Hoteles robotizados

El hotel Henn-na situado en Sasebo (Japón) dio mucho que hablar al abrirse el año pasado con una particularidad bastante llamativa: el establecimiento está gestionado por robots en lugar de empleados humanos. El experimento ha resultado un éxito, y ya anuncian una nueva apertura para el próximo año en el parque temático Tokyo Disney Resort. El nuevo hotel tendrá 100 habitaciones y en lugar de un recepcionista de carne y hueso, será un robot políglota (humanoides o con forma de velocirraptor, a gusto del cliente) el que dará la bienvenida y asignará habitación a los huéspedes.

¿Un velocirraptor como recepcionista? Sí, en el hotel Henn-na es posible © Proporcionado por Glamouratis ¿Un velocirraptor como recepcionista? Sí, en el hotel Henn-na es posible

Un recurso que resulta llamativo para los clientes, pero que también ayuda a reducir sustancialmente los costes laborales de la gestión. Los robots, por supuesto, no aceptan propinas. Tras registrarse, también son robots los que trasladan el equipaje a la habitación, a la que se accede mediante un sistema de reconocimiento facial, lo que elimina la necesidad de llaves o tarjetas que tan a menudo se pierden. 

Hoteles cápsula

Los hoteles cápsula, que ofrecen alojamiento en habitaciones minúsculas a cambio de tarifas ventajosas y ubicaciones céntricas, son muy populares en Japón desde hace años. Pero recientemente ha abierto uno nuevo en Tokio cuyos servicios van dirigidos específicamente mujeres. El Nadeshiko Hotel Shibuyatoma su nombre de una flor cuya belleza se supone femenina. Los espacios comunes del hotel están decorados inspirándose en el monte Fuji.

Otro hotel cápsula en Tokio, elFirst Cabin, es el primer hotel de este tipo que apuesta por el lujo. Sus cápsulas están diseñadas inspirándose en los asientos de primera clase de las compañías aéreas. Incluyen una cama, una mesa y una gran pantalla de televisión, además de conexión wifi y una caja fuerte para guardar las pertenencias valiosas.

Así son las habitaciones del First Cabin de Tokio © Proporcionado por Glamouratis Así son las habitaciones del First Cabin de Tokio

Todo en un espacio de poco más de cuatro metros cuadrados, eso sí. Un concepto que, aunque originario de Asia, empieza a encontrarse también en Europa, como es el caso del Cityhub Hotel de Ámsterdam, que combina un diseño 'casual' y de aire 'hipster' con unas cápsulas ultramodernas cuyas funciones pueden ser controladas desde una 'app' instalada en tu móvil: luces, temperatura, control del centro de entretenimiento y hasta consejos personalizados para visitar la ciudad.

Adiós a toallas y tarjeta de crédito

Los hoteles suelen ser pioneros en la instalación de sistemas que, tal vez algún día, se extiendan a nuestros hogares o a otros equipamientos públicos. Valiryo, por ejemplo, es un secador corporal eléctrico que permite disfrutar a los huéspedes de una experiencia diferente y eficiente en el proceso de secado al salir de la ducha, aunque su finalidad principal es reducir los costes de lavandería de los hoteles que lo instalen. El sistema puede situarse tanto dentro como fuera de la propia ducha y sustituye completamente el uso de toallas en la habitación para el secado corporal. Cuenta con 23 chorros de aire para garantizar el secado de todas las zonas del cuerpo en un tiempo medio de 3 minutos.

Los sistemas de pago también son terreno abonado para la innovación, como sucede en el Ushuaïa Towerde Ibiza, donde para pagar solo es necesario colocar los dedos durante cinco segundos en un lector dactilar que detecta el pulso y el relieve de las huellas. 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon