Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Del postizo a la faja: ¿es posible la naturalidad en la era Kardashian?

Vanitatis Vanitatis 02/02/2016 Marita Alonso

En un presente en el que tomar el 'selfie' perfecto puede ser el resultado de horas de repeticiones (olvídense de poner morritos, activar la cámara frontal de su iPhone y tomar un par de fotografías para lograr un rostro inmaculado), los 'hashtags'  #nomakeup #nofilter #noretouch se han convertido en los aliados con los que las famosas intentan hacernos creer que, como diría Beyoncé, “se despertaron así” de maravillosas. Ser natural ya no implica realmente serlo. El maquillaje natural de Kim Kardashian, según sus propias palabras, involucra “una base de maquillaje cubriente, 'bronzer' mate y detalles de 'contouring' alrededor de la nariz y las mejillas”. Lo que para muchas es el 'make up' de un sábado noche se convierte en el 'look' con el que Kim recoge el correo del buzón (finjamos que no tiene un asistente encargado de hacerlo).

¿Voy maquillada? En realidad, voy tuneada © Proporcionado por Glamouratis ¿Voy maquillada? En realidad, voy tuneada

Incluso la cómica Amy Schumer bromea con lo mucho que nos cuesta parecer naturales. “Me ha tomado 90 minutos estar así de mediocre”, anuncia en uno de sus monólogos. El 'backstage' de Victoria´s Secret ya no busca ojos ahumados, labios rojos que anuncian voluptuosidad ni pestañas imposibles. La naturalidad es la máxima del maquillaje pensado para los 'ángeles', pero ese resultado se consigue con tres horas de trabajo por cada una de las angelicales modelos. Antes escondíamos las fajas, pero ahora que Kim Kardashian ha afirmado ser incapaz de salir de casa sin su Spanx y entrena, cómo no, con su faja especial de entrenamiento (se encarga de recordárnoslo, al igual que sus hermanas, en cada 'selfie pre-workout'), decimos con tranquilidad que somos adeptas a los que antes eran secretos de armario.

Pero cómo ha cambiado el 'look' de entrenamiento en el gimnasio © Proporcionado por Glamouratis Pero cómo ha cambiado el 'look' de entrenamiento en el gimnasio

Para ver posados de alfombra roja ya tenemos las agencias de fotos. Para ver a las 'celebrities' en su día a día, tenemos Instagram y es ahí donde la naturalidad se impone como la máxima. Buscamos imágenes de las 'celebs' recién levantadas o de las modelos agotadas tras horas de entrenamiento (ya sabemos que con sus alas y la ropa interior con cristales incrustados están divinas, pero ansiamos saber cómo son sudadas). El problema es que incluso en sus momentos más naturales suelen estar mejor que nosotras en nuestros momentos de gloria, y este golpe de 'realidad' mina nuestra autoestima. La modelo Essena O'Neill puso en guardia al mundo al anunciar que su perfil de Instagram era una amalgama de poses y apariencias. Aparentaba llevar una vida saludable y perfecta cuando en realidad cada 'post' implicaba más de cien intentos y horas de maquillaje y ensayos de poses.

Parecía natural como la vida misma, pero se lo había trabajado a conciencia © Proporcionado por Glamouratis Parecía natural como la vida misma, pero se lo había trabajado a conciencia

Como Naomi Wolf señala en su libro 'The Beauty Myth', la sociedad nos vende una belleza impoluta imposible que es usada para castigar a la mujer por no conseguirla.

El 'look flawless' no es fruto del azar. “Hoy llevo una minifalda denim de Zara que me costó 50 euros. Mi suéter de 'cashmere' es de Uniqlo y cuesta 90 euros, mis medias negras de Hue cuestan 9 euros y mis botas de Zara cuestan 160 euros. Mi chaqueta es de la colaboración de Isabel Marant con H&M y cuesta 149 euros. Es decir, me ha costado casi 500 euros llevar hoy un 'look' natural”, explica Leandra Medine en su blog 'Man Repeller'. Kim Kardashian y Kylie Jenner son dos ejemplos de 'celebs' que venden una naturalidad peligrosa. Ambas se gastan verdaderas fortunas en su aspecto. Kim invierte más de 2.000 dólares al día en belleza. Cuando Kylie y Kim hablaban sobre la apariencia de los nuevos labios de la benjamina, Kendall Jenner se mostraba incómoda ante la obsesión que sus hermanas demuestran tener por sus físicos: “Ni siquiera entiendo la razón por la que os volvéis locas por esto o incluso habláis de ello. Nadie necesita hacerse nada porque todos somos bellos. No deberíais preocuparos tanto”, comenta Kendall Jenner en 'Keeping Up With the Kardashians'. Porque si hay una Jenner natural, esa es Kendall. Un maquillaje y pelo natural y unos labios finos ajenos a inyecciones, al igual que una silueta fruto del gimnasio, no del quirófano ni de corsés imposibles, hacen de ella un icono 'effortless' dentro del espectro postproducido de la fama. Cuando a Kylie le preguntan cuál es su icono de estilo, ella responde que Kim. Kendall apuesta por Rosie Huntington. Un 'selfie' de Kylie exige horas de maquillaje. Kendall puede prescindir de él. De hecho, fue gracias a un autorretrato como descubrimos que tiene pecas.

Las pecas de la benjamina de la familia © Proporcionado por Glamouratis Las pecas de la benjamina de la familia

Pero cuidado: parecer natural (porque serlo ya es otro tema) no implica ni gastar dinero. Kylie intenta parecerlo, pero no lo consigue. Con su 'look' de 'gym' con pulseras doradas, bolso de Hermès, conjunto de Superdry, deportivas de API y gafas de Dior, nadie pensaría que ha tardado dos minutos en salir de casa. Mientras tanto, Kendall apuesta por un 'look' de apariencia 'effortless', pero que también haría daño a la cuenta corriente de cualquier mortal. Su jersey de cuello vuelto de Aritzia cuesta 295 euros, sus 'leggings' de Elizabeth & James, 920 euros, su 'bucket bag' de Fendi asciende a 675 euros (al que hay que sumar el 'furry charm' de Fendi de 295 euros), sus gafas de sol de Watts cuestan 195 euros y su bolso de Saint Laurent, 697 euros.

Tan sencillas y naturales para ir al súper © Proporcionado por Glamouratis Tan sencillas y naturales para ir al súper

Lo mismo ocurre cuando ambas abogan por 'looks' de apariencia natural. Kylie posa con un 'body' de American Apparel y un bolso de Hermès en actitud 'effortless', pero no lo consigue, mientras que su hermana lleva un 'look' que podría parecer fruto de la improvisación, pero que en realidad es una obra de estilismo. Minivestido de 184 euros de Rachel Pally, abrigo de TY-LR de 370 euros, bolso Hermès de 22.500 euros, gafas de Saint Laurent de 300 euros y deportivas de Celine hacen de su 'look' sencillo una verdadera inversión. 

Se ha puesto lo primero que ha encontrado en el armario © Proporcionado por Glamouratis Se ha puesto lo primero que ha encontrado en el armario

Ni la belleza ni la moda 'effortless' lo son realmente. Pero todavía quedan 'celebrities' realmente naturales, como Kristen Stewart. Basta ver un 'look' de la actriz de 'street style' para poder por fin identificarnos con ella. En sus imágenes no veremos ni rastro de maquillaje, ni moños estratégicos ni 'looks' impolutos. Lo mismo ocurre con Emma Watson. Con su abrigo de Tabitha de 100 dólares y su top blanco de TIBI (de acuerdo, cuesta casi 400 euros…), la actriz demuestra que su 'look' le da bastante igual. El bajo de sus pantalones no ha sido colocado milimétricamente, no se ha pasado horas maquillándose y no hay ni rastro de los morritos que las famosas han adoptado como arma de defensa al pasear por las calles. Incluso Amy Schumer bromeaba en el programa de Ellen DeGeneres acerca de lo conscientes que son las famosas de ser fotografiadas constantemente, razón por la cual ni siquiera son capaces de descansar su rostro un segundo. En el show mostraba una imagen junto a Dianna Agron en la que Amy aparece gesticulando mientras la actriz carece, a su lado, de expresión alguna. “Ella no se movió durante toda la noche porque sabe que le están haciendo fotos. Como es evidente al ver mi imagen, no es mi caso. Me di cuenta de que mi cara de normalidad parece una calavera y que tengo papada”. 

Taylor Swift con su gato: una de las fotos con más 'like' de la estrella © Proporcionado por Glamouratis Taylor Swift con su gato: una de las fotos con más 'like' de la estrella

Entonces, ¿parecer natural es cuestión de tener dinero  y de invertirlo en ropa que aparente normalidad? ¿Se puede ser normal con 'looks' que cuestan miles de euros? Stella McCartney parece tener la respuesta. “Creo que con la actitud adecuada y con la ropa correcta consigues una naturalidad sexy. Si te sientes cómoda con tu 'look', consigues ser natural”. Quizás esa sea la razón por la que Kylie, cuya ropa no le permite movimiento alguno, no parezca un buen ejemplo 'effortless' cuando su hermana Kendall, cuyos 'looks' pueden duplicar su presupuesto, sí lo parece. Pero lo que está claro es que buscar un maquillaje natural, un maquillaje que parezca fruto de la ausencia del mismo, encierra una paradoja que el mundo de los 'selfies' y de las 'celebrities' en su día a día han desatado. Al fin y al cabo, las fotos con más 'like' del 2015 cuentan con imágenes de Taylor Swift y su gato, Beyoncé con su hija sin maquillaje y Demi Lovato junto a Selena Gomez poniéndose bizcas. Queremos normalidad, pero una normalidad perfecta. Problemas del primer mundo.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon