Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Depilación láser en verano: es posible y te contamos cómo hacerlo

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 09/08/2017 Claudia del Águila

Llevas todo el invierno pensando que deberías hacerte la depilación definitiva y así olvidarte para siempre jamás de los antiestéticos pelos. Sin embargo, siempre había algo más importante y nunca encontrabas el momento. Cuando no tenías demasiado trabajo, habías quedado con una amiga en apuros o no podías saltarte la clase de inglés. Y así fueron pasando los meses y la cuchilla se encargó de librarte de ajusticiar tu excedente velluda. Pero ahora eres más consciente que nunca de que tu estresada estrategia fue “pan para hoy y hambre para mañana”. Te libraste puntualmente del vello, pero no atajaste el problema de raíz. Y resulta que ahora es cuando más tiempo libre tienes, pero siempre has escuchado que la depilación láser nunca se puede llevar a cabo en verano. Así que vuelves a mirar de soslayo y con hartazgo a tu vieja amiga, la cuchilla de afeitar. Pero antes de que alargues la mano hacia ella, hay algo que tal vez deberías saber.

Verano sin pelos

Si optas por hacerte la depilación láser podrás estar unos dos meses libre de vello aproximadamente. Por lo tanto, es ideal para pasar el verano sin volver a pensar en la depilación. Piensa que el septiembre también podrás hacer alguna escapada a la playa o a la piscina.

Las zonas ocultas no conocen el bronceado

Si, por ejemplo, quieres librarte del vello que asoma por las axilas, puedes hacerlo con total tranquilidad, pues al ser parte de tu anatomía que no se expone al sol, no tendrás que preocuparte por si estás o no estás bronceada.

El problema del bronceado

¿Por qué no se puede hacer cuando tienes cierto color? Lo que ocurre es que cuando te da el sol, se activa la melanina y esta impide que la luz láser llegue bombardear la raíz del pelo. Además, eres más proclive a las irritaciones. Sin embargo, existen alternativas, como por ejemplo esperar entre diez y cinco días sin broncearse antes de acudir al centro.

Fíjate en qué aparato emplean

Los láseres que trabajan a ráfagas intermitentes provocan que la piel se caliente menos y por tanto se pueden emplear con más seguridad durante el verano, aunque también deberán de contemplarse las mismas medidas de seguridad: no broncearse ni antes ni después de la sesión.

Emplea una crema postdepilatoria

© Externa

Son ideales para evitar las irritaciones. En la mayoría de los centros, te ofrecerán un producto adecuado y si quieres comprarlo por tu cuenta, lo mejor será que optes por uno que lleve aloe vera.

Tras la sesión

Tendrás que esperar un tiempo para ir a la playa o a la piscina. Lo mejor es que consultes con la dermatóloga del centro al que acudas cuál es el tiempo de espera óptimo. Al tener la piel más sensible por el tratamiento láser, podrían salirte manchas al tomar el sol. Por último, cuando lo hagas, escoge una protección alta para evitar irritaciones.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon