Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

De Madrid a Riviera Nayarit: cinco hoteles maravillosos para caer en la tentación del lujo

Vanitatis Vanitatis 01/07/2016 Ángeles Castillo

Salimos de viaje transoceánico con destino a ese lugar paradisiaco en México que se llama Riviera Nayarit y no es Puerto Vallarta, pero por poco. Cruzamos al país vecino por el oeste para desembocar en Praia da Rocha, en el Algarve de Portimâo. Ponemos rumbo al noroeste hasta dar con el fronterizo y termal Monfortinho, casi Cáceres. Y desembocamos finalmente en los oasis sin palmeras de nuestras bulliciosas Madrid y Barcelona. Los hoteles que vienen a continuación son una tentación en la que caer. Como si fueran una piscina infinita.

1. Imanta Resorts, en Riviera Nayarit (México)

Las emociones aquellas de 'El amor en los tiempos del cólera', lo que destilan las novelas de Gabriel García Márquez, haciéndose hotel, pero no un hotel al uso, sino otra cosa, tan exótica... Solo hay que ver que está en medio de 100 hectáreas de selva tropical y con tres kilómetros de playa privada, rodeado de las montañas de Sierra Vallejo, que es reserva de la biosfera, dentro de la Sierra Madre Occidental. Un lujo mayúsculo. No, Imanta no es un edificio ni una mansión, sino que se descompone en diez casas y dos casonas de piedra según la arquitectura tradicional.

Una habitación del increíble Imanta abierta al mar, al océano Pacífico © Proporcionado por Glamouratis Una habitación del increíble Imanta abierta al mar, al océano Pacífico

Riviera Nayarit, ese paraíso al norte de la bahía más grande de Latinoamérica, Bahía Banderas, entre Litibu y Sayulita, la capital del surf, tiene estos delirios. Se nos hace muy literario. Y desde luego no podía ser más apetitoso ni tener un espíritu más eco (techo verdes, productos sostenibles, sistema de ahorro de energía). El lugar soñado para hacer una caminata por la selva, surcar los mares en kayak o pescar, y luego entregarse a los placeres de la buena mesa de sus restaurantes The Catch y Tukipa (hortalizas orgánicas, mariscos locales, carnes 'premium' y frutas exóticas) y una terraza de impresión, el Observatorio. Busca artesanía de la etnia huichol y no dejes de avistar a las ballenas ni de seguir la pista a las tortugas. Jamás lo olvidarás.

Así es el Imanta, a pie de playa paradisiaca © Proporcionado por Glamouratis Así es el Imanta, a pie de playa paradisiaca

Otros lujos: vistas al océano Pacífico, habitaciones con terraza privada, 'jacuzzi' y piscina privada.

Precio: desde 522 euros.

Dónde: Punta Mita. Nayarit (México).

2. Bela Vista, en Praia da Rocha (Portugal)

Al sur de Portugal, en ese territorio marítimo que es el Algarve, a barlovento, se encuentro el hotel más bonito de Portugal y uno de los 20 más bonitos de Europa según la cadena de televisión americana CNN. No hacía falta que nos lo dijeran; basta con verlo y tal vez con saber que es un palacio en la paradisiaca (y turística) Praia da Rocha, la playa 'de la roca' de Portimâo, en el distrito de Faro, al que nos llevan los pies, ellos solos, desde Ayamonte y oyendo fado (por las tabernas).

El Bela Vista, un palacio junto al mar © Proporcionado por Glamouratis El Bela Vista, un palacio junto al mar

Además, el Bela Vista tiene solera porque fue el primer hotel en abrir en el Algarve (1934). Con techos de madera pintados, mosaico de todos los colores subiéndose por las paredes, una piscina exterior rodeada de palmeras y vistas al océano Atlántico, le sobra el encanto de los hoteles de antes que han sido reinterpretados ahora, en este caso por Graça Viterbo. Es solo para adultos.

La decoración exquisita del Bela Vista © Proporcionado por Glamouratis La decoración exquisita del Bela Vista

Otros lujos: la cocina del restaurante VISTA (con mayúsculas) o el spa by L'Occitane.

Precio: desde 204 euros.

Dónde: Av. Tomás Cabreira. Praia da Rocha. Portimâo (Portugal).

3. Ô Fonte Santa, en Monfortinho (Portugal)

Casi ya en España pero todavía en Portugal, en una tierra recóndita y tal vez pueda decirse que olvidada, se encuentra este hotel que solo podía ser termal estando como está en Monfortinho, que es villa balnearia en el distrito de Castelo Branco, a orillas del río Erjas, y de lujo. No en vano es un santuario consagrado al bienestar, casi un lugar de peregrinación al que acudir para librarse de grisuras y rutinas.

Desde la terraza verás el paisaje que nos une a Portugal © Proporcionado por Glamouratis Desde la terraza verás el paisaje que nos une a Portugal

En Ô Fonte Santa todo se inclina a la felicidad: el paisaje idílico, las termas, el restaurante Papa Figos, que te hará un repaso por la cocina regional del Alentejo con el consabido toque de autor, bajo las estrellas y con vistas a las montañas españolas. Las aguas termales bajan de la sierra de Penha García. Este bucólico rincón está a solo tres horas en coche desde Madrid, muy cerca de Coria (Cáceres). 

Este hotel portugués en la frontera española te ofrece un lujo muy natural © Proporcionado por Glamouratis Este hotel portugués en la frontera española te ofrece un lujo muy natural

Otros lujos: piscinas integradas en el paisaje, cascada y el Land-e-Scape Spa, sauna y baño turco en medio de la naturaleza.

Precio: desde 77 euros

Dónde: Praia de Porto Novo. Maceira (Portugal).

4. Gran Meliá Palacio de los Duques, en Madrid

El lujo elegante del Palacio de los Duques, junto al Teatro Real © Proporcionado por Glamouratis El lujo elegante del Palacio de los Duques, junto al Teatro Real

Acaba de abrir su puertas de par en par en el Madrid más histórico y artístico, junto al palacio de Oriente y el Teatro Real, allí donde el sol se ruboriza cada día antes de esconderse. El Gran Meliá Palacio de los Duques está donde estuvo el hotel Ambassador, en lo que fue el convento de Santo Domingo y el palacio de los duques de Granada de Ega y Villahermosa, que fueron para más inri coleccionistas de arte y miembros de la sociedad intelectual madrileña. Llegaron a donar un Velázquez al museo del Prado. Precisamente al pintor sevillano está dedicado este insigne edificio con fachada isabelina, siglo XIX, escalera de cine en hierro forjado y madera, jardín histórico y claustro con bóveda acristalada. Incluso la cocina, que es de vanguardia, ofrece especialidades mediterráneas agrupadas en diferentes estilos artísticos: barroco, naturalismo o dadaísmo. Eso en el restaurante Coroa, porque Montmartre 1889 se inspira en el mítico barrio y la Exposición Universal de París.

El homenaje de un hotel al gran Velázquez © Proporcionado por Glamouratis El homenaje de un hotel al gran Velázquez

Otros lujos: servicio de mayordomo, desayuno bufé privado, aromaterapia o tratamientos faciales con capullos de seda. 

Precio: desde 267 euros.

Dónde: Cuesta de Santo Domingo, 5. Madrid.

5. Grand Hotel Central, en Barcelona

Este gran hotel hará que nos traslademos a los felices años veinte, cuando los grandes viajeros y mercaderes vanguardistas de las ciudades más señeras del globo hacían parada y fonda de larga duración en estos edificios, algo que venía a ser tan singular y aventurero como viajar a bordo del ferrocarril. Este, en concreto, fue uno de los que primeros se construyeron en la vía Laietana, inspirados en la arquitectura racionalista que estaba de moda en Chicago.

El Gran Hotel Central, en el barrio gótico barcelonés, por dentro © Proporcionado por Glamouratis El Gran Hotel Central, en el barrio gótico barcelonés, por dentro

El Grand Hotel Central de BCN, en el barrio gótico, junto a la catedral y las antiguas murallas, cerquita del Born y a un paso de la playa, es hermano del Único y The Principal, los dos en Madrid. El interiorismo ha corrido a cargo de Sandra Tarruella e Isabel López. No hay que dejar de darse un homenaje en el City Restaurant con música (sesiones Live Music) y coctelería. ¿Qué tal pedirse un Mosco y Lola?

El Grand Hotel Central de Barcelona termina así, por todo lo alto © Proporcionado por Glamouratis El Grand Hotel Central de Barcelona termina así, por todo lo alto

Otros lujos: biblioteca, galería de arte, piscina infinita, un aclamado Skybar, con carta de cócteles y 'snacks'.

Precio: desde 232 euros.

Dónde: Vía Laietana, 30. Barcelona.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon