Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

De la sauna al sol de medianoche: cuatro razones para visitar Finlandia

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 16/08/2017 Clemente Corona

Finlandia, uno de los países con mayor calidad de vida del mundo y, decididamente, uno de los destinos de viaje más arrebatadores de Europa, está de celebraciones en 2017: cumple 100 años como país independiente, y estas son solo cuatro razones –de miles– que hay para viajar al país escandinavo y enamorarse de él.

1. Pasión por el diseño

Littala, Arabia, Marimeko... y Alvaar Aalto, desde luego, que fundó Artek en 1935 y desde entonces está presente en cada hogar finlandés y en unos cuantos millones más alrededor de mundo. Además de la Artek Store (Keskuskatu 1B), ideal para llenar la maleta de piezas increíbles o, simplemente, disfrutar del lugar porque siempre hay exposiciones interesantes. Este verano, es el turno, hasta el 21 de septiembre, de una que recrea los mejores trabajos en madera de Aalto, resulta imprescindible visitar el Littala & Arabia Design Centre (Hameentie, 135 A), todo un viaje por la historia y las obras de cerámica y cristal de las dos marcas finlandesas de estilo de vida más conocidas internacionalmente, las legendarias Littala y Arabia.

Del Design Centre Store querrás llevártelo... todo. © Proporcionado por Glamouratis Del Design Centre Store querrás llevártelo... todo.

En el museo, además de poder contemplar las piezas más conocidas de ambas marcas, es posible visitar los talleres de los diseñadores en plantilla y, además, en la tienda del centro, con un poco de suerte, se podrán encontrar piezas a buenos precios. Querrás llevártelo todo, seguro...

2. Por su naturaleza

Da igual dónde te encuentres: en Finlandia, con 40 parques nacionales, la naturaleza está imbricada en cada faceta de la vida, en cada momento. Y del modo más orgánico y natural como no podía ser de otro modo. Se trate del momento del año que se trate, cualquier situación es buena para disfrutar de la naturaleza. De hecho, el verano trae consigo el sol de medianoche. Es decir, al norte del Círculo Polar Ártico, el sol no se oculta y más al sur, es visible casi las 24 horas del día: todo un espectáculo.

Parque Nacional de Hossa. © Proporcionado por Glamouratis Parque Nacional de Hossa.

Para aprovecharlo a tope, no faltan planes: desde el Festival del Cine del Sol de Medianoche de Laponia a, simplemente, pasar unos días en algún bucólico resort de naturaleza asomado a un lago como el Lehmonkarki, en el lago Paijanne (Lahti), donde no falta de nada: desde cabañas de lujo a safaris en motos de nieve (cuando la hay, claro), pasando por un circuito de saunas sobre el lago y excursiones por los increíblemente bellos alrededores... y el sol que no se pone, claro. Inolvidable.

3. Por cómo suena

Y es que, precisamente, con motivo del Centenario de Independencia reflejará los grandes contrastes del país y la autenticidad de la gente que lo habita, a través de una sinfonía de extremos que se presentará a finales de año y recogerá la diversidad del ADN de su pueblo. Turismo de Finlandia está recopilando con ayuda de científicos, pares de bases de ADN que reflejan los profundos contrastes del pueblo finlandés. Por otro lado, Jonathan Middleton, compositor estadounidense y profesor invitado de la Universidad de Tampere, ha desarrollado un programa que puede traducir elementos tangibles en ideas musicales y, por último, Eicca Toppinen de la banda de metal sinfónico Apocalyptica, transformarán ese ADN en música. ¿El resultado final? Una sinfonía que reflejará el carácter único de Finlandia.

4. Por la sauna

Y, claro, ¿cómo viajar a Finlandia y no disfrutar de una sauna? Otra de las pasiones nacionales, exportable a todo el mundo y que engancha a quien la descubre. Existen tantos tipos de estas como de nieve –dicen los finlandeses– pero las tradicionales son la de humo, que se construye sin chimenea y es ideal para eliminar el estrés. ¿La más grande del mundo? Está en Rauhalahti, cerca de la ciudad de Kuopio, al este del país. La segunda modalidad es la de cubo caliente, muy minimalista y con un un suelo de rejilla de madera por donde entran la luz y el aire. En ellas, las distracciones del mundo exterior se reducen al mínimo, y basta con echar un cazo de agua al cubo de piedras calientes para que la bocanada de vapor nos alise el espíritu. También existe la de hielo, construida en un entorno cubierto de nieve, de gruesos bloques de hielo que refleja suficiente luz desde el interior, el vapor de agua que sale de la estufa es más suave y el calor nunca es insoportable. Pero también a las saunas ha llegado la modernidad.

En Finlandia existen tantos tipos de sauna como de nieve. © Proporcionado por Glamouratis En Finlandia existen tantos tipos de sauna como de nieve.

En Helsinki hay donde elegir, pero una de las más curiosas es La Sauna Cultural, Kulttuurisauna, una pequeña en la ribera del río Hakaniemi, donde se organizan diferentes eventos culturales, desde recitales de poesía hasta conferencias (¡mientras se está en la sauna, claro!).

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon